Una matrícula digital que localiza el coche en caso de robo

Una matrícula digital que localiza el coche en caso de robo

La matrícula digital está llegando a los coches de California. Según informa el diario local The Sacramento Bee estas placas son una especie de pizarras digitales, al estilo del ebook Kindle, con tinta electrónica, conectadas a internet y permiten personalizar los mensajes al gusto del conductor o, en el caso de flotas, ser controladas en remoto por su gerente. Una gran ventaja de estas nuevas placas conectadas a internet es que, en caso de robo del automóvil, pueden indicar al propietario o la policía la ubicación exacta del vehículo, siempre y cuando los cacos no hayan cambiado la matrícula.

Es fácil de imaginar mensajes como “Bebé a bordo”, “Orgulloso Atlético” “No corro, vuelo bajo” o algún gesto obsceno en estos dispositivos, si algún día llegan a nuestro país. De momento, la matrícula digital se está implantando poco a poco en California, así que habrá que esperar para ponerse imaginativos en España. Paciencia, ni siquiera el resto de de los estados de la Unión han seguido aún los pasos de California en este proyecto piloto liderado por una compañía llamada Reviver Auto, que es la que fabrica el dispositivo.

inconvenientes de la matrícula digital

¿Inconvenientes? Pues como sucede de forma habitual con los objetos conectados, ya hay suspicacias sobre su seguridad y privacidad. Algunos conductores cuestionan si el sistema de comunicaciones del dispositivo podría permitir que el Estado, la policía o las empresas privadas rastreen los movimientos de un conductor.

En una publicación reciente en su blog, Alex Roy, un editor del sitio web de The Drive, decía que  “lo poco que nos queda de privacidad queda aniquilado. Esto tiene sentido para la gestión de una flota, ¿pero para mi coche personal? No, gracias”.

Neville Boston, fundador de Reviver Auto, espera que el interés inicial por su matrícula digital provenga de compañías con flotas de vehículos.  “Algunas empresas las usarán como mini carteles donde publicitar sus productos o servicios, solo podrán hacerlo cuando el vehículo se detenga. El número de matrícula seguirá apareciendo en la pantalla cuando aparezcan los mensajes, pero será más pequeño y se colocará en la esquina superior derecha de la pantalla”, explica

Y luego está el precio: 699 dólares (unos 600 euros), sin incluir los costes de instalación. Los usuarios también deben pagar una tarifa mensual de unos 7 dólares.