Por qué instalar un sistema de seguridad inteligente en casa

¿Por qué conviene instalar un sistema de seguridad inteligente en casa?

Uno de los ámbitos de aplicación clara del internet de las cosas es el hogar. De hecho, ya hay apps y tecnologías que nos permiten controlar a distancia -desde una tableta o desde el smartphone– la calefacción, el aire acondicionado, la nevera y su contenido, o el estado de la colada. Sin embargo, lo que más preocupa a los españoles, sobre todo en verano, cuando dejan vacía su casa, es la seguridad de la vivienda. Y por eso la funcionalidad de IoT que más demandan es la de seguridad y control remoto del hogar.

Un estudio de la consultora británica Context certifica que cerca del 40% de los españoles estaría interesado en vivir en una casa inteligente antes de 2021. Pero, más aún, ese documento asegura que casi un 23% de ellos está decidido a invertir próximamente en sistemas de seguridad inteligente en el entorno doméstico.

Según Prosegur, en España se produjeron en la última década una media de casi 128.000 robos en domicilios cada año. De ellos, algo más de un 80% se producen en chalets, y el resto en pisos. Y los hurtos se suelen concentrar en tres momentos concretos del año: en enero, coincidiendo con las Navidades; en agosto, por las vacaciones de verano; y en marzo, por la Semana Santa.

Algunos consejos prácticos

Es importante tener en cuenta varias cosas si queremos evitar sustos a la vuelta de vacaciones. Lo primero: es clave dar la impresión de que uno está en casa para disuadir a los delincuentes. Está demostrado que la mejor protección contra la intrusión sigue siendo la presencia personal. Por eso, es interesante dar la impresión de que la casa no está deshabitada, incluso cuando no es así. Algo muy sencillo para lograr este efecto es dejar las persianas medio subidas antes que totalmente bajadas.

También es interesante contar con una persona cerca de casa, un amigo o familiar, que tenga llave del domicilio y de vez en cuando le eche un vistazo. Además, no está de más disponer de una puerta blindada y con cerraduras de seguridad que esté libre de ranuras para meter las herramientas de las que se sirven los malhechores.

Pero vayamos a lo digital. Como decíamos antes, al día de hoy un hogar inteligente no solo permite gestionar electrodomésticos y ganar en confort, sino que también se lo pone más difícil a los ladrones que quieren irrumpir en las propiedades ajenas. Este aspecto es clave sobre todo en el periodo estival. Ahora la seguridad del hogar está sobre todo en el móvil gracias a la comunicación con sensores, cámaras y temporizadores.

Por ejemplo, gracias a los temporizadores se puede controlar el encendido y apagado de las luces de casa remotamente, o incluso programarlas para que se enciendan cuando alguien se acerca, mediante los detectores de movimiento. De esta forma, volvemos a decirle a los posibles atacantes que estamos en casa, cuando en realidad nos encontramos a cientos o miles de kilómetros, en la playa o en un crucero por el Caribe.

También es importante controlar todo lo que pasa ante la puerta de casa. Hasta ahora, los timbres convencionales han servido para avisar de que alguien llamaba a la puerta, y por eso son útiles solo si uno se encuentra en casa. No obstante, hoy hay videoporteros inteligentes con altavoces y micrófonos incorporados para que el propietario pueda ver, oír y hablar con cualquier persona que llame a la puerta o que se encuentre en su propiedad, sin importar si el inquilino está en la vivienda.

A través del teléfono móvil, estos ‘timbres’ envían alertas en tiempo real de lo que sucede delante de casa y retransmiten vídeo en directo. Además, se trata de una funcionalidad muy útil también durante el resto del año, sobre todo a la hora de recibir paquetes de Amazon o cualquier otra tienda online, porque permite coordinarnos con el repartidor.

Orange Smart Security

Un tema clave a la hora de asegurar el hogar es el coste. Los nuevos sistemas de seguridad inteligente son una opción más económica que los sistemas de alarma convencionales. Uno mismo puede instalarlos fácilmente en su casa sin necesidad de recurrir a un profesional, o pagar muy poco por su puesta en marcha.

Para garantizar la seguridad en los hogares, Orange ofrece su solución Smart Security, que por solo 29,95 euros al mes ofrece en un mismo pack tres sensores y un panel central de control, aviso a la Policía, botón de SOS para emergencias o placa disuasoria de la empresa Tyco.

Con Smart Security, el hogar se monitoriza desde el móvil o una tableta gracias a una app disponible para iOS y Android. La alarma se activa automáticamente cuando la familia sale de casa y se desactiva desde el panel de control, que manda una alerta que identifica a la persona que en ese momento ha entrado. En esta app los clientes pueden ver y guardar imágenes. Además, el sistema puede ser enriquecido con cámaras HD y detectores de movimiento para exteriores. Orange promociona su Smart Security con dos meses gratuitos.

Imágenes | iStock.com/scyther5 / iStock.com/Kwanchai_Khammuean / Orange