El Museo de las ilusiones ópticas para poner a prueba el cerebro

El Museo de las ilusiones, el espacio perfecto para poner a prueba el cerebro

El Museo de las ilusiones ya está presente en 18 ciudades de todo el mundo y, recientemente, ha abierto sus puertas en Madrid para poner a prueba nuestro cerebro con más de 50 ilusiones ópticas.

Si quieres poner a prueba tus sentidos, tratando de superar el engaño que plantean las ilusiones ópticas, no te puedes perder este espacio. El Museo de las Ilusiones se ubica en pleno centro de Madrid (Calle Doctor Cortezo, 8), con el objetivo de ofrecer a sus visitantes una sorprendente experiencia visual, sensorial y, además, educativa.

El espectador podrá interactuar con más de 50 ilusiones ópticas que juegan con los límites de la vista, la percepción y el funcionamiento del cerebro humano. Este espacio posee más de 18 salas en las que el protagonista es el visitante y su propio smartphone, ya que sin él algunas de estas ilusiones ópticas serían imperceptibles para el ojo humano. Características que lo convierten en un museo diferente, original y donde prima la diversión e interacción del visitante con el propio espacio.

La ilusión más aclamada es el Túnel de Vórtice, que consiste en un cilindro que gira sobre una plataforma plana y donde el visitante es incapaz de dar un paso al frente sin sentir sensación de mareo y vértigo.

Este no es su único atractivo. En el Cuarto de Ames podrá cambiar su tamaño a media que avanza por la sala, en el Cuarto invertido tendrá la posibilidad de sentarse en el techo y tener la cabeza en el suelo, en el Cuarto infinito conocerá una realidad nunca vista y en Espejo real descubrirá cómo le perciben los demás.

También tendrá la posibilidad de vengarse de su acompañante poniendo literalmente su cabeza en una bandeja, sentarse en la Mesa de los clones y jugar a las cartas consigo mismo, descubrir objetos escondidos a través de estereogramas y enfrentarse a rompecabezas tremendamente divertidos.

ilusiones ópticas libres de COVID-19

Los visitantes podrán disfrutar de forma segura de todas sus instalaciones, ya que el equipo del museo está constantemente desinfectando las salas y los objetos que las componen. Además, el aforo se encuentra controlado en la puerta de entrada y en el interior de la instancia, con el fin de que se respete la distancia de seguridad.

La idea de este original museo se originó en Croacia en 2015, gracias a la idea de dos jóvenes apasionados de las ilusiones ópticas. En la actualidad, se ha convertido en una franquicia que se encuentra presente en 18 ciudades de todo el mundo como Nueva York, Shanghai, Kuala Lumpur, Dubai, Toronto,Orlando, París o Doha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *