Las mejores páginas para encontrar marcas de moda sostenible

¿Sufres ‘köpskam’ o vergüenza de comprar ropa?

Cuatro webs en las que podrás encontrar marcas de moda sostenible.

Cada segundo que pasa, se entierra en el mundo una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura. Lo que implica que, en el tiempo que llevas leyendo estas líneas, se han enterrado ya varias toneladas de basura en forma de ropa, calzado y complementos.

La contaminación generada por la industria de la moda y el ritmo de consumo actual llevan años haciendo sonar todas las alarmas. Al paso que generamos, consumimos y desechamos textiles, estamos contaminando el planeta y acabando con sus recursos. Una realidad a la que muchos han decidido ya hacer frente.

Analizamos algunas de las mejores opciones para comprar ropa de forma más sostenible y responsable. Alternativas a las cadenas de moda rápida, que apuestan por dar un giro de 180 grados al modelo productivo y ofrecernos soluciones para consumir de forma sana (y sin remordimientos).

ESA Culpabilidad tras una mala compra

Hace unas semanas, la iniciativa de Greta Thunberg de cruzar el océano en barco para evitar las emisiones contaminantes que hubiese generado un viaje en avión hizo que personas de todo el mundo se planteasen cambiar sus hábitos. Y nos familiarizó también con un término muy de moda entre los jóvenes suecos: flygskam. Vergüenza de volar.

Sin embargo, coger un avión en lugar de optar por soluciones menos contaminantes (o quedarse en casa) no es lo único que tortura a los escandinavos. Hablan también de köpskam, la vergüenza o el sentimiento de culpa al comprar. Sobre todo, ropa y complementos, debido a la poca sostenibilidad de la industria de la moda. Y no es para menos: de acuerdo con la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), se trata de la segunda más contaminante del mundo.

Datos de la ONU revelan que este sector produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos. En total, el 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. La industria es responsable también del 20% del desperdicio de agua a nivel global. Las cifras en este sentido son alarmantes: confeccionar un solo pantalón vaquero implica el gasto de 7.500 litros de agua. “El equivalente a la cantidad que bebe una persona promedio en siete años”, señalan desde la ONU.

La contaminación que genera esta industria hace que cada vez más marcas opten por crear moda sostenible.

Ropa de usar y tirar

El modelo de “moda rápida” ha hecho que la producción de prendas de vestir se duplicase en el periodo de 2000 a 2014. Tan solo 14 años. Una tendencia con numerosas consecuencias negativas, también, en los ámbitos social y económico.

De media, hoy compramos un 60% más de ropa que hace 15 años. Sin embargo, la usamos la mitad de tiempo. Tan solo en España, desechamos unos 14 kg de ropa por persona y año. Sin embargo, numerosos organismos y personas influyentes están trabajando para crear un cambio de mentalidad. Algo que, en algunos sectores, parece estar funcionando. De acuerdo al informe ‘The State of Fashion 2019’ de la consultora McKinsey, los jóvenes están más interesados en la moda sostenible que los consumidores de más edad.

Alternativas responsables

Encontrar prendas realizadas de una forma sostenible, con materiales poco contaminantes y que no tengan detrás una historia de explotación y mano de obra barata no es tan sencillo como parece. Por ello, lo mejor es acudir directamente a aquellos que dedican su tiempo a confirmar que las prendas que venden cumplen estos requisitos.

The Goood Shop

The Goood Shop es “una tienda online de productos de diseño original, responsables, atemporales, duraderos y fabricados lo más cerca posible de donde han sido diseñados y de donde serán comercializados”.

Detrás de The Goood Shop está Carmela Serantes, publicista y emprendedora gallega, quien se encarga de conocer personalmente las historias que hay detrás de cada marca, tienda o taller de donde salen estos productos. Y no solo las conoce, sino que además nos las cuenta.

The Goood Shoop es el lugar perfecto para aquellos que no solo quieren comprar prendas producidas de forma responsable, sino que también quieren entenderlas. Descubrir quién las hizo y por qué, cómo se le ocurrió la idea o dónde consiguió los materiales. “Somos muy exigentes y curiosos. Nunca te venderíamos un producto que no hayamos tocado ni del que no lo sepamos todo: desde la cabeza del diseñador hasta tus manos”, explican.

Moda impacto positivo

Un directorio de más de 100 marcas de moda sostenible que agrupa el trabajo de diseñadores, tiendas e iniciativas que buscan cambiar nuestra forma de producir y consumir.  El directorio de Moda Impacto Positivo permite clasificar los productos en función de sus materiales, las certificaciones que recibieron sus marcas o el lugar en el que se fabricaron. Y nos dan la seguridad de que todos son el resultado de un trabajo digno y materiales respetuosos con el medioambiente.

Moda Impacto Positivo es una iniciativa de Slow Fashion Next, una plataforma de formación y divulgación sobre moda, sostenibilidad y negocio.

Fair Changes

Fair Changes es otra tienda online de moda sostenible, nacida en Castilla y León. Sus creadores garantizan que los productos que venden han sido realizados sin esclavitud ni trabajo infantil y son respetuosos con el medioambiente. Parte de los beneficios de esta tienda online se destina a crear las colecciones FairChanges, colaborando con personas en riesgo de exclusión social.

“Cambiar el mundo puede parecer una utopía. Pero eligiendo propuestas de consumo responsable logramos impactos reales. Como preservación de la biodiversidad. O garantía de las condiciones laborales. O desarrollo local. O reciclado de materias primas. O retorno a núcleos rurales. O integración de los colectivos vulnerables”, señalan desde su web.

Otra buena opción para descubrir marcas de moda sostenible es The Circular Project Shop, que además tiene tienda física en Madrid. La mayoría de estas iniciativas ofrecen productos que buscan ser, ante todo, duraderos. Tal y como indica la ONU, con solo duplicar el tiempo que usamos cada prenda de vestir podríamos reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero que produce la industria de la moda. Al fin y al cabo, la prenda más sostenible es la que ya tenemos.

En Nobbot | ¿Prendas con posos de café? La moda apuesta por la ecología

Imágenes | Unsplash/Mert Guller, Unsplash/Ian Deng

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *