Qué consola comprar: las mejores consolas del mercado

¿Cómo decidirte por una consola? Estas son las mejores opciones

En la actualidad existen tantas consolas que cuesta decidirse: ¿cuál es la mejor del mercado? ¿Qué consola comprar sin equivocarse?

Sea como sea, cada cual aporta diferentes ventajas y presenta debilidades que nos llevan a una obvia conclusión: no existe la mejor consola del mercado. Lo ideal es tenerlas todas. Pero en la vida hay que elegir y nada mejor para tomar la decisión que conociendo a fondo sus virtudes y debilidades.

PLAYSTATION 4 (Y PS4 PRO)

Comenzamos por la más popular en nuestro país. Sony ha hecho historia con cada consola lanzada al mercado y sus 25 años de experiencia —en 1994 lanzaba la primera PlayStation al mercado— son el mejor aval. Sus hitos tecnológicos corren en paralelo a nuestra memoria.

Y aunque mascotas como Crash Bandicoot evolucionaron a Nathan Drake, la mentalidad es la misma: juegos y más juegos. De hecho, quien no quiera comprarlos siempre puede apostar por PS Now, un servicio streaming con más de 700 títulos para elegir.

De PS4 existen dos versiones, la de serie, lanzada en 2013 y revisada en varias iteraciones hacia un modelo de menor consumo y mayor efectividad. Por otro lado está PS4 Pro, la que podría considerarse mejor opción actual, con el doble de potencia respecto al modelo vanilla, compatible con juego 4K, HDR y mejoras específicas en juegos como ‘Marvel’s Spider-Man’, ‘God of War’, ‘Red Dead Redemption 2’ o ‘COD: Black Ops 4’.

Las principales fortalezas residen en el gran catálogo de juegos exclusivos‘Gran Turismo Sport’, el poderoso reseteo de ‘God of War’, ‘The Last of Us’ y su inminente secuela, ‘Days Gone’ y juegos diseñados para el casco PlayStation VR como ‘Firewall: Zero Hour’ o ‘Astro Bot Rescue Mission’, un fenomenal plataformas para todas las edades.

La debilidad de la consola reside en la escasa batería de su DualShock 4 y su potencia bruta respecto a su principal rival, Xbox One X, además de algunos detalles menores respecto al hardware y los periféricos. Disfrutar de todo su potencial requiere sumar un PlayStation VR y un SSD externo para configurar el pack total.

XBOX ONE X (Y ONE S)

Hablar de Xbox es hacerlo de una marca más joven: Microsoft apostó por este mercado en 2001, con la potencia bruta por bandera y las licencias de Sega como símbolo de vientos de cambio. Y si bien la tercera iteración no fue muy bien recibida —tras Xbox 360 apostaron por el home station con Kinect y el tropiezo fue mayúsculo—, las posteriores revisiones han concedido a la máquina una nueva vida.

La Xbox actual cuenta con un controller laureado, de ergonomía celestial, la posibilidad de conectar varios discos duros externos de forma simultánea vía USB 3.0, un rendimiento multitarea superior para chatear en Twitch o Mixer mientras jugamos y el servicio Xbox Game Pass que, en su edición Ultimate, incluye un vasto catálogo de unos 120 juegos tanto en PC como en consola para picotear como si estuviésemos en un Netflix del gaming.

Xbox cuenta actualmente con tres versiones: Xbox One S All-Digital Edition, una versión de apenas 200€ sin lector de discos que apuesta por el streaming y juego digital; Xbox One S sería la segunda, con lector BR/DVD, disco habitual de 1TB y precio similar. Y por último, Xbox One X eleva el listón en términos de potencia, con 8 núcleos, 2,3 GHz de velocidad y 12 GB GDDR5 de RAM que arrojan una fuerza total de 6 teraflops. Datos que redundan en juego muy estable, 4K, HDR y optimización exclusiva en bastantes juegos.

Sus debilidades, por desgracia, son un lastre: faltan juegos exclusivos. A los habituales ‘Forza Horizon/Forza Motorsport’, ‘Gears 5’, ‘Halo 5: Guardians’, ‘Quantum Break’, ‘Sea of Thieves’ y ‘State of Decay 2’ no hay mucho más que sumar. Falta algo de variedad y de intención, aunque con el servicio Live y Game Pass tendríamos lanzamientos de toda índole hasta aburrirnos.

NINTENDO SWITCH (Y LITE)

Nintendo es la más veterana de las tres. Sin ella no se entiende una porción de historia imprescindible. Nintendo Switch no recurre al blu-ray sino que utiliza pequeños cartuchos cajas con el rojo corporativo.

Y su modelo de juego es híbrido: mientras que Xbox One y Ps4 apuestan por juego frente al televisor o en remoto mediante streaming, la consola de Nintendo es una portátil que esconde su potencial tras su propia pantalla. Podemos conectarla al televisor u obviar esta alternativa y jugar tumbados en la cama.

En cuanto al catálogo, es tan amplio que cuesta enumerarlo: los amantes del rol siempre tendrán un ‘Fire Emblem’, ‘Octopath Traveler’, ‘Tokyo Mirage’ o ‘Xenoblade Chronicles’. ¡Y no olvidemos ‘Zelda Breath of the Wild’!

Los fans de las plataformas pueden pasarse semanas saltando entre ‘Donkey Kong Country Tropical Freeze DX’, ‘Yoshi´s Crafted World’ y un par de ‘Marios’. Y quien abogue por la acción, no le faltará con ‘Astral Chain’, ‘Splatoon 2’ y ‘Super Smash Bros. Ultimate’.

En la actualidad existen dos modelos de Nintendo Switch: la versión regular, con JoyCons desmontables, y la edición Lite, con mayor batería y ligereza pero sin la posibilidad de jugar en un televisor, solo en modo portátil. Ambas cuentan con una debilidad: la necesidad de una tarjeta de memoria externa para la instalación de los juegos —sus 32GB de serie son del todo escasos y a poco que actualicemos el sistema operativo pasarán a ser 24GB—.

Si piensas en qué consola comprar, esta es ideal para llevarla de vacaciones y siempre podemos sumar clásicos con su servicio Switch Online, el cual aporta guardado en la nube —como PS Plus—, un pequeño catálogo de juegos míticos de la marca y la opción de chat con hasta ocho usuarios.

SEGA MEGADRIVE MINI, SNES CLASSIC Y PLAYSTATION CLASSIC

Y tampoco queremos olvidarnos de algunas revisiones de sistemas míticos. Nintendo fue pionera en este territorio con su NES Classic, pero los fabricantes le han seguido y tanto SEGA como Sony han sabido sacar rédito a la nostalgia a través de formatos domésticos mini.

En esencia, las tres máquinas que destacamos son idénticas: pequeños sistemas cableados para conectar a una gran pantalla vía HDMI y disfrutar de sus entornos pixelados por poco dinero. Hay muchas más, como Atari Flashback o NeoGeo Mini, pero nosotros nos decantamos por las más formulaicas:

  • Comenzamos por SEGA Megadrive Mini. La más costosa y generosa en opciones de ocio: 42 juegos entre los que destacan joyas como ‘Ecco the Dolphin’, ‘Space Harrier 2’, ‘Shining Force’, ‘Comix Zone’, ‘Sonic the Hedgehog’ o ‘Altered Beast’, dos mandos, sistema en color negro que imita el modelo original con una importante reducción de tamaño y conexión HDMI para jugar a 1080p los viejos juegos de 320p.
  • Seguimos con un hito tecnológico, la SNES Classic que imita a su versión original lanzada en 1999: 21 juegos con míticos como ‘Super Mario World’, ‘Donkey Kong Country’, ‘Yoshi’s Island’, ‘Super Castlevania IV’ o ‘Mega Man X’; dos adorables mandos que imitan el original (con cable), conexión HDMI y USB para alimentarse a través de la energía del puerto.

  • Y cerramos con ‘la gris’, una PlayStation Classic que actualmente puede encontrarse por unos 50€ y que suma 20 juegos entre los que sobresalen ‘Final Fantasy VII’, ‘Tekken 3’, ‘Ridge Racer Type 4’ o el incombustible ‘Metal Gear Solid’; dos mandos de PS1 idénticos a los originales, cable HDMI, cable USB de carga. Una versión hasta 45% más pequeña que la original. Por falta de ofertas de ocio no será.

GOOGLE STADIA, APPLE ARCADE Y NVIDIA GEFORCE NOW

Y entramos al terreno del software sin hardware. Aunque no se tratarían de consolas propiamente dichas, tanto Google como Apple hicieron su desembarco en la industria del videojuego con dos alternativas interesantes y con una mirada puesta claramente hacia el futuro:

  • Google Stadia se decanta por un Chromecast y tu conexión de red como músculo. Su pequeño catálogo se juega sin consola, a través de servidores de red y un mando, el Stadia Controller, que hemos de sincronizar y vincular a nuestra cuenta. Los juegos pueden adquirirse de manera individual o mediante un Stadia Pass que nos da derecho a un número limitado de juegos mensuales.
  • Apple Arcade, en cambio, focaliza sus energías en el juego indie y presenta una plataforma con más de cien juegos entre los que conviene destacar ‘What The Golf’, ‘Sayonara Wild Hearts’, ‘Skate City’, ‘Projection: First Light’, ‘Patterned’, ‘Grindstone’ y ‘Oceanhorn 2’. Es decir, se trata de un servicio de suscripción que renueva su colección. Como es evidente, todos estos juegos han sido optimizados específicamente para jugar en el hardware de la marca: iPads de 2018 en adelante e iPhones ídem.

  • Por último, Nvidia GeForce Now pone a nuestra disposición su potencia de cálculo remoto para ejecutar juegos que ya hayamos adquirido para PC a través de otros servicios —como las webs de Electronic Arts, Ubisoft, Steam o GOG— y nos permite ejecutar dichos juegos a través de PC o MAC sin necesidad de un software específico. Parece que los años venideros apostarán all-in por la computación en la nube, sin duda.

En Nobbot | Las consolas y videojuegos cuestan menos que hace 30 años

Imágenes | Promocionales de las respectivas marcas citadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *