Grabaciones de Amazon Echo podrían ayudar a resolver un asesinato

Grabaciones de Amazon Echo podrían ayudar a resolver un asesinato

En el libro 1984, de George Orwell, podemos leer: “la telepantalla recibía y transmitía simultáneamente. Cualquier sonido que hiciera Winston superior a un susurro, era captado por el aparato. Además, mientras permaneciera dentro del radio de visión de la placa de metal, podía ser visto a la vez que oído. Por supuesto, no había manera de saber si le contemplaban a uno en un momento dado”. Este inquietante pasaje de un libro que se ha convertido en premonitorio cobra mayor actualidad ante la creciente extensión en el uso de los asistentes de voz en el hogar. Las dudas sobre si estos dispositivos nos pueden o no escuchar cuando no requerimos de sus servicios están ahí y no disminuyen cuando leemos la decisión de un juez de New Hampshire que ha ordenado a Amazon que entregue grabaciones de un dispositivo Amazon Echo que podrían usarse para ayudar en un caso de homicidio. Esta no es la primera vez que la policía ha pensado que el Amazon Echo podría haber capturado el audio durante un asesinato.

asistentes de voz y privacidad

Si bien los dispositivos inteligentes como el Amazon Echo o Google Home son muy útiles para controlar los objetos del hogar inteligente, pagar y encender música, activar las luces, encontrar información en internet usando la voz, etc., cada vez son más las voces -perdón por el chiste- que se alzan para alertar sobre los problemas de privacidad que conlleva sus uso.

Una privacidad que cotiza a la baja ya que, en la mayoría de las ocasiones, son los propios usuarios de estos dispositivos quienes la utilizan como moneda de cambio para hacer su vida más cómoda en este nuevo mundo digitalizado.

Y es que el concepto de intimidad, que ya se ha redefinido en anteriores ocasiones –los más viejos del lugar quizás recuerden aún las diversas polémicas surgidas tras la instalación de las primeras cámaras de seguridad en espacios públicos de las ciudades- sigue haciéndolo al ritmo que marca la tecnología.

amazon echo, testigo de cargo

Los desarrolladores de Amazon aseguran que Echo no graba sonidos todo el tiempo, solo cuando el usuario pronuncia la palabra clave, un sistema común en este tipo de dispositivos. Amazon afirma, además, que almacena las conversaciones para mejorar el servicio de atención al cliente y que los usuarios pueden borrar todos los registros en los ajustes de sus cuentas.

Sin embargo, y a pesar de estas garantías, sucesos como la difusión de una grabación privada en EE.UU han llevado a organizaciones como EPIC (Electronic Privacy Information Center) a pedir un mayor control por parte de las autoridades sobre estos aparatos inteligentes que “siempre están encendidos”.

En el caso de New Hampshire , la policía ha acusado a Timothy Verrill de asesinar a Christine Sullivan y Jenna Pellegrini en la casa del novio de Sullivan, Dean Smoronk. Verrill tenía acceso al código de seguridad de la casa y había sido visto en cámaras de vigilancia con las dos mujeres, lo que lleva a los investigadores a creer que el Amazon Echo de Smoronk podría haber recogido información adicional.

Aún no está claro si existe esa información o no. En un comunicado, Amazon no reconoció la presencia de ninguna grabación, y dijo que no proporcionaría datos de los clientes a menos que hubiera una “demanda legal válida y vinculante debidamente atendida”.

diseño desde la seguridad

Sobre la posible intromisión de estos dispositivos en la intimidad del hogar, Paloma Llaneza, socia directora de Razona Legaltech y Presidenta de AEDEL, ha publicado recientemente su libro “Seguridad y responsabilidad en la Internet de las cosas (IoT)” y cree que “la única manera de solucionar un problema que la tecnología crea es con tecnología: limitar el procesamiento al dispositivo sin que se suban datos a las plataformas de los prestadores, borrarlos tan pronto no sean necesarios para el funcionamiento correcto del dispositivo, minimizar los datos que se recogen a los mínimos imprescindibles, anonimizar, etc.”

La experta confía en que, en un futuro, “las empresas en el futuro identifiquen qué parte de su facturación depende de monetizar datos y cuál de la venta de productos o prestación de servicios para que los usuarios tengan aún más clara su posición con respecto a estas empresas”.

el boom de los asistentes de voz

Como ya explicamos en Nobbot, cada vez es más frecuente ver a personas hablando con sus dispositivos smart. En el mundo, se hacen ya más de 1.000 millones de búsquedas por voz al mes, según Alpine.ai. Siri sigue siendo el sistema más utilizado, pero Google Now lo sigue de cerca. Cortana (Microsoft) y Alexa (Amazon) tienen menos usuarios, pero sus pronósticos de cara al futuro son positivos. Sobre todo, debido a su capacidad de integrarse con multitud de sistemas más allá del binomio iOS-Android.