ROS Film Festival vuelve con nuevos robots como protagonistas

ROS Film Festival vuelve con nuevos robots como protagonistas

Tras el éxito cosechado en su estreno, se acaba de presentar la segunda edición del Robotic Online Short Film Festival (ROS Film Festival). Así, el primer concurso internacional de cortometrajes protagonizados por robots mantendrá abierto hasta el 30 de junio el plazo de presentación de cortometrajes candidatos, a través de la web del Festival.

ROS Film Festival celebrará su segundo aniversario en 2018 ampliando aún más sus horizontes e intentando afianzarse como uno de los máximos referentes del cine de ciencia ficción y robótico a nivel mundial.

Hasta el 30 de junio, todos los interesados pueden inscribirse para presentar sus cortometrajes al concurso. Después, en julio, se fallarán los premios en el marco de unas jornadas dedicadas al cine, la comunicación y la robótica. El evento tendrá lugar en Las Naves (en Valencia), donde se darán cita grandes profesionales del cine y la tecnología.

No obstante, para la entrega de premios habrá que esperar hasta octubre, cuando ROS Film Festival viajará hasta Madrid para participar en el IROS 2018, el mayor encuentro internacional de robots y sistemas inteligentes.

I Edición del ROS Film Festival

El Robotic Online Short Film Festival (ROS Film Festival) nació en 2016 como el primer festival online de cortometrajes con temática robótica y con el objetivo de convertirse en un festival online de referencia. La primera edición fue todo un éxito,se presentaron 56 cortometrajes de 16 países diferentes. Finalmente, participaron un total de 50 trabajos con un punto en común, que uno de los actores que apareciera en los cortos fuera un robot. Los cortos que se presentaron lo hicieron en una de las dos categorías del festival: Fictional Robots y Real Robots.

cine, ciencia y tecnología

En los últimos años, la producción de largometrajes con temática robótica ha tenido un especial auge, debido en gran parte a la evolución tecnológica de los propios robots, pero también a que la relación entre humanos y máquinas se ve más cercana y forma cada vez más parte del imaginario social.

Además de establecer un nuevo espacio de diálogo entre arte, ciencia y tecnología, uno de los principales objetivos del ROS Film Festival es, según explican sus impulsores en la web del festival, poder dilucidar cómo va conformándose ese imaginario, haciendo reflexionar a creadores y espectadores acerca de una sociedad no tan lejana, donde compartamos el día a día con robots sociales, aquellos que son capaces de interactuar y empatizar con humanos o entre ellos mismos.

Por ello, impulsan el contacto directo entre los mundos del cine y la robótica para la creación de obras que nos inviten a reflexionar. Por ello, el ROS Film Festival pretende promover la colaboración de iniciados o profesionales del cine y la robótica en proyectos conjuntos como es la realización de un cortometraje.

Además, internet es el medio perfecto para la exhibición del ROS Film Festival. Y su potencial para compartir y generar conocimiento, garantiza que el festival se desarrolle en un ámbito internacional, accesible, interactivo y colaborativo, al tiempo que servirá para configurar una gran base de conocimiento organizado sobre las utopías y distopías que despierta la robótica en el imaginario social contemporáneo.

Pero sus organizadores quieren ir más allá. ¿Veremos a robots comiendo palomitas como espectadores de futuras ediciones del ROS Film Festival?