¿Qué es el firmware de un móvil y para qué sirve?

¿Qué es el ‘firmware’ de un móvil y para qué sirve?

Muchas veces oímos hablar del firmware de un dispositivo, pero por lo general cuesta imaginarlo o saber de qué nos hablan. En este post te vamos a contar para qué sirve esta pieza de software, que no debemos confundir con el sistema operativo del móvil o con los drivers, y que en algunas ocasiones conviene actualizar. 

Hay que aclarar que el firmware no es exclusivo de los smartphones. Cualquier aparato, desde un electrodoméstico a unos auriculares bluetooth, pasando por una tableta, un teléfono o un ordenador, va provisto de este programa básico que sirve para controlar sus circuitos electrónicos y sus componentes.

El firmware se encarga de arrancar esos circuitos y mantiene un correcto funcionamiento de los mismos. Se puede decir que es el encargado de mantener un primer nivel de control del aparato. 

En el caso de un teléfono, es el primer programa que interactúa con todas sus partes: el procesador, la pantalla, los conectores, la antena, la batería… Antes incluso de que el sistema operativo se ponga en marcha. 

Si lo pusiéramos en términos de biología, el firmware sería esa parte del cerebro que, sin que nosotros nos demos cuenta, gestiona funciones vitales como respirar, digerir los alimentos, hacer circular la sangre por el organismo o ponernos sobre aviso cuando hay peligro.  

Un ejemplo clásico de firmware es la BIOS de un ordenador, que tiene la misión de iniciar la máquina y comprobar que todo está en orden: la memoria RAM, el procesador central, el disco duro o la tarjeta gráfica.

Las instrucciones del firmware suelen estar cargadas en un chip de memoria ROM o Flash. Por eso se puede considerar que forma parte del hardware, aunque en realidad es un programita con las instrucciones básicas de las piezas de hierro del celular. 

¿Por qué actualizarlo?

Es interesante actualizar en algunas ocasiones el firmware porque los fabricantes de componentes modifican el software que gobierna los dispositivos para mejorar sus funcionalidades, o para corregir los fallos de las primeras versiones

Garantizar la seguridad del aparato es otra razón. Porque hay antecedentes inquietantes. En 2017, un fallo en la seguridad del kernel o núcleo de los procesadores de Intel ponía en jaque millones de equipos informáticos en todo el mundo. Las vulnerabilidades que explotaban los malos, llamadas Meltodown y Spectre, al final afectaron a tabletas y teléfonos. 

Un año más tarde, se descubrió una organización que había insertado malware en el firmware de muchos móviles Android de bajo coste. En total, más de 140 móviles y tabletas con el sistema operativo de Google venían de fábrica con software malicioso. Este malware generaba anuncios al abrir algunas aplicaciones y proporcionaba así ingresos a los criminales a través de la publicidad. 

Hay que decir que en cada marca de móvil, actualizar el firmware es un proceso diferente. Además, se trata de una tarea que puede ser compleja para usuarios no experimentados. Por eso, recomendamos informarse bien porque un error en este tipo de proceso puede suponer pérdida de información sensible en el aparato o bajadas de rendimiento del mismo. 

Cómo proceder con algunas marcas

En el caso de Huawei, por ejemplo, nos podemos servir de la aplicación Firmware Finder for Huawei, disponible en Google Play, para actualizar. Pero antes de empezar conviene hacer una copia de seguridad del aparato, cargarlo completamente y conectarlo a una red wifi en condiciones, para evitar interrupciones en el proceso y porque se trata de una tarea que consume muchos datos.  

En el caso de que tengamos un Samsung, lo mejor es recurrir a la propia página de descargas de Samsung o a páginas que recogen el firmware publicado por la marca en sus servidores, como Sammobile. Eso sí, para dar con el último firmware de nuestro móvil en concreto, conviene asegurarse bien del nombre y la referencia, porque hay cientos de modelos y todos muy parecidos. 

La descarga del firmware se hace en un archivo ZIP que hay que descomprimir en algún lugar. Luego, solo queda llevarlo al dispositivo a través de un pendrive o directamente por cable USB.  

En el caso de los móviles de LG, por ejemplo, basta con seguir la ruta Ajustes>General>Acerca del teléfono>Actualizar software. En este punto, el teléfono comprobará si hay actualizaciones disponibles. También podemos programarlo para que el aparato se actualice periódicamente.

En Nobbot | Un fallo de seguridad pone en peligro a millones de ordenadores y móviles

Imágenes | iStock.com/Tanaonte / sasha85ru / Mingirov / IvanBalvan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *