Adolescentes en redes sociales: ¿son más infelices?

¿Los adolescentes son más infelices por culpa de las redes sociales? Pues, oiga, no sé

¿La creciente cantidad de tiempo que los jóvenes dedican a las redes sociales afecta negativamente su satisfacción vital? La respuesta a esta pregunta genera controversia entre la comunidad científica, los tutores de los jóvenes y quienes tiene que elaborar políticas educativas. La idea más extendida es que hay un efecto pernicioso causado por la excesiva actividad de los adolescentes en redes sociales. Sin embargo, a la luz de una investigación realidazada por la Universidad de Oxford, sobre 12.672 sujetos de 10 a 15 años, no parece claro que este factor tenga una influencia determinante en la felicidad de los adolescentes conectados.

Menos de 1% de adolescentes analizados en esta investigación, que estudió el uso que hicieron de las redes sociales del año 2009 al 2016, presentó signos de infelicidad relacionados con la actividad en sitios como Facebook. El profesor Andrew Przybylski, uno de los autores del estudio, explica que descubrieron que el tiempo que se pasa frente a la pantalla no es el factor que puede influir en los jóvenes.

adolescentes y redes, una relación a estudiar

Las relaciones que vinculan el uso de las redes sociales y la satisfacción vital son, por lo tanto, más matizadas de lo que se suponía hasta ahora. “Las evidencias encontradas son inconsistentes, posiblemente dependen del género y varían sustancialmente según la forma en que se analizan los datos. La mayoría de los efectos son pequeños, posiblemente triviales; y donde se siguen las mejores prácticas estadísticas, los resultados no son significativos en más de la mitad de los modelos”, apuntan en el estudio.

Dicho esto, según los autores de este nueva investigación, algunos efectos son dignos de una mayor exploración: aumentos en la satisfacción con la vida que predicen un uso ligeramente menor en las redes sociales, e incrementos en el uso de las redes sociales que predicen disminuciones sutiles en es este sentimiento de complacencia con la propia existencia.

Teniendo en cuenta esta necesidad de analizar más en profundidad la relación entre en tiempo que los jóvenes pasan en redes sociales y su satisfacción vital, los autores del estudio consideran fundamental que los científicos independientes, los responsables políticos y los investigadores de la industria colaboren más estrechamente.

Finalmente, los expertos de la Universidad de Oxford también piden a las redes sociales “que colaboren con la investigación independiente compartiendo datos de usuarios útiles para saber qué tipo de contenido específico es el que puede perjudicar a los jóvenes.  “Solo así podremos realmente desentrañar los efectos que moldean a los jóvenes en la era digital”, concluyen.

uso love de la tecnología y empantallados

Mientras que lleguen esos estudios más concluyentes sobre el impacto del tiempo de uso de estas plataformas en la vida de los jóvenes, cualquier ayuda para evitar peligros evidentes relacionados con los contenidos y con la actividad en redes es bienvenida. Así, para una una empresa como Orange, la importancia de un uso seguro de Internet y los dispositivos digitales es mucho más que una aspiración; es un fin estratégico. Y sobre todo, en el caso de los usuarios más jóvenes.

Así, la compañía, que desde hace años trabaja en formar e informar tanto a los menores como a sus familias sobre la utilización responsable de las nuevas tecnologías, ha puesto en marcha el proyecto #Porunusolovedelatecnologia para ayudar a reflexionar sobre el uso de la tecnología. Esta iniciativa se dirige tanto a los jóvenes como a sus padres, utilizando la principal vía de consumo de contenidos de las nuevas generaciones, el vídeo.

Y es que en los hogares nos vemos obligados a hacer frente a una gran cantidad de dispositivos (ordenadores, tablets, smartphones) y a veces la responsabilidad de educar a nuestros hijos en la seguridad y el buen uso de la tecnología puede sobrepasarnos. Precisamente para acompañar a los padres y madres en este camino de digitalización nació Empantallados, una plataforma que trata de demostrar que la tecnología no es un enemigo, sino un aliado.