Miguel Ríos, clave en la popularización de la tecnología láser en España

Miguel Ríos y la marcha rojaEl papel de Miguel Ríos como uno de los pioneros del rocanrol en España es de sobra conocido, pero no lo es tanto su contribución a la popularización de la tecnología láser.

«Por primera vez en España: el rayo láser», así se anunciaba esta tecnología en el cartel de la histórica serie de conciertos «La noche roja» organizada por Miguel Ríos con la colaboración del publicista Rafael Baladés, letrista de la canción «Libertad sin ira» que, interpretada por Jarcha, se convirtió en un himno de la transición democrática.

Para sufragar los gastos de este festival, que recorrió España el verano de 1978 y en el que se prometía «Más de 7 horas de rock y rollo. A punta pala», el cantante granadino y su socio lograron la financiación de la marca de pantalones vaqueros Red Box. De ahí el provocador nombre del festival, que aunaba, en insólita mezcla, lucha obrera y publicidad comercial.

pistolas láser y rocanrol

Hoy estamos habituados al rayo láser, cuyos usos van desde la lectura de códigos de barras en la caja del supermercado a la fibra óptica que lleva internet a nuestros hogares. Sin embargo, en los años 70, el imaginario colectivo relacionaba esta tecnología, desarrollada apenas una década antes, con pistolas desintegradoras en palmípedas manos de invasores extraterrestres. 

Por eso, este concierto impulsado por Miguel Ríos, además de para promover los grandes festivales de rock en España, con distintos grupos en el escenario y grandes equipos de luz y sonido, sirvió para normalizar el uso de la tecnología láser fuera de los laboratorios de Física. Por lo menos entre los aficionados al rock duro.

Miguel-Rios-01

miguel ríos y el láser, en usera

La primera de las actuaciones de este festival tuvo lugar en el barrio de Usera, en Madrid, ante 25.000 espectadores que vieron desfilar por el escenario al mismo Miguel Ríos junto a grupos como Guadalquivir, Tequila, Salvador, Iceberg y Triana. Entre actuación y actuación, se amenizaba la espera con tres cañones láser que dibujaban en la noche sorprendentes trazos de luz.

Del éxito de este espectáculo con tecnología láser dieron cuenta los medios de información al día siguiente. En El Pais, el periodista José Manuel Costa comentó que «la Noche Roja tal vez sea el primer circo de rock que se ha planteado en nuestro país con unas condiciones técnicas  mínimas en  lo que respecta a sonido, luces y diseño del festival».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.