Amar Kanwar y la justicia como virtud, en el Thyssen

Amar Kanwar y la justicia como virtud, en el Thyssen

La escena del crimen, 2011. Amar Kanwar. Colección de Thyssen-Bornemisza Art Contemporary.

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (TBA21) presentan dos de las principales videoinstalaciones de Amar Kanwar, artista y cineasta indio cuya obra se caracteriza por recopilar testimonios de las poblaciones más vulnerables de su país. Los dos proyectos, El bosque soberano y Testimonios relámpago, encargados y producidos por TBA21, exploran nociones de justicia y la forma en que esta se aplica a las acciones individuales, a las leyes y a las políticas públicas, temas especialmente relevantes en el contexto actual de noticias falsas y narraciones inventadas.

La sociedad a través de los rostros

Comisariada por Chus Martínez, la exposición se abrió al público el pasado 27 de febrero de 2019, coincidiendo con ARCO Madrid y finalizará el próximo 19 de mayo. La presentación de las obras de Amar Kanwar consolida un ciclo que invita al visitante a concentrarse en trabajos escogidos para familiarizarlo con modos de hacer y con preguntas fundamentales en nuestro tiempo, como por ejemplo la justicia, como una virtud que motiva la acción humana y que inspira la relación con los otros y con la naturaleza. Las dos instalaciones aluden directamente a cómo la ausencia de un sentido de justicia tiene efectos devastadores en las comunidades y en la naturaleza, creando una sensación de desamparo de la que su obra se hace eco.

Amar Kanwar es un artista y cineasta indio residente en Nueva Delhi que aborda en sus documentales y videoinstalaciones temas relacionados con los derechos humanos, como el nacionalismo, la política, la justicia, el poder, la violencia y los abusos sexuales en su país. Sus películas son complejas narrativas que conectan historias personales con procesos sociales y políticos más amplios, vinculando leyendas y objetos rituales con símbolos y acontecimientos actuales. Ha presentado exposiciones individuales en Tate Modern (Londres), Stedelijk Museum (Ámsterdam) y Haus der Kunst (Múnich), entre otros lugares, y ha participado en Documenta (Kassel) en 2002, 2007, 2012 y 2017.

El bosque soberano

El bosque soberano se inicia en 2011 y se encuentra todavía en desarrollo. Se trata de un proyecto de investigación que surge del conflicto en Odisha, una región agrícola en el este de India, entre comunidades locales, gobierno y grandes empresas por el control de las tierras de cultivo, los bosques, los ríos y los minerales, lo que ha provocado el desplazamiento forzoso de comunidades indígenas, granjeros y pescadores y ha generado un clima de violencia.

Presentado como un archivo de películas, libros, fotografías y documentos, la instalación proporciona distintas formas de acercarse a los problemas sociales, morales, económicos y políticos de Odisha, similares a los que todavía hoy se enfrentan muchas comunidades en todo el mundo.

Testimonios relámpago

La última sala se dedica al segundo proyecto presentado en la exposición, Testimonios relámpago, una videoinstalación envolvente de ocho canales que recoge el testimonio de varias mujeres sobre la violencia sexual y los secuestros en India. Con un complejo montaje de relatos simultáneos, incluye historias como el secuestro masivo y la violación de mujeres durante la partición de India, en 1947, o las protestas contra las agresiones sexuales en Manipur, en 2004.

El artista explora las situaciones en las que los episodios de violencia sexual se suman a los conflictos sociales y políticos en India, con la intención de acabar con el silencio que cubre las agresiones a las mujeres, tanto en el ámbito público como en el privado. Cada proyección de la instalación presenta a una mujer diferente que relata los episodios traumáticos que ha sufrido, y alterna varios niveles de narración a través de personas, imágenes y recuerdos, o a través de objetos de la naturaleza y de la vida cotidiana, que son testigos silenciosos de los ataques.

Amar Kanwar y la justicia como virtud

“En consonancia con el espíritu y la filosofía de TBA21, las instalaciones de Amar Kanwar invitan a los visitantes a revisar su escala de valores a través del arte. Los trabajos que se presentan en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza brindan un claro enfoque sobre temas como la justicia social y la degradación medioambiental, a través de la poesía de la interpretación y de la vida real”, afirma Francesca Thyssen-Bornemisza, fundadora de TBA21

Esta exposición constituye la segunda colaboración entre el museo y TBA21 para presentar piezas de su colección de arte contemporáneo en Madrid, en una serie de exposiciones que continuarán durante los próximos años. Esta colaboración refleja la voluntad de diálogo entre dos colecciones y dos lenguajes formales y artísticos distintos, pero parejos en su interés por entender que el arte y los artistas de todas las épocas.

“Tanto El bosque soberano como Testimonios relámpago son tan conmovedores como oportunos, dando voz a quienes no la tienen y buscando justicia donde es difícil encontrarla”, explica la comisaria Chus Martínez. “En las obras de Kanwar, la justicia es una virtud, un rasgo que define las relaciones que somos capaces de establecer con todo lo que nos rodea y, a la vez, la justicia es un deber que nos aboca constantemente a la protección de la vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *