6 recomendaciones para prevenir las brechas de datos en empresas

Brechas de datos

Las brechas de datos se han convertido en un riesgo para la privacidad de las empresas, por ello, te ofrecemos algunas recomendaciones para evitarlas.

Muchas empresas se han tenido que adaptar a las nuevas tecnologías para atender a las nuevas demandas de los clientes, aumentar su productividad, los beneficios, la eficiencia y poder expandirse a nuevas fronteras.

Sin embargo, esta presencia en la red aumenta el riesgo de sufrir ataques de ciberseguridad, cuyas consecuencias son la pérdida de datos confidenciales para la empresa y el robo de la propiedad propiedad intelectual. Estos incidentes se denominan brechas de datos y suponen un peligro para la privacidad de las personas y las organizaciones, dado que pueden ocasionar la destrucción, pérdida o alteración de información personal y confidencial.

La principal razón por la que se producen las brechas de datos son por los ataques de ransomware, una infección de sistemas y redes informáticas, donde los ciberdelincuentes toman el control y solicitan una cantidad económica a cambio de la recuperación de la información.

Recomendaciones para evitar las brechas de datos

Cualquier organización está expuesta a sufrir una brecha de datos personales que puede repercutir en los derechos y en las libertades de las personas. Por ello, es primordial que las empresas tomen las medidas y precauciones oportunas para mantener protegidos sus datos. Desde Entelgy Innotec Security nos ofrecen las siguientes recomendaciones para mantener a los ciberdelicuentes alejados de nuestros datos:

  • Asegúrate de que cumples con todos los estándares de seguridad que marca la normativa vigente y realiza auditorías con frecuencia, de forma que se puedan localizar a tiempo posibles vulnerabilidades o fallos y así evitar futuras brechas.
  • Destruye toda información confidencial, ya sea impresa o digital, una vez que ha finalizado su función y cifra toda la información sensible y utiliza servicios de almacenamiento en la nube para que todos los empleados guarden ahí la información confidencial, de forma que solo las personas autorizadas puedan acceder.
  • Es primordial que todos los equipos y dispositivos de empresa estén actualizados, así como los softwares que contienen, e instalar un antivirus en cada uno de ello.
  • Deja a un lado la típica contraseña de 1,2,3,4. Protege todas las cuentas y perfiles corporativos con contraseñas robustas y únicas, es decir, con un mínimo de 8 caracteres y combinando signos alfanuméricos y caracteres especiales. Además, estas no deben estar nunca a la vista ni contener información personal o profesional (lugares, fechas, etc.). Si es posible, para mayor seguridad es recomendable configurar un doble factor de autenticación.
  • Ten especial cuidado con los ataques de phishing, pues es una de las principales vías de entrada que tienen los ciberatacantes. Para ello, es muy recomendable instalar en todos los equipos de los empleados una herramienta de antispam que detecte y filtre los correos fraudulentos.
  • Es importante formar y educar a los empleados para que ellos mismos puedan evitar filtraciones. La concienciación es la principal medida de prevención, pues un fallo de cualquier empleado por puro desconocimiento puede resultar fatal para la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.