«El internado: Las Cumbres»: un rodaje de miedo y risas

El internado, las cumbresEn Nobbot hemos tenido la oportunidad de hablar con los actores de «El internado: Las Cumbres», reboot de la serie de Antena 3 y que ya se puede ver en Amazon Prime Video, disponible a través de Orange TV.

A estas alturas, ya todos conocemos la trama de «El internado: Las Cumbres», una historia de suspense y terror que se  se desarrolla entre los muros de un colegio ubicado en las montañas, un lugar inaccesible en el que los alumnos, jóvenes de carácter problemático, se encuentran internos.

En esta ocasión, un bosque situado junto al centro, foco de sangrientas leyendas y amenazas, sumergirá a los alumnos en aventuras terroríficas.

«El Internado: Las cumbres»: pedos y fantasmas

Los jóvenes actores de la serie, quizás por restar tensión a la historia que tenían que interpretar, convirtieron el rodaje en una fiesta que se desarrolló entre risas y…pedos. Habéis escuchado bien.

“Voy a quedar fatal -explica Asia Ortega-, pero me da igual. En la primera temporada estábamos rodando en el bosque y llevábamos antorchas. Llevábamos una noche muy movida y cenamos fuerte. Le tocaba primer plano a Albert. Justo antes de que escuchara “¡acción!” le grité: “¡Albert, Albert!” y me tiré un pedo. Es que levanté la pata y todo”, cuenta Asia entre risas. Mientras Carlos no puede parar de reír, Albert asiente: “Luego era un minuto de plano buscando a mi hermana. La ceja me temblaba al principio de la toma… Y la antorcha, ¡un poco más y me peina!”.

El buen ambiente entre el joven elenco de «El Internado: Las Cumbres» fue determinante para conseguir el gran resultado de esta segunda temporada de la serie que ya podemos ver en Amazon Prime Video y Orange TV, donde también está disponible la triunfado de los últimos Goya, «El Buen Patrón».

Sin embargo, no todo fueron risas. Los actores dejan por un momento de reír cuando les preguntamos por experiencias paranormales que hayan vivido. Carlos Alcaide recuerda en ese momento el encuentrocon una niña fantasmal que le miró desde el otro lado de una calle y con la que notó una conexión especial, «algo que trascendió». Otros se refieren a parálisis nocturnas, manos que rozan las piernas al dormir, ruidos extraños por la casa.

Esa conversación nos lleva a sus películas de terror y personajes favoritos. Surgen nombres clásicos como «El exorcista», «El Resplandor» o «Pesadilla en Elm Street» y otras cintas más recientes como «La Monja» o «Babadook».

Como vemos, estos jóvenes actores tienen la preparación adecuada como para afrontar la espeluznante trama de «El internado: Las Cumbres».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.