Cómo seguir conectado y sobrevivir hasta enero si odias la Navidad - Nobbot

Cómo seguir conectado y sobrevivir hasta enero si odias la Navidad

Vaya por delante que en nobbot NO odiamos la Navidad. Como en esos agrios debates «tortilla de patatas, ¿con o sin cebolla» o «¿debió ser despedido Lopetegui como seleccionador nacional?», preferimos mantener una prudente neutralidad, dado que son temas muy espinosos, levantan ampollas y hieren muchas sensibilidades, de uno y otro lado. En todo caso, podemos entender que haya quien deteste ese constante soniquete de jingles y villancicos, quien sufra casi de desprendimientos de retina por el brillo de las luces callejeras, quien no vea la necesidad de juntarse con amigos y familiares a los que no ve el resto del año o quien crea que tiene poco sentido gastarse en un mes en regalos y cenas lo que se lleva ahorrando desde marzo. (Quizá sea necesario recordar de nuevo que NO odiamos la Navidad).

La cuestión es que, si ya era complicado sobrevivir a estas fechas cuando no estábamos conectados por tierra, mar y aire, qué decir ahora, que nos bombardean a wasaps, tuits, emails, vídeos, fotos o memes sobre lo fantástica que es «la «mejor época del año». Pensando en ti, amigo o amiga que preferirías hibernar y despertarte de nuevo el próximo 7 de enero, aquí van algunas ideas para sobrellevar y superar con cordura estas fechas taaaan entrañables.

SIGUE A LOS QUE, COMO A TI, NO LES GUSTA LA NAVIDAD

@Scrooge
¿Quién no conoce a Ebenezer Scrooge (@Scrooge), el protagonista de «Cuento de Navidad»?

Porque no es justo que te tengas que desconectar de tu vida digital para dejar de sufrir en estos días, un buen comienzo para dejar de hiperventilar puede ser resetear tus perfiles de redes sociales, bloquear a todos esos amigos y conocidos que llenan tu timeline de fotos y mensajes de «paz y amor» y seguir, al menos en estas fechas, a otros que compartan contigo esa escasa afición por los árboles de Navidad, Santa Claus, Los Reyes Magos, el mazapán o los turrones.

Es tan fácil como meter hashtags como  #odiolanavidad o #hatechristmas en Twitter, Facebook o Instagram y verás que hay miles, millones de personas, tan alérgicas como tú al espumillón y a los señores de rojo que conducen trineos con renos. Uníos, compartid experiencias, haced grupos de apoyo, mandaos mensajes como si fuera… ¿febrero?

Por otro lado, si hay un famosete que a todos se nos viene a la cabeza cuando se habla de odiar la Navidad, sin duda ese es Ebezener Scrooge, el protagonista del «Cuento de Navidad» de Charles Dickens. Venga, reconócelo: eres muy fan de ese viejo gruñón. Es cierto que la cuenta «verificada» de este personaje en Twitter ha estado un tanto abandonada en los últimos años. No seas tímido, haz piña con otros «anti» como tú y volved a hacerla rebosar de nuevos seguidores; a lo mejor conseguís ser TT.

Además, también está en Facebook. Dale un like y, quién sabe, a lo mejor el bueno de Ebezener se olvida de todos esos «humbug» de los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras y retoma el lado oscuro de la fuerza.

Y, por supuesto, el Grinch, ese amoroso y peludo ser de color verde que quiere robar la Navidad y que vuelve a estar más de moda que nunca, ahora que se estrena una nueva película dedicada a sus andanzas. ¡Bien! Ahora sí que podrás ir al cine sin tener que vomitar las palomitas mientras disfrutas como nunca de esa nueva versión de Clara y el Cascanueces venciendo al Rey de los Ratones.

ABRE UN canal de youtube PARA «HATERS» DE LA NAVIDAD

¿Has pensado alguna vez en convertirte en blogger? O mejor, ¿en empezar una carrera como youtuber? Pues quizá estas vacaciones sean el momento perfecto para iniciar esa carrera al estrellato online que ni sabías que querías y podías emprender. Porque créeme, querido amigo o amiga, entre los «haters» de la Navidad hay un filón de followers que pueden convertir tu canal en el éxito de estas fechas.

Youtuber Navidad
Escapa de la Navidad abriendo tu propio blog o canal de YouTube.

