Borja Echevarría, de El País: “Hay que distinguir información de opinión"

Borja Echevarría: “Hay que distinguir los hechos comprobados de la manipulación”

“Hoy en día es más importante que nunca separarse del ruido ensordecedor que provoca el acelerado flujo de noticias, distinguir los hechos comprobados de la manipulación y separar la opinión de la información”, según Borja Echevarría, director adjunto de El País. Para desmarcarse de esta mala práctica periodística que confunde hechos con opiniones, El País se ha unido recientemente a The Trust Project, una iniciativa en la que participan 20 organizaciones periodísticas con el objetivo de reforzar la confianza del público en los medios de comunicación a través de una mayor transparencia y rendición de cuentas pública.

Con la creación de una serie de indicadores de confianza y estándares digitales, este proyecto busca identificar y preponderar la información de calidad de medios rigurosos.

innovar para seguir el ritmo del mundo

En un reciente Encuentro Evoca, el periodista destacó también la necesidad de apostar por la innovación para que los medios de información puedan seguir el ritmo de un mundo que no para de moverse”. Para ello, es clave el aprendizaje constante.

Sabe de lo que habla Echevarría que, antes de llegar a El País, pasó cuatro años en Estados Unidos, donde cursó la beca Nieman-Berkman Fellow en Innovación Periodística, gracias a la cual pasó un año en Harvard y el MIT estudiando cómo la innovación tecnológica está cambiando las empresas tradicionales de medios.

mejor vete, cristina

“La estancia en Estados Unidos ha sido una gran experiencia y me ha aportado algo fundamental: aprender a entender la cultura audiovisual y perder los prejuicios en torno a la forma de abordar los temas y los formatos más adecuados para cada trabajo periodístico”, explica.

Un ejemplo de esta apuesta desacomplejada por nuevos formatos fue el podcastMejor vete, Cristina”, un trabajo de siete capítulos que cuenta la historia de Cristina Martínez, una inmigrante indocumentada mexicana en Estados Unidos que huyó de su país y de su marido, que la quería matar, y su esfuerzo para poner en marcha un restaurante, que finalmente la revista Bon Appétit incluyó en su prestigiosa lista de los 10 mejores nuevos restaurantes de Estados Unidos.

La producción del podcast llevó 8 meses de trabajo y fue galardonado con un Premio Ortega y Gasset. El jurado destacó el trabajo, que relata “desde una vida privada, temas universales como la inmigración, el maltrato, el acoso sexual y los empleos precarios o ilegales”.

De hecho, este formato sonoro interesa mucho a Borja Echevarría, quien escucha cada mañana The Daily del New York Times, “ el show que ha hecho a medios y audiencias no acostumbradas al podcast entrar en este apasionante mundo”.  También me gusta mucho Recode Decode, de Kara Swisher sobre el mundo de la tecnología. Y uno de nicho total, The Main Draw, para freaks del tenis, con Caitlin Thompson, fundadora de la revista Racquet”.

cambios en el país

De su regreso a El País, donde ya ocupó entre 2010 y 2014 una subdirección para potenciar la edición digital del diario, destaca las diferencias a la hora de cómo abordar un tema periodístico en la era digital y cómo era antes en el papel. “Hoy es necesario dedicarle mucho más tiempo a decidir si me meto o no en una historia, ante la sobreabundancia de contenido que hay y los recursos limitados”.

Esl proceso que lleva a la publicación de una información lo divide en varias fases, que van desde la decisión de publicar o no una historia, la selección del formato, la definición de variables para determinar su éxito, la selección de la audiencia, la ejecución de la historia y –algo crítico- decidir cómo se hace llegar esa historia a la audiencia. “Hay que dedicarle tiempo y estrategia, porque una maravillosa historia que no se lea o vea deja de tener sentido”, concluye.