"El coronavirus ha puesto a prueba al turismo y a su resiliencia"

Sara Mestre (Eurecat): «Los turistas volverán aunque no como en años anteriores»

turismo

El turismo es uno de los sectores que se han visto más afectados con la crisis del coronavirus. El cierre de fronteras nos ha obligado a prescindir de una importante fuente de ingresos que, a medida que avanza la desescalada, va viendo la luz al final del túnel.

Y es que, apenas quedan unos días para que España abra sus fronteras con el resto de países de la Unión Europea. Aún así, las consecuencias de esta crisis ya han comenzado a notarse y el sector se ha visto abocado a reinventarse, con el único objetivo de ofrecer un servicio mejorado y la confianza necesaria para el retorno de los turistas. Sara Mestre, miembro del Departamento de Innovación Turística del centro tecnológico Eurecat, nos cuenta cuáles son los principales retos que se plantean en este nueva normalidad que, tímidamente, ya se asoma.

-El coronavirus ha cambiado nuestras vidas por completo, pero, ¿cómo está afectando concretamente al mundo del turismo?

El coronavirus ha comportado una paralización total del sector, generando afectaciones en el propio dinamismo de la actividad. ¿Quién se iba a imaginar una Semana Santa sin turistas? Especialmente, ha afectado al empleo con un impacto social relevante que irá más allá del turismo. Cabe tener en cuenta que una gran parte de la industria turística está sustentada por pymes y que el turismo se caracteriza por ser una actividad donde el capital humano es clave. Además, este parón forzoso ha puesto a prueba al sector y a su capacidad de resiliencia. Como toda situación de crisis nos ha llevado a reflexionar acerca de cómo estábamos haciendo las cosas hasta ahora para reorientarlas y adecuarlas al nuevo contexto.

El turismo poco a poco se está reactivando, de forma escalonada, y los turistas volverán, aunque parece que no lo harán como los años anteriores, al menos durante el fin del confinamiento y hasta la inmunización al virus. Nos encontramos frente a un nuevo paradigma al cual el sector debe adaptarse.

– ¿Hasta qué punto cambiará la experiencia del turista? ¿Cuáles serán los puntos más llamativos de la nueva normalidad a la que ellos también tendrán que acostumbrarse?

La seguridad sanitaria y la confianza son aspectos que tomarán un mayor protagonismo entre las preferencias de los turistas a la hora de viajar. Además, la sostenibilidad y responsabilidad serán valores más latentes en el comportamiento de los turistas y priorizarán experiencias transformadoras y orientadas al bien común. También se apunta una mayor predisposición por los espacios abiertos y actividades al aire libre o en un entorno natural dado el nuevo condicionante de distanciamiento social.

Muchos destinos y negocios ya se están adecuando a ello con el desarrollo de nuevas estrategias y productos, así como siguiendo los nuevos protocolos de higiene y salud.

«La seguridad sanitaria y la confianza son aspectos que tomarán un mayor protagonismo entre las preferencias de los turistas a la hora de viajar»

– ¿Cuándo podrá reactivarse realmente la actividad turística? ¿Está perdida la temporada de verano en nuestro país?

La incertidumbre de la situación actual y el desconocimiento de cómo se comportará la pandemia en los próximos meses dificulta prever cómo será el turismo y su dinamismo. Los avances en las medidas de seguridad sanitaria que se desarrollen y las normativas que se aprueben, así como las nuevas restricciones, marcarán la reactivación de la actividad turística. Esta dependerá también de la respuesta de reacción de la demanda, de la realidad turística de cada destino y de los factores a los que son sensibles. Algunos se verán más afectados que otros, como, por ejemplo, aquellos donde los mercados emisores internacionales representan un mayor volumen entre sus clientes.

No hay duda de que el deseo de viajar volverá, ya que se ha convertido en una forma de vida, y la actividad se restablecerá, tarde o temprano.

Turismo seguro ante la pandemia

-Con la intención de garantizar la seguridad de los consumidores, se han planteado numerosas soluciones como las máquinas de ozono o las mamparas de metacrilato. ¿Son suficientes para que los turistas puedan disfrutar de sus vacaciones de forma relajada?