Si no sabes cómo  hacerlo, hay multitud de tutoriales en la web que te enseñarán cómo abrir tu propio canal y subir tu primer vídeo en pocos minutos. Lo más difícil, el tema, ya lo tienes, porque además lo tienes muy interiorizado. A partir de ahí solo tienes que perder la timidez y empezar a compartir con otros experiencias sobre esas fiestas familiares que tanto detestas, el empacho de pavo, o esos ejercicios de relajación con los que superas estos duros momentos. Seguro que abrirás un hilo de comentarios tan largo como te resultan estos festejos.

Pero vayamos al grano. Nunca he abierto un canal de YouTube, ¿cómo lo hago? Como apuntábamos, tutoriales hay cientos, y hasta miles, aunque desde un punto de vista puramente formal podemos empezar por seguir las indicaciones que se nos hacen a los principiantes en estas lides desde el propio área de soporte de Google.

A partir de ahí, los estrategas digitales como Franck Scipion aconsejan emplear algún tiempo en aspectos tales como la elaboración de tu perfil -piensa que quieres crear una comunidad y que para ello necesitas generar una afinidad que empieza por el conocimiento-; la elección de la url de tu canal -en la que debe quedar muy claro el objeto del mismo, eligiendo esa palabra clave por la que quieres ser buscado y encontrado por su potencial audiencia-; o el diseño del look & feel de tu espacio -para lo que la misma herramienta de YouTube proporciona plantillas muy útiles para legos en la materia-.

Puesto el escenario, llega lo complicado: alimentarlo. La gran ventaja que brindan los tiempos del «todo conectado» es que hay múltiples vías para convertir tu inspiración en imágenes y llenar con ellas tu canal, ya sea desde tu PC o portátil (gracias al uploader de YouTube), en directo a través de tu webcam, o directamente desde tu móvil.

Eso sí, recuerda que, aunque no seas un experto en SEO ni en vídeo marketing, has de tener en cuenta consejos tales como identificar bien los vídeos con nombres no genéricos y con palabras clave, añadiendo etiquetas e incluso subtítulos, si es que quieres que sean seguidos hasta por internautas de otras partes del mundo.

Y, por supuesto, genera contenido interesante, pero también con frecuencia, ya que el mundo online tiene una oferta muy amplia y, solo si fidelizas, lograrás un público leal y que te recomiende a través de la publicidad más efectiva: el boca a boca.

HAY ENTRETENIMIENTO MÁS ALLÁ DEL CINE DE NAVIDAD

Cine Navidad
El omnipresente cine de Navidad, pesadilla de los «haters».

En la era de la televisión a la carta, Netflix, HBO, Rakuten Wuaki, Amazon Prime Video o las plataformas de las «telecos«, una de las grandes pesadillas de los que no soportan estas fiestas es el omnipresente cine de Navidad.

Sea cual sea la pantalla que elijan, estará plagada de especiales de Santa Claus y películas familiares, nevadas y empalagosas . Si te gusta el entretenimiento audiovisual, ¿cómo huir de esta invasión de contenido navideño?

Afortunadamente, la amplia oferta existente en las distintas plataformas de video on demand hace que ahora sea mucho más sencillo huir de esas películas tan edulcoradas y empalagosas y optar por algo mucho más de nuestro estilo,… como un buen ciclo de terror.

También puede ser el momento para ponerte al día con tus series favoritas, a ser posible obviando los ya tradicionales episodios especiales que muchas de ellas emiten por estas fechas, con motivo de las fiestas navideñas. Si aún no has visto La Casa de Papel, primera serie española en ganar el Emmy al mejor drama internacional en la última edición de estos premios, estos días de sofá y mantita suponen una ocasión ideal para no quedarte sin ver ese título del que todo el mundo habla y que ya es la serie de habla no inglesa más vista en la historia de Netflix.

Otra opción puede ser la británico-estadounidense Snatch, de la que ya se ha emitido la segunda temporada en el canal Orange Series  y en la que intervienen los españoles Úrsula Corberó y Tristán Ulloa.

En definitiva, si no eres precisamente un fan de la Navidad, pero no quieres quedarte completamente desconectado  y «off» hasta enero, tienes opciones para sobrevivir sin sufrir demasiado de todo lo que rodea estos festejos dentro y fuera de Internet.

Y ánimo, recuerda que no eres tan raro/a ni estás solo/a.

Imagen principal | 477th Fighter Group

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *