Gifhy premia historias contadas en un GIF de menos de 18 segundos

Gifhy premia las mejores historias contadas en GIF de menos de 18 segundos

Tenía que llegar. Gracias a las redes sociales e internet nos hemos acostumbrado a consumir información en píldoras cada vez más pequeñas, así que no es de extrañar que haya surgido la idea de crear una especie de festival de cine para premiar las mejores historias contadas en diminutos microcortos elaborados en formato GIF. La idea, cómo no, parte de Gifhy, una de las más populares bibliotecas de GIFs utilizada por cientos de millones de usuarios al día en todo el mundo. De momento, la convocatoria se limita a EE.UU pero tiene su interés porque profundiza en la consideración artística de este nuevo formato audiovisual. ¿Quién nos iba a decir que esas locas imágenes que utilizamos para epatar con nuestros mensajes podrían llegar ser a considerados arte?

10.000 dólares para la mejor película en formato GIF

La capacidad de síntesis de los autores de las obras que opten al premio de 10.000 dólares tendrá que tener una enorme –qué paradoja-, ya que las obras no podrán superar los 18 segundos de duración. Las temáticas de los GIF deberán girar en torno a narrativa, stop motion, animación, experimental y “otros”.

“Se pueden crear auténticas piezas de cine en 18 segundos”, asegura Tiffany Vazquez, jefa de contenidos de Giphy, “de horror, de fantasía o de lo que sea”. De lo que se trata es de empujar hacia adelante las fronteras de lo que se considera una película corta. El micro entretenimiento puede ser tan conmovedor y creativo como cualquier otro medio audiovisual”, afirma Vázquez.

Las piezas podrán tener sonido o ser mudas; incluso podrían llevar música, siempre y cuándo se tengan los derechos de uso.

¿pero qué es un gif?

La palabra GIF responde a las siglas de Graphics Interchange Format, o lo que es lo mismo, formato de intercambio de gráficos. Un término para el formato gráfico que se usa en la red tanto para imágenes estáticas como para animaciones. En términos más concretos, soporta 8 bits por pixel y permite mostrar imágenes con hasta 256 colores de forma simultánea –limitados por una paleta de 16 millones–.

Actualmente encontramos GIF animados en plataformas que van desde las aplicaciones de mensajería instantánea como Telegram y WhatsApp, hasta los banners y las redes sociales. Incluso comunidades como Facebook han habilitado botones específicos para incluirlos durante nuestras conversaciones en Messenger. A Twitter llegaron en 2014 y en Instagram fueron los reyes del mambo durante mucho tiempo. Allí aterrizaron en 2013, el mismo año que Google Photos empezó a crearlos de manera automática.

el gif como arte

Con el tiempo han surgido artistas especializados en este tipo de formato. Sirvan como ejemplos los de Guillaume Kurkdian, un diseñador gráfico francés que los utiliza al más puro estilo de las infografías; A.L. Crego, que se basa en fotografías callejeras. Robin Davey –con sus animaciones geométricas y coloridas– y James Curran –que crea GIF de los lugares que visita.