¡WOW!: así se ven las primeras radiografías a color y en 3D

¡WOW!: así se ven las primeras radiografías a color y en 3D

Una nueva tecnología, desarrollada por científicos del CERN para detectar partículas ha permitido escanear, por primera vez, un cuerpo humano utilizando un escáner médico a color y en tres dimensiones, produciendo radiografías a color y en tres dimensiones. Esta técnica podría producir imágenes más claras y precisas, que las tradicionales en blanco y negro, y ayudar a los médicos a dar a sus pacientes diagnósticos más precisos.

Los profesores Phil y Anthony Butler, de las universidades de Canterbury y Otago, en Nueva Zelanda, dedicaron una década a desarrollar y refinar la tecnología denominada Medipix, una familia de chips de lectura para imágenes y detección de partículas, que funciona como una cámara, detectando y contando cada partícula individual que golpea los píxeles cuando su obturador electrónico está abierto.
Funciona de forma muy similar a un sensor fotográfico, fue modificado usando algoritmos de procesamiento de datos, que lo que hacen es detectar el cambio en las longitudes de onda a medida que los rayos X pasan a través de los diferentes materiales en el cuerpo.
Esto permite imágenes de alta resolución, alto contraste y muy confiables, lo que lo hace único para aplicaciones de imágenes en particular en el campo médico.
radiografías a color y 3D

física de alta energía y radiografías a color

Esta nueva tecnología se desarrolló inicialmente para abordar las necesidades del seguimiento de partículas en el Gran Colisionador de Hadrones, y las sucesivas generaciones de chips Medipix han demostrado durante más de 20 años el gran potencial de la tecnología fuera de la física de alta energía.
Se combina la información espectroscópica generada por el detector habilitado Medipix3 con potentes algoritmos para generar imágenes en 3D, mediante el escáner MARS, producido por Bioimaging Ltd. Los colores representan diferentes niveles de energía de los fotones de rayos X registrados por el detector, identificando diferentes componentes de partes del cuerpo como grasa, agua, calcio y marcadores de enfermedades.
Hasta ahora, los investigadores han estado usando una versión pequeña del escáner MARS para estudiar el cáncer, la salud ósea y articular y las enfermedades vasculares que causan ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.