Las mejores apps para hablar con los animales - Nobbot

Las mejores apps para hablar con los animales

La tecnología no solo sirve para hacer que las personas se comuniquen más fácilmente entre ellas, sino que también puede ayudar a superar las barreras entre especies y hacernos ‘hablar’ con los animales.

La app que reconoce las ranas

Frog-Id es la aplicación creada por el Ministerio de Medio Ambiente de Australia que reconoce el croar de las ranas. El principio es el mismo de la famosa aplicación musical Shazam: simplemente hay que activarla y grabar el verso de los anfibios para identificar su especie, género y familia

Disponible de forma gratuita en Google Play y App Store, FrogID tiene como objetivo descubrir rápidamente dónde viven y qué hacen las ranas para preservar una especie en grave riesgo, debido al cambio climático, la pérdida de hábitats, enfermedades y urbanización. FrogID, por ahora, solo está disponible solo en Australia y en la web dedicada también se ofrece una especie de competición para encontrar más ranas posible.

Perros y gatos

La tecnología también nos puede ayudar con nuestros amigos de cuatro patas, con quienes compartimos nuestros hogares. Hay muchas aplicaciones que nos ayudan a descubrir más y más de su mundo, que nos permiten controlar su estado de salud, observar su comportamiento, saber a quién contactar si se encuentra un animal abandonado o evitar perderlo, como Tractive GPS, un localizador para rastrear todos los movimientos de nuestros amigos.

Pero, ¿quién no quiso alguna vez oír hablar su perro o gato doméstico? My Talking Pet es una conocida aplicación que permite hacer ‘hablar’ a nuestra mascota. En primer lugar, hay que sacarle una foto de frente, cargarla y seguir las instrucciones para insertar los ojos, el mentón y la boca en el lugar correcto. Luego hay que grabar el mensaje que queremos que el animal pronuncie. Obtendremos así un vídeo donde la mascota habla (con nuestra voz), que podremos compartir en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Traductores de animales

Además de estos entretenimientos, hay traductores que tienen la ambición de descifrar realmente la comunicación entre nustreas especies. Este es el caso de Human-to-cat translator, una aplicación que reproduce sonidos grabados de gatos para poder interactuar con ellos.

Incluso antes de las aplicaciones, nació Meowlingual, capaz (en teoría…) de traducir unas 200 palabras escuchando los sonidos de nuestro amigo peludo y reconocer 21 emociones diferentes basadas en los movimientos y comportamientos del animal. Es un dispositivo que consiste en un micrófono y una pantalla de cristal líquido, producido por Takara, la compañía japonesa que ya había lanzado al mercado Bowlingual, el traductor para perros.

Dog Translator, en cambio, es un traductor humano-perro que asegura traducir frases, órdenes y palabras de cualquier idioma en ladridos, perfectamente entendibles para los animales. La base es científica, ya que sus creadores realizaron un estudio entre más de 100 perros, durante dos meses, relacionando determinadas palabras de humanos con ladridos. Una vez escogido el idioma, simplemente hay que escribir lo que queremos comunicarle a nuestro amigo y la aplicación lo traducirá en ladridos audibles para la mascota.

Perros de asistencia

Un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte ha desarrollado una serie de tecnologías para mejorar la comunicación entre humanos y perros, que se utilizarán principalmente con animales de rescate y asistencia, como los perros para discapacitados visuales. El mecanismo consiste en un chaleco para perro con dos tecnologías de comunicación implementadas: una permite nuestra comunicación con él, la otra sirve para ayudar al animal a comunicarse con nosotros.

La diferencia, explican los investigadores, no es secundaria porque “los perros se comunican principalmente a través del lenguaje corporal, por lo que el obstáculo a superar fue desarrollar sensores que interpreten su comportamiento en función de la postura”. Los datos se transfieren al ordenador a través de WiFi y el chaleco incluye altavoces y motores vibratorios, utilizados por los humanos para comunicarse con el perro a través de un software que recopila, interpreta y convierte las solicitudes humanas en una señal en el chaleco.

La tecnología puede ayudarnos mucho para entender a nuestros amigos de cuatro patas; sin embargo, Argos y Odiseo no las necesitaban, ya que el respeto y el amor deben venir de serie.

En Nobbot | Así es como están investigando para que entiendas los ladridos de tu perro o los maullidos de tu gato