Hoteles, restaurantes, campings, guías turísticos y otras actividades cuentan ya con protocolos de higiene y salud específicos con recomendaciones y soluciones a implementar para minimizar el riesgo de contagio, del mismo modo que muchas instituciones han creado sus propios protocolos. Si el sector muestra una capacidad de respuesta ágil y rápida en cuanto a la adopción de estas medidas de higiene y seguridad sanitarias y comunica lo que hace para lograr esa seguridad, creará confianza para poder disfrutar de las vacaciones de forma relajada.

– ¿Es la tecnología un gran aliado para el turismo de cara al futuro más cercano? ¿Será las tecnologías que nos ayuden a respetar las medidas sanitarias un plus de confianza que atraerá a los turistas?

Sin lugar a duda. En los últimos tiempos la tecnología ya se ha apuntado como un gran aliado del turismo. La situación actual que fuerza al sector a la búsqueda de soluciones para dar respuesta al nuevo escenario comportará una proliferación de la digitalización. Muchos procesos se podrán adaptar con mayor eficiencia y seguridad haciendo uso de la tecnología. Una acción sencilla a implementar es, por ejemplo, la digitalización de las cartas de los restaurantes que pueden ser consultadas vía un código QR. También empieza a ser habitual la automatización de los procesos check-in y check-out en los hoteles, así como el pago con contactless. Queda claro que las posibilidades que ofrecen las herramientas como el 5G, la realidad virtual y aumentada, el blockchain, entre otras, son múltiples. En Eurecat contamos con un gran número de capacidades científico-tecnológicas, susceptibles de aplicarse en el sector turístico con el doble objetivo de innovar y de incrementar los niveles competitivos.

turismo

– ¿Es el turismo nacional el bálsamo que podría aliviar la enorme crisis que atraviesa el sector? ¿Hará el coronavirus que comencemos a viajar más dentro de nuestras fronteras?

El turismo nacional se señala como el que se recuperará con mayor celeridad en comparación con el internacional dadas las limitaciones en movilidad, las medidas para la gestión de flujos de personas y la necesidad de una mayor sensación de control. En los próximos meses, los turistas preferirán desplazarse cerca de casa, utilizando su propio vehículo. Por eso, se considera que aquellos destinos o servicios con una mayor orientación al turismo doméstico presentarán una recuperación más ágil.

En los próximos meses, los turistas preferirán desplazarse cerca de casa, utilizando su propio vehículo

-Es probable que, ante el hecho de que nuestro país ha sido uno de los que ha registrado más contagios, los potenciales turistas sientan miedo y elijan otros destinos. ¿Qué podemos hacer para cambiar esta imagen internacional que ahora proyectamos?

La sensación de seguridad que se transmita va a ser fundamental, ya que se visitarán aquellos sitios que generen una mayor confianza. Para revertir la percepción de la imagen, los agentes turísticos deberán replantear su estrategia de promoción. De hecho, muchas de las acciones que se han desarrollado con celeridad desde la proliferación de la pandemia han sido en marketing y comunicación, con el objetivo de mantener su posicionamiento en el top of mind de la demanda. Activar mensajes de tranquilidad y mostrar cierta flexibilidad y empatía resulta clave para poder generar confianza y volver a atraer turistas.

– ¿Cuánto tiempo tendremos que esperar para que el turismo vuelva a alcanzar las cuotas que registraba antes de la crisis del coronavirus? ¿Qué huellas dejará en uno de nuestros sectores más importantes?

Las llegadas de turistas internacionales han caído un poco más del 20 por ciento durante el primer trimestre de 2020 según datos de la Organización Mundial del Turismo. Una caída que se estima que podría fijarse entre el 58 y el 78 por ciento en el conjunto del año, dependiendo de la contención y duración de las medidas y restricciones adoptadas. La incertidumbre del momento dificulta la realización de predicciones precisas sobre la recuperación del turismo. Nadie dispone de la bola de cristal para prever con exactitud cuándo podremos volver a experimentar niveles de actividad como los que teníamos previamente a la pandemia. Sin embargo, muchos expertos coinciden en que hacía finales de año se volverá a recuperar el turismo internacional, pero sobre todo será en 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *