Reconocimiento facial para salvar a los cerdos chinos

Reconocimiento facial para salvar a los cerdos chinos

Imagen: Yingzi Technology

El reconocimiento facial es ya familiar para los usuarios de smartphones de alta gama que utilizan esta tecnología para funciones que van desde el desbloqueo de la pantalla a la realización de pagos. Sin embargo, sus aplicaciones van mucho más allá y esta tecnología es clave para adoptar medidas de seguridad en lugares de gran tránsito como aeropuertos o congresos, para realizar diagnósticos sanitarios, afinar en campañas de marketing o, incluso, para desarrollar técnicas de monitorización y calificación social, como en el caso de China. Pero no pensemos que el reconocimiento facial solo se aplica a rostros humanos: uno de sus más novedosos usos se basa en el escaneo de rostros de cerdos. De cerdos chinos.

del reconocimiento facial se aprovechan hasta los andares

Un estudio realizado en junio de 2016 estimó que, para el año 2022, el mercado global de reconocimiento facial generaría más de 9.000 millones de euros de ingresos, pero no sabemos si este espectacular aumento tenía en cuenta su uso en granjas de cerdos. Porque, por lo que parece, con esta tecnología pasa como con los cerdos, que se aprovechan hasta los andares.

Este simpático y sabroso animal (que nos perdonen los vegetarianos) es muy consumido en China, que cuenta con una población de más de 400 millones de cerdos. Las alarmas han saltado ante la extensión de la fiebre porcina africana, una enfermedad mortal e incurable que está amenazando el suministro de esta carne en el país.

cerdos en peligro

Como sucede con frecuencia, la crisis de unos es el beneficio de otros y, así, grandes empresas tecnológicas chinas como Alibaba o Yingzi Technology se han puesto manos a la obra para desarrollar las “granjas del futuro” que, además de contribuir a la mejor crianza de la piara, contribuyen a contener la extensión de la enfermedad que está poniendo en peligro el consumo de productos porcinos.

Una de las tecnologías que se están aplicando es la del reconocimiento facial, que permite detectar a animales enfermos antes de que contagien a otros. La empresa JD.com, por ejemplo, ha desarrollado un sistema que escanea el sexo del cerdo, hocico, ojos y orejas, y según la compañía, permite detecta si el animal está enfermo e, incluso, puede ser capaz de diagnosticar la enfermedad que sufre.

Suena bien, pero la realidad es que, al margen de la necesidad de afinar más los resultados, es difícil aplicar esta tecnología de forma eficiente porque la inmensa mayoría de las granjas chinas de cerdos son de pequeño tamaño, de no más de 200 animales. Como todo en China, las cifras marean: estamos hablando de 26 millones de granjas.

Ante esta extraordinaria dispersión y reducido tamaño de las explotaciones ganaderas, es complicado que se puedan rentabilizar técnicas de reconocimiento facial de cerdos que son muy costosas. De momento, el gobierno de ese país no tiene claro cómo puede impulsar la adopción de la tecnología entre los granjeros y se está concentrando en las explotaciones porcinas más grandes.

cerdo

animales bajo la mirada del gran hermano

El cerdo no es el único animal cuya jeta está siendo escudriñada por la tecnología de reconomiento facial. Tal como ya contamos en Nobbot, The New York Magazine ha recopilado algunas de estas soluciones, escogiendo entre las más prometedoras y originales. Uno de los proyectos más interesantes y ambiciosos es ‘GoGo Chicken’. Ha sido desarrollado por la compañía de seguros china (cómo no)  ZhongAn Online. La idea es utilizar el reconocimiento facial para distinguir a los pollos. En África, se utilizan también sistemas de reconocimiento facial para catalogar miles de leones y mantener su población bajo control.

Por citar un caso más próximo, en Noruega, una compañía está utilizando un sistema de reconocimiento facial para distinguir a millones de salmones del Océano Atlántico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *