Premios Ig Nobel: la parodia del Nobel más curiosa

Premios Ig Nobel, la parodia del Nobel más curiosa

premios ig nobel que son

Poco conocidos, los Premios Ig Nobel son un fantástico recordatorio anual del espíritu aventurero e intrépido de una ciencia en busca de conocimiento allí donde se encuentre.

Esto incluye la ciencia gamberra y lugares ignotos, como descubrir un sistema para ‘deshervir’ huevos o qué ocurre cuando se subcontrata cinco veces un asesinato (spoiler: que probablemente no ocurra).

Sin los Premios Ig Nobel probablemente no sabríamos que el placer percibido por rascarse depende de la zona del cuerpo donde se realice, que los chimpancés de zoos imitan a los humanos tanto como estos imitan a los chimpancés y que los gemelos idénticos no se identifican con facilidad en las fotos. Los Ig Nobel son ese tipo de ciencia que te hace reír y pensar.

¿Qué son los Premios Ig Nobel?

Nacidos en 1991 como una parodia a los quizá excesivamente serios premios Nobel, los Premios Ig Nobel persiguen promover el interés público por la ciencia, la medicina y la tecnología a través de un sistema de premios que prioriza la rareza y el humor.

La ciencia tras los Ig Nobel no es mala ciencia, ni ciencia de segunda. De hecho, la metodología de las publicaciones científicas que entran a participar dentro de este festival es tan seria como toda la ciencia que queda fuera del evento. Pero existe un aspecto diferenciador imposible de ignorar: el objeto de aplicación tras la ciencia de los Ig Nobel es curioso, extravagante y divertido.

Los premios fueron creados por el columnista y editor Marc Abrahams partiendo de la palabra inglesa ignoble, cuya traducción podría ser ‘innoble’. Describe a la perfección a toda esa ciencia cuyo caché no es suficiente para ser merecedora de la atención de los Nobel, pero que sin duda ayuda a entender un poco la realidad.

Algunos de los Premios Ig Nobel más extraños

premios ig nobel picor

Con varias décadas a sus espaldas, los Premios Ig Nobel conforman un importante repositorio de curiosidades de las que aprender. En esta breve lista se mencionan solo algunos de los hechos más curiosos descubiertos.

El placer de rascarse la picazón: una evaluación psicofísica y topográfica

En 2013 un equipo de investigadores hicieron público un artículo que relacionaba el placer asociado a rascarse con la parte del cuerpo rascada. La escala, relativa, demostró que rascarse el tobillo o la espalda aportan mucho más el placer obtenido al rascarse.

Imitación espontánea de especies cruzadas

Hace mucho que se sabe que en los zoos los chimpancés imitan a los humanos. También que estos imitan a los chimpancés en una ‘imitación espontánea’ de origen incierto. Lo que no se sabía, al menos hasta 2018, era cuánto se imitan entre sí las diferentes especies de homínidos. La respuesta: los chimpancés imitan a los humanos tanto como los humanos a los chimpancés. Se sabe gracias a que un equipo de investigadores pasó tiempo observando.

¿Ese soy yo o mi gemelo?

Es frecuente que una persona confunda a dos hermanos gemelos idénticos. Esta información no sorprende a nadie. Lo que sí sorprende es que los gemelos idénticos lo pasan bastante mal a la hora de saber si son ellos o sus hermanos los que aparecen en una fotografía. Un estudio publicado en 2015 determinó que los gemelos no saben si el que sale en la foto es su hermano.

Cuando lograron ‘deshervir’ un huevo

premios ig nobel huevo

Corría el año 2015 y una revista especializada en química publicaba un estudio sobre cómo ‘descocinar’ un huevo. Formalmente, ‘deshervir’. El procedimiento, llevado a cabo gracias a un dispositivo llamado Vortex Fluidic Device, conseguía el replegamiento de la proteína quinasa A (PKA). Básicamente, lograba desenmarañar una madeja proteínica gracias a un proceso físico, un procedimiento con aplicación en tratamientos contra el cáncer en medicina y nuevas formas de producir proteína en industria.

Esto es lo que nos enseñaron los Premios Ig Nobel de 2020

La pandemia de coronavirus no impidió a la organización de los Premios Ig Nobel celebrar su gala, si bien es cierto que lo hizo en remoto y cumpliendo todas las medidas de seguridad. Como en anteriores eventos, los premios incluyeron diez categorías, entre las que se encuentran las cinco categorías, de las cuales se recogen algunas.

Premio Ig de Física en 2020: lombrices y ondas de Faraday

Ivan Maksymov y Andrey Pototsky descubrieron que el organismo de lombrices de tierra (que como invertebrados tienen un esqueleto hidrostático) son susceptibles a ondas subarmónicas de Faraday. Sospechan que su descubrimiento podría ser usado para desarrollar nuevas técnicas para sondar y controlar procesos físicos en cuerpos vivos, con aplicaciones en veterinaria y medicina.

Premio Ig de Medicina en 2020: odiar el ruido de masticar o respirar es un trastorno

Nienke Vulink, Damiaan Denys y Arnoud van Loon fueron capaces de identificar el origen de la misofonía, un tipo de sensibilidad selectiva al sonido particularmente incómoda. Sugieren clasificar esta afección como un trastorno psiquiátrico discreto, algo que podría ayudar a muchos pacientes que actualmente lo sufren sin solución.

Premio Ig de Paz en 2020: la guerra fría del ‘timbrazo’ de los diplomáticos de India y Pakistán

Textualmente desde la página del evento: “A los gobiernos de India y Pakistán, por hacer que sus diplomáticos llamen al timbre en mitad de la noche y luego huyan antes de que alguien tenga la oportunidad de abrir la puerta”. Hace años que se conoce el acoso sistemático a los diplomáticos de ambos países por parte de los diplomáticos contrarios. Al parecer esta guerra fría de descansillo ayuda a liberar tensiones, aunque no se entiende cómo.

Premio Ig de Economía en 2020: a más competencia de género, más cariño

premios ig nobel besos

Un equipo internacional ha descubierto que las variaciones en la desigualdad nacional son capaces de predecir bastante bien la naturaleza de los besos, caricias e incluso relaciones sexuales. Destacan que “las personas besan más a su pareja en países donde es probable que la competencia por recursos sea más intensa”. No queda nada claro cómo esto puede ayudar a la humanidad, pero es interesante.

Premio a la gestión: delegar un asesinato sale mal

Quizá uno de los Premios Ig Nobel más curiosos. Parece que existe una relación entre la subcontratación de los asesinatos y la probabilidad con la que estos se llevan a cabo. El premio se lo llevan cinco condenados chinos por un asesinato que nadie llegó a cometer.

Xi Guang-An (奚广安), quien en principio había recibido el encargo para matar a una persona, le pasó el encargo a Mo Tian-Xiang (莫天祥), quedándose con un porcentaje del dinero. Este se lo pasó a Yang Kang-Sheng (杨康生) haciendo lo propio, quien a su vez subcontrató a Yang Guang-Sheng (杨广生). Finalmente, el trabajo quedó en manos de Ling Xian-Si (凌显四) quien se negó a matar a nadie por tan poco dinero. Los cinco han sido detenidos y procesados.

En 2021 los Premios Ig Nobel cumplirán tres décadas. Año tras año, nos han enseñado que los descubrimientos científicos están a la vuelta de la esquina. De hecho, como destaca la propia organización, nunca se sabe qué parte de la ciencia básica dará como resultado el próximo gran descubrimiento.

En Nobbot | Estos cuatro descubrimientos están esperando a que encontremos la tecnología adecuada

Imágenes | iStock/photomaru, iStock/AntonioGuillem, iStock/vvmich, iStock/bymandesigns

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *