Iturralde González analiza el VAR en el fútbol: ventajas e inconvenientes

Iturralde González, ex árbitro: “¿Si el VAR hará el fútbol más justo? El fútbol es lo que es”

var

Comentarista en la radio, analista en la prensa deportiva, monologuista en televisión, protésico dental, tuitero… Por hacer, Eduardo Iturralde González (Bilbao, 1967) hasta ha participado en un reality show en televisión. Pero todo queda al margen cuando rueda el balón y se habla de fútbol. El segundo árbitro con más partidos pitados en la historia de la Primera División española, donde estuvo nada menos que 17 años, entre 1995 y 2012, nos habla de tecnología, del videoarbitraje o VAR (del inglés, video assistant referee), cuyo uso acaba de ser aprobado para el próximo Mundial de Rusia 2018; y, claro, del futuro del fútbol. 

– Han pasado seis años desde que dejaste de arbitrar. ¿Cómo ves la evolución tecnológica en el fútbol desde entonces?

Te guste o no te guste, estamos en el siglo XXI y es lo que demanda la sociedad. Siempre habrá reminiscencias del pasado, pero no se puede pelear contra el futuro.

– ¿Y desde que debutaste en primera división en 1995?

Cambio, cambio… al final es casi todo parecido. El fútbol, en sí, sí que ha cambiado, porque hoy es mucho más rápido. Me he dado cuenta, cuando he dejado de arbitrar, de que la gente no es consciente de lo rápido que va el balón. Desde arriba lo ves todo muy bien. Pero desde abajo, a ras de suelo, cuando vas a 200 pulsaciones, es complicado.

– ¿Ha cambiado la preparación tecnológica de los árbitros españoles?

Ahora empezará a cambiar. El VAR va a cambiar la forma de arbitrar. Antes, las jugadas dudosas se cortaban. Ahora, todas las jugadas que van al límite habrá que dejarlas seguir. Si el asistente la señaliza, el árbitro tiene que pitar y el VAR ya no funciona. Hay que adaptar el arbitraje a la tecnología para sacarle todo el rendimiento al VAR.

Que va a haber mucha polémica, está claro. En todos los países que han puesto el VAR, el primer año es muy polémico.

Ese concepto, a la gente que venga nueva le va a ser también muy complicado. Al ponerlo solo en Primera División, va a haber una preparación solo para asistentes y árbitros de primera. Esta es una de las pegas del VAR. Cada año, suben dos árbitros de Segunda A y cuatro asistentes y van a tener que hacer el curso, porque en sus ligas va a ser muy diferente.

VAR

– Los primeros cursos de formación en España están en marcha. ¿Crees que el colectivo está listo para la aplicación del VAR la próxima temporada?

Que va a haber mucha polémica, está claro. En todos los países que han puesto el VAR, el primer año es muy polémico. Estamos hablando del fútbol, el deporte más retrógrado que hay en cuanto a cambios. Cada vez que se hace un cambio parece que se cae el mundo. Ahora parece que se ha abierto y a ver en qué acaba todo esto.

– Y la afición, ¿está lista?

A los que estemos en televisión no nos va a costar mucho. El VAR son de 36 a 40 cámaras y repasar sus imágenes lleva su tiempo. De media, entre un minuto y un minuto y medio se va a parar el partido. En la tele no hay problema, porque te pondrán cualquier repetición. En el campo, sin embargo, es muchísimo tiempo sin saber qué pasa. El futuro pasa por adelantar esos tiempos de espera, pero me parece imposible. Al final, el ojo humano las analiza y eso lleva su tiempo.

Hay pocos penaltis que son seguros. Al 40% es el defensa y al 60% lo provoca el delantero; y eso una máquina no lo sabe discernir.

– ¿Y para cuando lo analice un ordenador?

En algunas jugadas eso va a ser imposible. La mayoría de las veces, y por eso es tan difícil arbitrar, se necesita interpretación. Por ejemplo, hay pocos penaltis que son seguros. Al 40% es el defensa y al 60% lo provoca el delantero; y eso una máquina no lo sabe discernir. El día que la inteligencia artificial sustituya al árbitro, a cualquiera de nosotros, me empezará a dar un poco de miedo esta sociedad.

VAR

– ¿Cómo cambia el papel del árbitro con el videoarbitraje?

En general, habrá menos polémica en el campo. Una vez visionado el vídeo, los jugadores ya no podrán protestar igual. También le quitará cierto tipo de presión al árbitro, pero no toda. Hay un montón de cosas que seguirán siendo interpretativas.

– Si se elimina mucho la polémica, ¿no se elimina también uno de los pilares del fútbol? Al fin y al cabo, la polémica genera conversación y noticias durante toda la semana después del partido.

Yo creo que seguirá existiendo. Y más en el país en el que vivimos… Enseguida la gente empezará a ver manos negras. Por ejemplo, en la última Super Bowl hubo un montón de polémicas a pesar de que llevan varios años poniendo en uso la tecnología arbitral. Mientras haya algo en juego habrá polémica.

El VAR solo va a poder entrar en cuatro supuestos: equivocaciones en jugadores amonestados, una roja, jugadas de gol y penalti. No puede entrar en más.

– Claro, como el VAR lo lleva Mediapro, que se olvide el Madrid de ganar LaLiga…

(risas) Yo creo que nos gusta buscar una mano negra porque nos quedamos tranquilos. Hemos perdido, pero ha sido por culpa de una mano negra y ya nos quedamos aliviados.

– Hablando más en detalle, ¿el VAR va a primar sobre el criterio del árbitro o viceversa?

El VAR solo va a poder entrar en cuatro supuestos: equivocaciones en jugadores amonestados, una roja, jugadas de gol y penalti. No puede entrar en más. Además, solo puede entrar en el partido cuando el que esté detrás del VAR se juegue la vida. Por ejemplo, en el penalti a Griezmann en el Villarreal-Atlético de Madrid de la última jornada, que para mí no es penalti, no podría entrar el VAR.

¿Por qué? Porque hay contacto y entra en juego la interpretación, con lo cual, nadie del VAR se va a atrever a contradecir al árbitro. En resumen, solo se va a aplicar cuando exista un error manifiesto. Otra cosa distinta es que el árbitro tenga dudas y pida el VAR.

Además, hay que tener en cuenta que las imágenes de televisión magnifican las acciones. Las faltas, las entradas, parecen mucho más duras de lo que se ven en el campo. La cámara lenta desvirtúa la realidad. Por eso va a ser un constante aprendizaje, una búsqueda de equilibrio entre todos.

– ¿El VAR hará el fútbol más justo?

¿Si el VAR hará el fútbol más justo? Las decisiones arbitrales estarán más reforzadas. Pero hablar de justicia… El fútbol es lo que es.

El mundial será el primer gran torneo. Todo el mundo cree que el VAR va a ser un éxito, pero los nervios van por dentro. Ya no son pruebas, estamos hablando de naciones.

– ¿Estamos listos para verlo implementado en Rusia 2018?

Sí, en el Mundial es más fácil. Son torneos cerrados, con muchos menos partidos, no suele haber tantas jugadas polémicas, no hay muchas protestas… Es bastante más factible que en las ligas largas. En el Mundial hay menos presión, los jugadores intentan engañar menos porque una sanción te deja sin campeonato, protestan menos y las entradas son más controladas.

– Pero en cuanto a tecnología, el Mundial será la prueba de fuego del VAR.

Este será el primer gran torneo. Todo el mundo cree que el VAR va a ser un éxito, pero los nervios van por dentro. Ya no son pruebas, estamos hablando de naciones. Imagínate que un país se queda fuera por una decisión errónea del VAR. Todo el chiringuito se viene abajo. Si pones la tecnología es para no equivocarte.

– ¿Realmente crees que se eliminarán las equivocaciones?

No. El problema lo tenemos hasta que la gente se dé cuenta. En el fútbol es todo imperfecto. Es un juego de errores y de engaños, pero el único que queremos que no se equivoque es el árbitro.

– Por resumirlo un poco. ¿Cuáles dirías que pueden ser los efectos positivos del VAR?

El reforzamiento arbitral y que se protestará menos, al menos en teoría. Hay una cosa muy curiosa. En todas las competiciones en las que se ha puesto el VAR, siguen ganando los mismos que cuando no había y siguen descendiendo los mismos. En 38 partidos de liga, al final vas a estar donde tienes que estar.

El fútbol siempre ha sido muy dinámico. Poco a poco acabaremos asimilando los tiempos muertos, pero en un principio va a costar.

– ¿Y los efectos negativos?

El tiempo, porque el fútbol siempre ha sido muy dinámico. Poco a poco acabaremos asimilando los tiempos muertos, pero en un principio va a costar. Además, no habrá límite de interrupciones por partido.

– O sea que va a poder alargarse mucho…

Es más, LaLiga está pensando en ampliar la ventana de tiempo entre partidos. Ahora hay 15 minutos entre encuentros. Si tienes tres o cuatro decisiones con el VAR, los partidos se pueden solapar e imagino que las televisiones querrán poder seguir emitiendo todo.

– Hay jugadores que se han quejado de que con el VAR cambia mucho el fútbol. ¿Crees que se altera su esencia?

Cambiar, cambiar… el fútbol sigue siendo igual. Lo que se pierde es el dinamismo y un poco la emoción, esa explosión de alegría tras un gol, porque sabes que igual a los 30 segundos te dicen que lo anulan.

VAR

– ¿Cuáles son los obstáculos que han retrasado su implementación en España?

Una guerra entra LaLiga y la Federación. LaLiga quería el VAR desde hace mucho tiempo, pero como Villar y Tebas tenían un conflicto, pues la Federación se oponía.

– Pero la Champions, por ejemplo, tampoco lo ha implantado.

Es que en la Champions hay otro problema. Los árbitros no son de la Champions, son de cada federación. Cada país tiene que preparar a sus árbitros de forma continua. La Champions quiere que todos los árbitros de todas las asociaciones sepan lo que es el VAR antes de usarlo. Con FIFA es distinto, porque son torneos pequeños y cortos, para los que se puede preparar a los árbitros de forma específica.

Hasta que las federaciones de cada país no tengan implantado el VAR, no habrá videoarbitraje en la Champions. Es eso o algo mucho más drástico: que el que no haya dado nociones de VAR no pueda arbitrar UEFA.

En Nobbot | 3D, 4K, 360º, Big Data… La tecnología también juega al fútbol

Imágenes | LaLiga, FIFA, Archer Photo (portada)