¿Un camarero robot al que pedir una de bravas? Pronto en Madrid

¡Eh, robot, una de bravas y unos chopitos! Llegan los camareros de metal a Madrid

Estamos acostumbrados a hacer ese mítico gesto que todos conocemos para pedir la cuenta. Levantamos la mano y, simulando que escribimos algo, logramos llegar a un entendimiento inmediato con el camarero que nos esté atendiendo. Está claro que en la hostelería también existe un lenguaje no verbal que todos comprendemos pero… ¿ocurriría lo mismo si nuestro camarero durante la velada fuera un robot? Lo cierto es que podremos comprobarlo muy pronto porque Madrid acogerá antes de fin de año el primer restaurante de España íntegramente atendido por androides.

¡Camarero robot, la cuenta!

Marius Robles, creador de Reimagine Food, adelantó la noticia para EFE aunque sin confirmar aún los detalles. No sabemos qué tipo de comida servirán nuestros amigos los robots ni dónde se emplazará esta nueva experiencia gastronómica para la que tendremos que esperar unos meses. Sobre lo que sí se ha pronunciado Robles es sobre el enorme impacto que tiene la robotización en el mundo de la hostelería.

Avalado por unos 500 restaurantes de todo el mundo en los que los comensales ya pueden entrar en contacto directo con estos camareros robots, Marius Robles quiso resaltar, en las jornadas Restaurant Trends del congreso de innovación en hostelería HIP, que ya existen androides capaces de hacer pizzas deliciosas, hamburguesas sin un solo detalle o preparar 3 cafés en apenas unos segundos.

Algo que no pretende quitar mérito a los seres humanos pues, tal y como reconocía el propio Robles, los robots no pueden sustituirnos, por ejemplo, a la hora de realizar cocina creativa. Aunque son rápidos y eficaces, no han llegado a alcanzar esa imaginación estratosférica y ese mimo que nosotros ponemos en determinadas cosas, lo sentimos por ellos.

Una forma de aumentar la productividad

Los dos motivos principales por los que muchos apuestan por restaurantes totalmente automatizados son la alta productividad y el bajo coste. La tecnología se ha abaratado de forma considerable en los últimos años y los robots son capaces de realizar un gran número de tareas de forma eficiente y veloz. Los comensales ya pueden pedirle una cerveza o un vino a un camarero robot en países como China, Japón, Estados Unidos y, por lo que parece, muy pronto España se unirá a esta lista.

¿Nos quitan el trabajo?

El recelo que muchos sienten ante la automatización de las tareas tiene mucho que ver con esa idea de que los robots han venido para quitarnos el trabajo. Sin embargo, a pesar de que los robots son capaces de realizar determinadas tareas de forma absolutamente mecánica, sus algoritmos aún no les permiten contextualizar o tener pensamiento crítico. Por eso, y aunque muchos piensen lo contrario, los robots han llegado para complementar nuestras funciones pero, en ningún caso, para sustituirnos, al menos de momento.

Además, esta revolución tecnológica que se está experimentando en prácticamente todos los sectores da lugar a nuevos perfiles profesionales. Tal y como contaba para Nobbot Lorena Jaume-Palasí, cofundadora y directora ejecutiva de la organización AlgorithmWatch, «esos sistemas conllevan a su vez nuevos perfiles laborales capaces de supervisar y hacer uso de esas tecnologías. Ello creará a su vez nuevos puestos de trabajo y la necesidad de una formación laboral continuada. Si algo nos ha enseñado la historia de la tecnología es que toda pérdida de trabajo va a su vez acompañada por la creación de nuevos perfiles laborales».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *