Ingeniero de telecomunicaciones, una titulación centenaria

Las telecomunicaciones españolas, a prueba en la crisis sanitaria, crecieron a hombros de pioneros

ingeniero de telecomunicacionesLa crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha puesto en valor las excelentes infraestructuras de telecomunicaciones con las que cuenta nuestro país. Este logro se ha conseguido a lo largo de muchos años de trabajo e inversiones pero, también, de formación de distintas generaciones de profesionales.

Sin duda, esos pioneros han contribuido a que España sea el primer país europeo y el tercero del mundo en infraestructuras de fibra óptica y que cuente también con una de las mejores redes móviles de Europa.

Por ello, hay que celebrar con especial alegría el centenario del primer título de Ingeniero de Telecomunicación, que se creó definió en España el 22 de abril de 1920 en el ámbito de las entonces incipientes tecnologías de la información y las comunicaciones.

La primera promoción de Ingenieros de Telecomunicación de España se formó en la Escuela General de Telegrafía, fundada en 1913, el antecedente de la actual Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid. De hecho, en ella se formó la primera promoción de las noventa y dos promociones que han egresado de esta Escuela, la mitad de ellas de su actual sede en el Campus de Moncloa en la Ciudad Universitaria.

ingeniero de telecomunicaciones en la real gaceta de madrid

El Real Decreto publicado en la Gaceta de Madrid, hace cien años, justificaba la creación de una nueva titulación por la necesidad de disponer de “…funcionarios de alto nivel científico capaces de estudiar, plantear y resolver los más arduos problemas de la telecomunicación… ” y aseguraba que “el grado superior está constituido por el estudio de todas las materias indispensables para el completo conocimiento de la telecomunicación, para el de los métodos y sistemas que puedan inventarse y para realizar trabajos de investigación sin más límites que los que impongan en cada momento la ciencia misma.”

Como en todas las ramas de la ingeniería en España, la titulación nació en el entorno de los cuerpos de funcionarios de la Administración, sin embargo, desde el primer momento sus titulados ampliaron su ámbito de actividad a un sector industrial siempre innovador y en crecimiento constante. A partir de los años 50, la economía española demandaba un mayor número de técnicos y las enseñanzas de ingeniería sufren un cambio radical con la Ley de Ordenación de las Enseñanzas Técnicas de 1957 que establece la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación dependiente ya del Ministerio de Educación Nacional.

La Escuela se trasladará en 1964 a la Ciudad Universitaria en Moncloa y pocos años después, en 1971 se incorpora con al resto de escuelas de ingeniería a la recién creada Universidad Politécnica de Madrid. En 1967, y no sin esfuerzo por la oposición de otras ingenierías, se constituye el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación que consolida al título como una nueva profesión regulada.

tecnologías digitales

La introducción de las tecnologías digitales a lo largo de los años 70 propició una drástica renovación de los planes de estudios con la introducción de la electrónica de estado sólido y, posteriormente, la telemática y el proceso de señal, lo que se tradujo en que los ingenieros de telecomunicación –casi 20.000 son egresados de nuestra Escuela- hayan protagonizado la digitalización de las infraestructuras de nuestro país y, junto a otros profesionales, vayan a ser los protagonistas de una nueva era, consecuencia de la aplicación de los conocimientos y tecnologías que se crean y enseñan en las decenas de escuelas que forman “telecos” en España.

«En un mundo digital en constante crecimiento, las TIC se han introducido en todos los sectores económicos y los están transformando radicalmente: los datos se han convertido en el nuevo maná y se compite en entornos globales e internacionalizados. Sin embrago hay cosas que no cambiarán, seguiremos manejando unas tecnologías asombrosas, siempre en continuo cambio y avanzando, con las que contribuimos a mejorar el bienestar de nuestros conciudadanos. Seguiremos formando unos ingenieros que participarán activamente en el desarrollo de nuestro país y asegurarán su futuro», señalan desde la Escuela  

las telecomunicaciones, esenciales contra el covid-19

La crisis del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de las telecomunicaciones cuyas infraestructuras y servicios permiten coordinar todos los esfuerzos de los que luchan en primera línea contra una pandemia que amenaza a la humanidad, mantener las actividades económicas mediante teletrabajo o atenuar los efectos del aislamiento producido por la cuarentena.

El confinamiento en el hogar, que es una de las recomendaciones básicas de las autoridades sanitarias para contener la expansión de la pandemia, puede generar inicialmente trastornos personales y profesionales. Sin embargo, una vez pasado el periodo de adaptación, las redes de telecomunicaciones permitirán pasar este trance, minimizando en lo posible el impacto en la productividad de las empresas que puedan implantar el teletrabajo y en la vida de las familias que tienen que permanecer aisladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *