Por dónde empezar si se quiere aprender a programar - Nobbot

Por dónde empezar si se quiere aprender a programar

Si en nuestra relación con la tecnología queremos pasar de ser meros espectadores a forma parte activa de su evolución, lo nuestro es la programación, aprender a escribir código. Ese conjunto de caracteres que colocados de forma correcta permiten darle instrucciones a una máquina para que haga lo que nosotros queramos, ya sea un ordenador, un teléfono móvil, una Smart TV o un robot.

Tampoco hay que perder de vista que cada vez es más difícil pensar en una profesión que no esté relacionada de algún modo con la tecnología, tal y como nos cuenta Ainhoa Marcos, responsable de los proyectos Hacking STEM de Microsoft Ibérica.

Según sus datos, “más del 50% de los empleos actuales requieren habilidades tecnológicas, y los expertos dicen que el porcentaje aumentará al 77% en menos de una década. Están emergiendo nuevos roles de trabajo y los existentes están cambiando para incluir nuevas tecnologías. En este sentido la programación y el lenguaje computacional son y serán el lenguaje del futuro”, recalca.

Eso sí, antes de ponernos a ello tenemos que saber que, para superar con éxito nuestro reto, debemos ser perseverantes, asumir que sólo vamos a aprender a base de cometer errores y, sobre todo, practicar, practicar y practicar porque –una última advertencia– no va a ser fácil.

Por dónde se empieza a programar

Lo primero que hay que tener claro es qué queremos hacer. Existen varios lenguajes de programación destinados a diferentes entornos, y más o menos extendidos. Para despejar dudas, una buena referencia es el Tiobe Index, un ranking mensual que recoge cuáles son los lenguajes más populares. Su clasificación se basa en los resultados que arrojan buscadores como los de Google, Bing, Yahoo!, Wikipedia, Amazon, YouTube o Baidu. A la cabeza de la clasificación está Java, y C es el que ha experimentado mayor crecimiento durante el último año.

Si nuestro interés por la programación responde más a una cuestión profesional, es interesante consultar Trendy Skills, donde recogen qué sueldo medio tiene un programador dependiendo del lenguaje que domine. Incluyen datos de 14 países, también de España, y aquí Java también supera al resto en términos absolutos. De cualquier forma, no hay que perder de vista que lo importante es empezar, hay muchas similitudes entre ellos y, una vez aprendido uno, nos resultará más fácil sumergirnos en el código de otro.

APRENDIZAJE POR BLOQUES

Con estas cuestiones un poco más claras, llega el momento de ponerse al lío. Si tenemos niños cerca, ya nos habremos percatado de que existen cursos de robótica dirigidos a ellos para que se inicien en esto de la programación. Evidentemente, no se trata de enseñarles a escribir código, sino de ayudarles a comprenderlo para estimular su curiosidad.

Un buen comienzo es Scratch, del prestigioso MIT Media Lab. Se basa en un sistema de bloques por colores que permite iniciarse en los lenguajes de programación de forma intuitiva. Sus tutoriales básicos enseñan a crear una animación, crear música o juegos. Aunque está diseñado para edades entre los 8 y 16 años, es utilizado por personas de todas las edades. Tanto es así que en Coursera te enseñan los principios de la programación a través de este lenguaje.

El aprendizaje basado en bloques también es el que se utiliza en Microsoft Makecode. “Este sistema permite aprender a codificar desde edades muy tempranas para luego pasar a JavaScript”, describe Marcos. Este sistema es libre, multiplataforma y está basado en código abierto, por lo que no requiere instalación. Incluye tutoriales sencillos para construir un robot con cajas de cartón o una billetera que cuenta sola los billetes.

Igual de sencillos son los cursos diseñados en la Hora del Código. De una hora de duración, se trata de introducir a personas sin experiencia –de entre 4 y 104 años, según sus promotores– en el mundo de la computación. La iniciativa está organizada por Code.org y cuenta con el apoyo de tecnológicas como Microsoft, Apple y Amazon. Con ellos no nos convertiremos en un experto en informática, pero es una buena forma de ver si esto es lo nuestro.

Lenguajes de programación concretos

Una vez superada la fase intuitiva, hay que asimilar conceptos e ir a lo concreto. Java, HTML, Phyton , Ruby on Rails… son algunos de los lenguajes de programación más utilizados. Para hacernos con ellos, lo mejor es acudir a algunas de las plataformas online con más bagaje e inspiradas en una misma filosofía: aprender a escribir código está al alcance de cualquiera. Aunque conseguir nuestro objetivo nos va a llevar trabajo.

“It takes work” es la frase con la que nos recibe en su web Kate Ray, una joven programadora que aprendió ella sola a escribir código, y que ha reunido en Teach yourseft to code tutoriales y recomendaciones hechas por los propios programadores. La ayuda de estas comunidades resulta muy útil y, sobre todo, práctica.

Stack Overflow, por su parte, presume de ser la más grande en este campo: “Cada mes, más de 50 millones de desarrolladores acuden a Stack Overflow para aprender, compartir sus conocimientos y desarrollar sus carreras”.

Cualquier aspirante a programador debe pasar por FreeCodeCamp. HTML, JavaScript, CSS y JQuery son algunos de los lenguajes que figuran entre sus tutoriales. Además, podemos compartir experiencias con otros miembros de la plataforma.

En Codeacademy también hay una comunidad de desarrolladores en español, lo que sólo está en inglés son sus cursos básicos, interactivos y gratuitos. Si sube tu interés por alguno de ellos, es posible ampliar conocimientos previo pago. En la misma línea tienes Khan Academy. Para empezar, podrás aprender a crear dibujos y animaciones con JavaScript, páginas web con HTML y CSS, y a almacenar y manipular datos con SQL.

Si definitivamente esto es lo nuestro, tenemos que hacernos a la idea de que el aprendizaje es continuo. La realidad virtual o la inteligencia artificial son mercados ya maduros a pesar de su juventud. Utilizar el lenguaje adecuado para participar de ello también está al alcance de los principiantes, como así demuestran en Udacity. En colaboración con Google, nos introduciremos en el diseño de aplicaciones multipantalla o en la creación de contenidos de realidad virtual. Son sólo un ejemplo de los alrededor de 50 cursos gratuitos para principiantes que tiene alojados Udacity en su plataforma.

A estas alturas parece evidente que las escuelas más prestigiosas para aprender a programar desde cero, de forma gratuita y online se ubican en Estados Unidos. Detrás están organismos como el MIT o Georgia Tech, o empresas como Google, Amazon o Facebook.

En España podemos echar mano de una iniciativa interesante, y con años de experiencia a sus espaldas. En APR (Aprender a programar) no tendremos problemas con el idioma en el momento de sumergirnos en casi cualquier lenguaje de programación y resolver dudas en su foro. Aunque no nos olvidemos que a la hora de escribir código todos hablan el mismo idioma.

En Nobbot | Es urgente que los jóvenes aprendan a programar