Así remontó una tienda de donuts gracias a un tweet

Súper Twitter al rescate: una tienda de donuts remonta con un tuit

Imagen de Edward Lich en Pixabay

Abrir un nuevo negocio no es tarea fácil. Debes estudiar detenidamente todos y cada uno de los factores que pueden influir en tu proyecto y si, por fin, te decides a dar el paso, debes tener en cuenta que vivimos en un mundo verdaderamente competitivo. A veces, la ilusión y el esfuerzo no son suficientes y la idea de tus sueños se ve truncada por la falta de clientes. Esto es lo que les ocurrió a los padres de Billy, un chico de Missouri (Texas) cuyos progenitores habían abierto una preciosa y coqueta tienda de donuts. A pesar de que todos se esmeraron al máximo para el día de la inauguración, el fracaso fue estrepitoso y el local parecía más bien una calle sevillana al sol en pleno agosto. Vamos, que estaba vacío. Eso sí, la cosa cambió cuando Twitter llegó con su capa roja para salvar este negocio.

Tu negocio en manos de un tweet

La ilusión de la familia de Billy se truncó ante el fracaso de su tienda de donuts. La cara del padre de familia era un auténtico poema y Billy decidió compartir esta decepción en su cuenta de Twitter con el siguiente mensaje: “Mi padre está triste porque no está entrando nadie en su nueva tienda de donuts”.

La repercusión del tuit alcanzó un nivel que, probablemente, imaginaba. En solo tres días acumulaba más de 330.000 retuits y casi 740.000 likes. Parece que la mirada del padre de Billy consiguió llegar a los usuarios de la red social y muchos de ellos se acercaron hasta el establecimiento para probar los donuts caseros de esta familia. Tan solo unas horas después de publicar el primer tuit, el joven informaba a través de la cuenta oficial del local que se habían agotado todas las existencias y así ha ocurrido cada día hasta la fecha.

No solo usuarios anónimos quisieron probar los ya famosos donuts sino que varios representantes de Twitter se acercaron hasta la tienda para conocer de primera mano el fenómeno que había inundado la red social durante varios días.


¿Casualidad o estrategia de marketing?

El tuit de Billy ha tenido una repercusión que, según muchos, sería consecuencia de una premeditada y tremendamente acertada estrategia de marketing. Nosotros preferimos quedarnos con la bonita historia sobre la bondad de los usuarios pero, en cualquier caso, lo que sí es tan real como la vida misma es el aumento de seguidores que ha experimentado Billy’s Donuts en todas sus redes sociales. En Instagram cuentan ya con más de 127.000 y en Twitter han pasado de, lo que vendrían siendo cuatro gatos, a más de 15.000 followers. Sea como sea, nos alegramos de que el negocio haya despegado porque, ya saben, qué sería de la vida sin donuts.

Creando escuela

Lo cierto es que este “pequeño milagro” que experimentó Billy’s Donuts se ha repetido con la pizzería Nisa, ubicada en Tenerife. Unos meses después de su apertura, el negocio no terminaba de despegar y la hija de la propietaria compartió en Twitter la decepción de su madre con la esperanza de que los usuarios se animasen a visitar el local. Unos días después de publicar el tuit ya había conseguido 40.000 retuits.

Me estoy emocionando por todo el apoyo recibido” escribía más tarde la hija en Twitter. Parece que esta plataforma se ha convertido en una gran herramienta para salvar negocios y, la idea que tuvo Billy, ha creado escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *