Subidón de psicodelia en el Círculo de Bellas Artes - Nobbot

Subidón de psicodelia en el Círculo de Bellas Artes

La música rock significó para toda una generación una nueva forma de comunicación, que transformó la mentalidad de los jóvenes y su forma de percibir la vida. Esta frase de Paul Kantner, del grupo Jefferson Airplane, se constata en la exposición Psicodelia en la cultura visual de la era beat 1962-1972, que abre sus puertas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, hasta enero. En ella, además de sorprendernos por la libertad que se refleja en el material expuesto, extraño en esta nueva era de lo “políticamente correcto”, podemos soltar alguna lagrimilla pensando en lo que perdimos con la desaparición del vinilo y, sobre todo, de las carpetas que envolvían los discos, lienzos donde se vertía la creatividad de los diseñadores.

Bob Dylan, Crosby, Stills & Nash, Pink Floyd, The Doors, The Beatles, The Rolling Stones, Mothers of Invention liderada por Frank Zappa y un buen número de bandas psicodélicas olvidadas de todo el mundo forman parte de esta exposición que invita a colgarse unos collares, calzarse unos pantalones de campana coloridos y recuperar viejos usos recreativos. 

La selección de piezas expuestas incluye numerosos carteles psicodélicos de San Francisco, carteles de rock checos y de otros países, más de 300 portadas de discos en las que destaca claramente su valor artístico o su significado clave en la historia de la música.

psicodelia

la psicodelia, entre The Beatles y San Francisco

La muestra también incluye revistas de rock y revistas de formación de opinión como la estadounidense Oracle, la inglesa Oz o la checa Pop Music Express. Se exponen también libros y folletos con diseño psicodélico sobre música, cultura hippie, drogas y problemas de la civilización.

Teniendo en cuenta que, para la juventud de aquel periodo la música, funcionó como un elemento clave en su formación vital, sentimental e incluso ideológica, parece pertinente prestar atención a la plasmación visual de la música y a las sensaciones que generaban los carteles y las portadas de los discos. La psicodelia triunfó con The Beatles, pero la ola psicodélica que alcanzó al mundo entero, tal y como había hecho antes la música beat, se generó en San Francisco con los carteles de los conciertos de rock y los bailes en el Fillmore West organizados por Bill Graham o los de Family Dog Productions.

The Beatles

Las piezas expuestas forman parte del archivo privado de Zdenek Primus, historiador del arte y coleccionista checo-germano de arte invisible y olvidado. Desde finales de la década de los 60 él también fue uno de esos jóvenes rebeldes y desafiantes, fascinados con la música y ávidos de información en un momento histórico complejo: Europa dividida en dos, la Guerra de Vietnam, la revolución cultural china, el descontento juvenil… En Checoslovaquia la información no fluía libremente, pero sí llegaban noticias de un movimiento alternativo que transgredía la cultura oficial. El relato expositivo es al mismo tiempo un pequeño relato biográfico y una aproximación –incompleta y parcial– a una década que prometía más de lo que podía ofrecer.