Los eSports del futuro: conoce los juegos que pueden cambiarlo todo - Nobbot

Los eSports del futuro: conoce los juegos que pueden cambiarlo todo

¿Cuándo llegarán los sustitutos de League of Legends, DOTA II o Counter Strike: Global Offensive? ¿Son tan incombustibles como quieren hacernos creer? La verdad es que algunos de estos clásicos modernos ya van mostrando síntomas de agotamiento. El mejor ejemplo lo percibimos cuando un jugador que ha dedicado media carrera profesional a COD prefiere darle la espalda y echarse unas rondas en Overwatch.  

Por supuesto, lo nuevo no va a enterrar lo viejo, habrá un dilatado periodo de convivencia. Y es aquí donde surgirán las nuevas tendencias que conquisten el terreno competitivo.

EL APOGEO DEL SIM RACING

Los que somos fieles a los juegos de conducción nos lo llevamos preguntando varios años, ¿dónde están los simuladores de carreras dentro del ecosistema de los eSports? Y la respuesta es, bueno, delante de nuestras narices. Ha sido un proceso lento, aunque fructífero.

McLaren lleva desde el pasado octubre buscando al jugador más veloz del planeta. Y la F1 ha formalizado este 2018 su apuesta con la Fórmula I eSports Series, el evento regular donde participan 10 clubes de distintos países. Xbox ha empujado esta industria gracias a la alianza entre el hardware Xbox One X y la joya de Turn 10 Forza Motorsport 7. Y si visitamos con cierta frecuencia la ESL, allí podemos encontrarnos con simuladores como Assetto Corsa, rFactor 2, iRacing, Gran Turismo SportProject Cars 2.

Entretanto, Fernando Alonso ya demostró su interés por los eSports a través de su propia escudería, FA Racing G2, y fabricantes como Logitech han volcado sus últimas tecnologías en los distintos cockpits —cabinas de juego que imitan los controles de un vehículo real— para optimizar la simulación en este tipo de videojuegos. El futuro, con la realidad virtual en mitad de la ecuación, presenta muy sugerente para este tipo de experiencias.

BATTLE ROYALE… POR EQUIPOS

PUBG se ha posicionado como la experiencia de 2017. Ha ganado sin ganar y, aunque ya parece haber tocado techo en cuanto a crecimiento, con 3 millones de usuarios simultáneos, lo que está por venir puede ser una camaleónica sorpresa.

En primer lugar, PUBG ha entrado en los eSports por la puerta pequeña, a través de un Invitational. Es decir, una invitación a distintos jugadores de todo el mundo para que participen y así crear una especie de termómetro de interés, valorando qué tal funciona. Durante la Gamescom y la Quake Championship se comprobó que sí, hay interés por ver PUBG en los eSports.

En segundo lugar, porque los battle royale están aún perfeccionando la fórmula. Todavía han de afinar sus modelos mecánicos y una de estas pautas vienen determinadas por el futuro Modo Zombie, que llegará en algún momento por determinar antes del verano.

¿De qué estamos hablando? De equipos a cuatro, comandos guerrilla, donde tenemos que enfrentarnos a 96 jugadores, que bien pueden hacer respawn (reaparición en algún lugar estratégico del mapa) o no. Esta modalidad está empujando una especie de Battle Royale por equipos que puede desembocar en un 50 contra 50 con fuego amigo incluido.

Lo que está claro es que a esta tipología de juegos aún le queda bastante por crecer, como están demostrando émulos como Fornite o Last Man Standing, o el recién oficializado Rust —que ha pasado el último lustro en versión alfa—.

LOS DEPORTES IGNORADOS

2017 también fue el punto de partida en otra alianza la mar de interesante: la NBA y el mundo de los eSports. La NBA 2K eLeague dio comienzo hace poco más de un mes y ya hemos podido ver en movimiento las 17 franquicias de la liga americana dándolo todo como en el basket real, cinco contra cinco.

Echamos en falta algunas licencias, desde luego, como podrían ser Los Ángeles (Lakers y Clippers) o los Chicago Bulls, pero viendo la afluencia y rendimiento no es de extrañar que en la próxima temporada sean citas obligatorias.

El fútbol también parece haber despertado de esa especie de letargo que lo mantenía condenado a la segunda fila. El mercado de Ultimate Team en FIFA 18 ha comenzado a prestar más atención a la segunda división de los distintos países, un mercado apenas explotado ideal para los novatos que buscan medrar sin gastar verdaderas fortunas.

¿Qué queremos decir con esto? Que es muy posible encontrarse con nuevos torneos ligueros con competiciones acotadas a este tipo de fórmulas. Y, si de deportes hablamos, los Juegos Olímpicos de Invierno ya demostraron su propia alianza con el Intel Extreme Masters. Que no nos extrañe ver en un futuro al sucesor de Steep (Ubisoft, 2016) sorteando millonarios premios entre sus figuras de élite.

ESTRATEGIA (TELEVISADA) EN TIEMPO REAL

¿Y qué podemos decir de clásicos como Age of Empires, con una cuarta entrega a punto de desembarcar? Sabemos que Microsoft querrá aprovechar el tirón, pero lo más interesante se presenta en torno al sistema interno del propio juego.

Los RTS son pausados, ofrecen un gran espectáculo sólo cuando vemos agresivos enfrentamientos entre dos poderosas facciones. El resto del tiempo está volcado en la construcción de un imperio, el control estratégico de un mapa. ¿Alguien querría ver una partida de LoL de dos horas? Pues lo mismo.

Pero aquí entran en juego las partidas modificadas y adaptadas a las distintas necesidades. Pongamos que contamos con los mismos recursos y un bando a cada lado de la pantalla. El resto lo pondrán los recursos que haya logrado recolectar cada equipo durante un tiempo determinado.

Pero estas posibilidades son sólo pequeños ejemplos. Si alguien recuerda la saga literaria ‘El juego de Ender’ sabrá que los RTS son el ejemplo perfecto para los eSports. Un capitán comandando a un grupo de jugadores que, a su vez, cada uno controla una distinta facción. Como un equipo de baloncesto donde el base controla a los arqueros y el pívot a la vanguardia de lanceros.

Esto fomentaría un marcial y enfurecido juego en equipo donde un pequeño fallo puede abrir una enorme brecha en las filas y desestabilizar la partida. Créenos si te decimos que no queda tanto tiempo para ver un escenario así en los Major competitivos de todo el planeta.

En Nobbot | Revolución eSports: más de 30,5 millones de fans europeos en 2018

Imágenes | Electronic Arts