La animación digital ofrece una nueva perspectiva de ‘El jardín de las delicias’

El jardín de las delicias

El espacio cultural Matadero de Madrid alberga El jardín de las delicias, una exhibición colectiva que invita a repensar y reconectar de forma moderna con la clásica obra del pintor holandés.

La obra El jardín de las delicias lleva cinco siglos cautivando a públicos de todas las edades. Este tríptico del Bosco despliega ante nosotros un mundo fantástico cargado de imaginación y simbología, que nos invita a reflexionar y afinar el ingenio. Expuesto en el Museo Nacional del Prado, El jardín de las delicias ha mantenido su valor a lo largo de los siglos, convirtiéndose en una fuente de inspiración para diferentes movimientos y artistas.

La atracción por esta obra ha llevado a 15 artistas internacionales a darle una nueva perspectiva utilizando técnicas más contemporáneas, como el arte sonoro, el videojuego o la inteligencia artificial. El resultado, la exposición El jardín de las delicias, un recorrido a través de las obras de la Colección SOLO, una invitación a regresar a la obra maestra del Bosco desde aquello que define nuestra contemporaneidad. Esta exposición es comisariada por la Colección SOLO y se podrá visitar, de forma gratuita, hasta el 27 de febrero en la Nave 16 del Matadero.

Las obras de los artistas SMACK, Mario Klingemann, Miao Xiaochun, Cassie McQuater, Filip Custic, Lusesita, La Fura dels Baus- Carlus Padrissa, Mu Pan, Dan Hernández, Cool 3D World, Sholim, Dustin Yellin, Enrique del Castillo, Dave Cooper y Davor Gromilovic conforman una nueva mirada, desde el presente, a la obra maestra del siglo XVI.

En base a ello, la exposición propone una reflexión vinculada a los valores universales que la pintura original ha mantenido a lo largo de la historia y lo hace a través de medios como la inteligencia artificial, el arte sonoro, la animación digital, la pintura, la escultura o la instalación.

UN DISEÑO LABERíNTICO PARA PERDERSE POR EL JARDÍN DE LAS DELICIAS

El diseño de la instalación, realizado por estudio Herreros, dispone las obras expuestas en un recorrido laberíntico de fácil seguimiento que potencia el descubrimiento y la sorpresa. La organización espacial se construye con muros de cartón de embalaje, un material sencillo que contrasta con la sofisticación tecnológica de las piezas expuestas. Gracias a esto, se estimula la pérdida de referencias respecto del exterior acentuando la sensación de habitar en un mundo onírico y fabuloso mientras se realiza la visita.

Esta sensación mágica es posible gracias a una composición sonora sobre celuloide que introduce al espectador en la muestra dando paso a una interpretación de El jardín de las delicias inmersiva, gracias al uso de la inteligencia artificial, las creaciones en formato gif y la animación digital de artistas como Enrique del Castillo, Mario Kligemann y el colectivo Coll 3D World.

En definitiva, este gran tríptico digital despliega un gran jardín contemporáneo cargado de referencias de la cultura popular contemporánea que nos sitúa con crudeza en nuestro mundo. Los 21 metros de pantalla nos invita, de martes a jueves de 17:00 h a 21:00 horas, y viernes, sábados, domingos y festivos de 12:00 h a 21:00 horas , a enfrentarnos a un edén, un paraíso y un infierno tan reconocibles que nos apela implacablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.