El hilo definitivo en Twitter sobre los estados de WhatsApp

Estados de WhatsAppLos estados de WhatsApp nos permiten compartir imágenes, vídeos y GIFs animados, con la peculiaridad de que el contenido tiene una fecha de caducidad de 24 horas después de su publicación.

En ellos, los usuarios de esta plataforma de mensajería comparten con sus contactos fotos de comilonas, vídeos de conciertos, chistes de cuñados en forma de memes o profundos pensamientos obtenidos de la sección de libros de autoayuda en unos grandes almacenes. Es un comportamiento parecido al exhibicionismo habitual en Instagram pero para connaisseurs.

¿Cuántas personas actualizan sus estados de WhatsApp? Pues bastantes, pero no vamos a perder el tiempo buscando en Google pues confiamos en la habilidad de nuestros lectores.

Entre los contactos del que esto escribe es un hábito muy minoritario, pero puede ser que mi móvil sea reflejo del recato de mis conocidos que bastante tienen con lo que tienen. Precisamente uno de ellos, el periodista Carlos Hidalgo, ha publicado en Twitter un hilo desopilante sobre esta costumbre de contar sucesos irrelevantes de nuestra existencia a personas a quienes no interesan si esos sucesos ni, en la mayor parte de los casos, nuestra existencia.

estados de whatsapp pasivos-agresivos

En su repaso de los estados de WhatsApp de sus contactos (uf, no ha elegido ninguno de los míos), Carlos Hidalgo comparte imágenes de lo que el denomina «basura pasivo-agresiva», indirectas vete a saber dirigidas a quién con «imágenes pixeladas y repixeladas de tanto reusarse», «sabios consejos de vida que en realidad es tu tía Pili metiendo el dedo en el ojo a su amiga Chelo» o lo que él considera su subgénero más detestado dentro de los estados de WhatsApp: «los memes cutres de Mafalda».

El hilo, que empezó a finales de 2021, sigue con frases conformistas o amargadas, memes luditas, amenazas veladas…En fin, muchas actualizaciones de WhatsApp y mucho susurrar mientras se mira de reojo como hiciera Gila cuando decía aquello de «alguien ha matado a alguien y no me gusta señalar, alguien es una asesino».

Finalizamos con una advertencia: antes de actualizar vuestros estados de WhatsApp, comprobad que Carlos Hidalgo no figura en vuestra lista de contactos y, si es que sí, ojito con lo que compartís que podéis convertiros en el hazmerreír de Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.