Esta es la radiografía de los robos de móviles en España

Terrazas de verano en Madrid: el escenario perfecto para el robo de móviles

En un país como España, con más teléfonos móviles que habitantes censados, cada vez cuesta más imaginar la vida sin estos dispositivos

Por básico que sea el smartphone que llevamos en bolsillo, gracias a él nos relacionamos con los demás, jugamos, vemos películas, escuchamos música, disponemos de todo tipo de documentos personales, como fotos y vídeos, y hasta ligamos. 

Gran parte de los contenidos y comentarios que subimos a las redes sociales los subimos desde el teléfono. Este aparatito acaparador también nos puede servir para pagar en las tiendas, ver el email o encontrarnos cuando andamos perdidos por una ciudad o vamos de viaje en coche. 

Los trabajadores autónomos y muchos empleados que viajan continuamente también han convertido al móvil en su mejor aliado profesional. Gracias a él son capaces de facturar, comprobar el historial de un cliente o enseñar su catálogo de productos. En fin, que sin el móvil no seríamos nada (o casi nada). Según la web de reventa de smartphones Certidial, los españoles dedicamos 61 horas semanales enganchados de alguna manera al aparato, es decir, casi nueve horas diarias.  

Aunque hay muchas formas de duplicar la información del móvil en internet y también tenemos la opción de hacer un backup o copia de respaldo de todo su contenido, la pérdida de este aparato por robo o extravío se convierte en un verdadero drama. En un momento nos convertimos en huérfanos digitales y nos domina una sensación de vacío. Por no hablar de que un robo de estas características pone en peligro datos personales y confidenciales muy importantes.

Conviene extremar las precauciones con el buen tiempo

La firma CPP Group ofrece servicios de protección de todo tipo, desde el reemplazo de una cerradura que ha sido forzada a coberturas de viaje, pasando por la devolución de tarjetas bancarias robadas. Pues bien, esta compañía de origen británico ha realizado un curioso estudio que identifica los momentos del año en que más móviles se roban en España, y qué comunidades son las más afectadas. Tomando como base datos de 2018, CPP asegura que en los meses de primavera y verano se concentran el 60% de los robos de smartphones, coincidiendo con el buen tiempo. 

“La llegada de la primavera viene acompañada del cambio de hora, el buen clima y el incremento de las actividades de deporte y ocio al aire libre. Las personas modifican sus vestuarios y optan por ropa ligera y sin bolsillos, lo que facilita el robo de los móviles. Otro factor a destacar es el comienzo de la temporada de terrazas, donde solemos prestar menos atención a nuestros objetos personales como bolsos, maletines y mochilas, donde se encuentran nuestros dispositivos”, explica Javier del Portillo, director de CPP Group en España.

Efectivamente, un gesto tan habitual como apoyar el móvil sobre la mesa de un restaurante o de una terraza, guardarlo en el bolsillo trasero del pantalón o dejar el bolso abierto facilita mucho las cosas a los delincuentes. En cualquier caso, una vez nos hemos dado cuenta de que nos han robado, los expertos aconsejan llamar inmediatamente a la operadora para bloquear el aparato y eliminar toda la información personal y confidencial que sea posible.

Samsung, Apple y Huawei, los más buscados

Según CPP, las marcas que más sufren sustracciones son, por este orden, Samsung (38%), Apple (34%) y Huawei (18%). Por el contrario, las marcas menos afectadas por los robos son ZTE, Xiaomi, Wiko, Nokia y Motorola. Son datos que reflejan la popularidad de cada fabricante y sobre todo el coste de sus aparatos. 

No hay que olvidar que Apple ha apostado desde siempre por la gama alta y los dispositivos de altas prestaciones con sus iPhone. Mientras tanto, Samsung y Huawei han ido poco a poco reduciendo el peso de las gamas bajas en su oferta de producto, al tiempo que sacaban móviles prémium para ganar en prestigio y rentabilidad. Y los delincuentes buscan sobre todo aparatos caros que luego sean atractivos en el mercado negro, donde los pueden revender íntegros o incluso por piezas. 

Madrid, la región más castigada

Por regiones, Madrid fue la región que más sufrió el hurto de teléfonos. En 2018, concretamente, se produjeron en esta comunidad autónoma el 20% de los hurtos registrados en toda España. Le siguieron el País Vasco y las Islas Canarias. Entre las tres comunidades sumaron el 38% de los robos. En un término medio-alto se situaron áreas como Asturias, Cataluña, Baleares. Por el contrario, en una comunidad como la extremeña solo se identificó el 1% de las sustracciones. También hubo poca incidencia en Castilla y León y Aragón. 

En Nobbot | Cómo bloquear llamadas en Android: todas las opciones disponibles

Imágenes | iStock.com/AntonioGuillem/K-Kwanchai/Tommaso79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *