Física cuántica al alcance de todos gracias al arte de Chema Madoz

Física cuántica al alcance de todos gracias al objetivo de Chema Madoz

Obra de Chema Madoz para CNIO. Fotografía: Chema Madoz

A veces, aunque pueda parecer extraño, existen disciplinas que no son tan distintas como siempre hemos creído. O al menos, que pueden complementarse casi a la perfección para acercar al público aquello que más le cuesta comprender. Esta es precisamente la intención con la que han colaborado el fotógrafo Chema Madoz y el físico cuántico Ignacio Cirac en la segunda edición del proyecto CNIO Arte que trata de explorar los territorios comunes de la investigación científica y la creación artística.

Física cuántica en una mesa de billar

La pieza que Chema Madoz ha creado para el CNIO acerca al público al trabajo del prestigioso científico Ignacio Cirac y le ayuda a comprender los entramados de la física cuántica. La contrucción fotografiada por el objetivo de uno de nuestros artistas más importantes e internacionales muestra una mesa de billar sobre la que reposan bolas unidas por varillas. Estas tratan de simular una molécula estática y estable mientras que, otras bolas que se encuentran repartidas por la superficie, imitan a aquellas que se encuentran libres.

El proyecto, que en esta segunda edición está comisariado por la artista visual Amparo Garrido, coordinadora de Imagen Institucional y Actividades Culturales del CNIO, podrá visitarse hasta el próximo 12 de abril. Maria A. Blasco, directora del CNIO asegura que “el arte es un vehículo maravilloso para contar a la sociedad la importancia de la ciencia, y eso es lo que pretendemos, contribuir a dar a conocer la ciencia a la sociedad a través del arte”.

Chema Madoz con su obra para el CNIO. Fotografía: Amparo Garrido

La colaboración entre el físico Ignacio Cirac y el fotógrafo Chema Madoz surge en 2018, tras una reunión en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Cirac es uno de los científicos más importantes en lo que a información cuántica se refiere. Dirige el Instituto Max-Planck para Óptica Cuántica, en Garching (Alemania) y reúne varios premios como el Nacional de Investigación Blas Cabrera; el Fronteras del Conocimiento; el Príncipe de Asturias; el Wolf; y la Medalla Max Planck, entre otros.

Por su parte, Chema Madoz es uno de los fotógrafos españoles más reconocidos a nivel internacional. Entre sus logros, un Premio Nacional de Fotografía otorgado en el año 2000 y el orgullo de ser el primer fotógrafo nacional a quien el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ha dedicado en vida una retrospectiva.

Un proyecto solidario

Esta inicitiava del CNIO tiene un fin solidario ya que la cantidad que se recaude gracias a la venta de los 30 fotograbados creados por Madoz se destinará, íntegramente a la investigación contra el cáncer. Todos aquellos que quieran adquirir una de las láminas deberán acudir a las galerías de arte Trinta y Elvira Gónzalez o la página web del CNIO.

Obra de Chema Madoz para el CNIO. Fotografía: Amparo Garrido

CNIO Arte celebra la segunda edición de un proyecto que trata de potenciar la relación del público con la ciencia. En la edición de 2018, el CNIO contó con la artista visual Eva Lootz y la bióloga molecular Margarita Salas que inauguraron una época de colaboraciones que nos demuestra la unión existente entre estas displicinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *