La biometría por voz: el nuevo sistema que nos defenderá de los hackers

Lo próximo será la biometría por voz

La biometría por voz ya funciona como sistema de identificación

La suplantación de identidad en el correo electrónico, que lleva, por ejemplo, a que un extraño se haga pasar por tu jefe para pedirte información de la empresa, es un peligro creciente. Es la llamada “estafa del CEO”. Pero la suplantación no sólo se limita al coto del e-mail.

También se da en la contratación telefónica. Hoy en día es muy común contratar servicios, como un seguro para la casa, el contrato de la luz o la conexión a Internet, con una simple llamada. Pero si no está debidamente asegurada, esa llamada, aunque nos soliciten nuestros datos personales durante la conversación, no evita que alguien nos pueda suplantar y contratar servicios que no queremos. Un tercero podría hacerse pasar por nosotros de forma fraudulenta.

Sin embargo, existe una tecnología que, como el software de protección en el e-mail, permite detectar la suplantación cuando se trata de comunicaciones telefónicas. Es el reconocimiento de voz mediante técnicas de biometría. Una fórmula de autenticación basada en rasgos naturales del lenguaje que se suma a otras más extendidas, como la huella dactilar o el reconocimiento del iris.

La biometría por voz permite identificar al interlocutor al otro lado de la línea de una forma inequívoca. Además de evitar un fraude que sufren muchos call centers e identificar a los impostores, también protege al usuario de ser el objetivo de la suplantación, puesto que éste puede demostrar en cuestión de segundos y con una simple prueba de voz que fue víctima de una estafa realizada por un tercero. Asimismo, permite crear listas negras de huellas vocales. De forma que lanza alertas cuando la voz coincide con la de un defraudador conocido.

Análisis de 100 parámetros físicos

La biometría por voz ya funciona como sistema de identificación

Hablamos de una tecnología ya madura, pero que, curiosamente, todavía no está extendida en el ámbito de la contratación telefónica. En esencia, sistemas de biometría por voz como los de la empresa murciana Biometric Vox miden los rasgos únicos del aparato fonador y crean un perfil de cada usuario con una certeza casi absoluta a partir de más de 100 parámetros físicos de su voz. Su precisión reside en el registro de características personales, como la cavidad buco nasal y craneal, la frecuencia vocal, etcétera.  

Biometric Vox fue fundada en 2015 y ha desarrollado un software, FirVox, que es capaz de identificar al usuario al otro lado del teléfono y generar una firma electrónica mediante biometría. Se trata de un sistema que tiene validez legal y que, por lo tanto, permite obtener consentimientos médicos o solicitar un crédito, entre otras cosas. Además, esta plataforma cumple con el Reglamento Europeo eIDAS, encargado de regular la identificación y los servicios de confianza para transacciones electrónicas en la Unión Europea.

Biometric Vox también cuenta con CheckVox, otro sistema de biometría de voz que ya usan unas 3.000 personas al día y que tiene en cuenta aspectos como la velocidad, el acento o la frecuencia del hablante para crear una huella vocal única que luego tiene muchas aplicaciones empresariales. Sirve, por ejemplo, para llevar el control de presencia o de acceso en las compañías. De hecho, CheckVox ya es usado por el Banco Sabadell.

España, líder en suplantación de identidad

La biometría por voz ya funciona como sistema de identificación

Carlos Gavilán, director de desarrollo de negocio de Biometric Vox,  asegura que España es el país europeo donde más personas fueron víctimas de la suplantación de identidad durante el pasado año, según datos de Eurostat. “Es un delito que sufren tanto empresas como usuarios, ya que conseguir los datos personales de otra persona hoy en día puede resultar sencillo si no somos cuidadosos”.

Efectivamente, muchos ciberdelincuentes prueban con la suplantación de identidad de empleados o usuarios porque es una tarea mucho más sencilla, barata y da mayores réditos que atacar las redes corporativas, que suelen contar con mucha más protección y por lo general son entornos bastantes complejos.

Los inversores están apostando por esta tecnología, que permite realizar transferencias bancarias, desbloquear un móvil o incluso abrir y arrancar un coche. De hecho, Biometric Vox ha accedido a una ronda de financiación de un millón de euros, liderada por Banco Sabadell y un consorcio de empresarios de Murcia. Con esta aportación, la firma reforzará su presencia en el mercado español, en Europa y también en Latinoamérica y Estados Unidos.

Carlos Gavilán asegura que la empresa murciana para la que trabaja no tiene hoy por hoy competidores, por lo menos en la parte de biometría con firma. “A nivel mundial, sólo es posible firmar mediante voz, con plena validez jurídica, empleando FirVox. Es la primera y única solución, y es toda una revolución en el mercado por su sencillez y agilidad”, enfatiza Gavilán.

La voz como puerta de entrada a muchos servicios

Respecto a la biometría vocal en general, si uno mira en Internet puede encontrar soluciones parecidas de un buen número de proveedores, como la también española Fonetic o de firmas internacionales como Nuance, un clásico del reconocimiento de voz, Nice, Aware y Voicepin, entre otros.

No es de extrañar. Al fin y al cabo, la voz será la gran puerta de entrada a Internet y a multitud de servicios online. Según ComScore, en 2020 la mitad de las búsquedas online serán mediante voz. Prueba de ello ya es el éxito que están teniendo altavoces inteligentes como la gama Echo de Amazon o asistentes como Alexa o Siri.

En Nobbot | ¿Preocupado por tu seguridad? Orange quiere ayudarte con su servicio de alarma

Imágenes | iStock.com/IrinaVodneva, iStock.com/Bojan89, iStock.com/Winyoo08