Si eres un objeto y eres tonto, Universall puede ser tu solución

Si eres un objeto y eres tonto, esta puede ser tu solución

La futura extensión de la tecnología 5G en las redes de telefonía móvil promete la evolución desde el internet que conecta personas al internet que conecta todo. Así, el llamado internet de las cosas adquirirá una importancia esencial en el mundo futuro. Sin embargo, para que esta idea se convierta en realidad, hace falta que cualquier objeto pueda conectarse y aún estamos lejos de ello. Aunque quizás no tanto gracias a Universall, una plataforma de hardware y software pensada para dotar de inteligencia a “objetos tontos”, desarrollada por la empresa española Geeksme.

A veces parece que el internet de las cosas es algo destinado a las grandes industrias pero es el consumidor final el que más objetos con conexión a Internet va a comprar. Según Gartner, de los más de 20.000 millones de objetos conectados que habrá en 2020, cerca de 13.000 millones serán propiedad de los usuarios para uso particular.

universall proporciona conectividad

Cada vez más coches, frigoríficos, termostatos, cafeteras y dispositivos de todo tipo están en la red y, gracias a ello, podemos desde ahorrar en nuestro consumo energético a prever cuándo se estropearán.

Pero todos estos objetos nacieron inteligentes gracias a una conexión a internet que es la que permite compartir sus datos de rendimiento. Junto a estos alumnos aventajados del internet de las cosas, hay otros -muchos más- que no cuentan con la capacidad esencial para hacer carrera entre tanto cachivache inteligente: la conectividad.

Por ello es importante el desarrollo de dispositivos como Universall que, “permitirá que todo lo que nos rodea llegue a estar al servicio de la humanidad, captando información que ayude a usuarios y empresas en su día a día», explica en un comunicado el cofundador de Geeksme, Rodrigo Silva-Ramos.

universall

sensor universal

¿Pero en qué consiste este “sensor universal”? Pues Universall es un módulo de 2,8 centímetros de diámetro y 8 gramos de peso que combina sensores de movimiento, medioambientales y de localización, entre otros, con el uso de las tecnologías de comunicación más extendidos como Bluetooth, WiFi, LTE-M.

La compañía que ha desarrollado Universall promete que, gracias a las diferentes plantillas o modos de uso, es posible una “rápida personalización para construir infinidad de casos de uso en tiempo récord, incluso aquellos que no se hubiesen planeado desde un principio”

Universall es compatible con objetos cotidianos como ropa, puertas, sillas, cascos, mascotas, palas, colchones, botones o maletas, que son los que la compañía usa como ejemplos en su web.

Eso sí, de nada sirven los datos de los sensores que integran este dispositivo sin una plataforma que de Big Data que permita procesarlos para tomar decisiones. Esta plataforma estará disponible en diciembre de este año a partir de 40 euros para empresas.