Jugar en un televisor de tubo: la nueva moda del retro gaming

La nueva moda en el ‘retro gaming’ es jugar en un televisor de tubo

Retro gaming en televisor de tubo

Siempre se ha dicho aquello de que todo vuelve, pero sorprende saber que la nueva moda en el retro gaming es jugar en un televisor de tubo. Los más nostálgicos rebuscan hasta en la basura, literalmente, para recuperar televisiones antiguas de tipo CRT. Su misión: jugar a los videojuegos clásicos tal y como fueron concebidos.

Las nostalgia es un arma de doble filo, especialmente si nuestros recuerdos se remontan a la infancia o la adolescencia. Los videojuegos no son una excepción. Muchos y muchas tenemos grabadas en la memoria imágenes de nuestros primeros ordenadores y consolas. Eran tiempos donde las máquinas tenía muchas limitaciones, pero la imaginación, ninguna.

Hay sin embargo una nueva fiebre en el campo del retro gaming que puede tener una base tecnológica coherente. Los aficionados a los videojuegos clásicos afirman sin rubor que estos se ven mejor en televisores de tubo. Sí, hablamos de aquellos ‘cabezones’ antiguos que ocupaban medio salón.

En general, siempre es conveniente ajustar las calidades de la señal y del aparato en el que esta se representa. En este caso, además, resulta que los televisores CRT contaban con algunas particularidades que los hacían especialmente interesantes.

JUEGOS CLÁSICOS Y ALTA DEFINICIÓN, ¿UNA RELACIÓN PROBLEMÁTICA?

Sería absurdo afirmar que a día de hoy la televisión “se ve mal”. Es una maravilla disfrutar de contenido audiovisual en altísima definición, con colores súper brillantes y sonido envolvente. Pero hay saltos tecnológicos que, sin quererlo, provocan una pequeña perturbación en la fuerza.

Imagina sintonizar un canal que emite en HD en una fabulosa TV 8K. O que el suavizado de movimiento convierta el nuevo éxito de Netflix en una telenovela. Con algunas configuraciones incluso podremos vislumbrar un extraño aura alrededor de los personajes de un carísimo juego triple A.

CRT vs LCD pantallazo

Son muchos los foros de retro gaming donde se comparan juegos en distintas pantallas. Las conclusiones son sorprendentes: un título old school se ve mejor en una televisión de tubo que en un monitor moderno. No se trata de una percepción nostálgica; las imágenes demuestran que la diferencia es evidente.

POR QUÉ AL RETRO GAMING SE JUEGA MEJOR EN UN TELEVISOR DE TUBO

No importa el tipo de LED que usemos, la mayor resolución o la tasa de refresco. Puede que sea una experiencia asombrosa con contenido reciente, pero no para videojuegos clásicos. Tal como explican en Techquickie, las tecnologías modernas ofrecen una televisión de más calidad, pero con algunos matices que añadir a la ecuación.

En las antiguas televisiones de tipo CRT se veían con claridad los píxeles. Sin embargo, su proceso era completamente analógico. En la iluminación de esos puntos rojos, verdes y azules no había ningún tipo de post-procesado digital. Olvídate de ‘palabros’ técnicos recientes como input lag, motion blur y upscaling.

Los desarrolladores de la época diseñaron aquellos juegos pensando en las limitaciones de los CRT. La baja resolución se compensaba con trucos de programación. Curiosamente, la mayor nitidez de los monitores actuales produce una experiencia menos realista cuando recuperamos títulos retro. Los pantallazos de las comparativas no dejan lugar a dudas.

EL MERCADO EN AUGE DE LAS TELEVISIONES CRT

Por supuesto, la ley de la oferta y la demanda no ha tardado en actualizarse a esta nueva moda. La querencia de los retro gamers por jugar en un televisor de tubo hace que estos se hayan revalorizado notablemente. Como ya no se venden nuevos, a día de hoy hay algunos televisores ‘cabezones’ muy cotizados. Es el caso, por ejemplo, de la legendaria serie Trinitron de Sony.

Quien se quiere dedicar en serio al videojuego clásico conoce las bondades de una televisión antigua. Conectada a una consola de la época, ofrece mejor imagen y menor latencia. Y como los precios se han disparado, los más fanáticos intentan localizarlas por rastros y mercadillos. Incluso hay quien rebusca en la basura para encontrar una joya abandonada.

No faltan conversos que defienden el uso de televisiones de tubo hasta para juegos actuales, pero tampoco es conveniente justificar ahora la especulación en el campo de la tecnología. Se puede probar con un filtro CRT que permita emular el feeling que daba esta tecnología en la época. Y sin el desembolso disparatado.

OPCIONES MÁS SANAS QUE JUGAR EN UN TELEVISOR DE TUBO

Hay otras opciones para jugar a los clásicos sin sacudir tanto la cartera. Podemos rebuscar en los armarios familiares hasta dar con la consola portátil de nuestra infancia. Teniendo en cuenta que estaban hechas para durar, probablemente funcione aún como el primer día.

Si añoramos la estética de aquellos juegos pero preferimos las comodidades actuales, hay muchos títulos a nuestro alcance. No en vano, muchos lanzamientos contemporáneos se adscriben a la sugerente línea del pixel art. ¡Hasta se acaba de anunciar una nueva versión del mítico ‘Ghosts’n goblins’ para PlayStation 4!

También existe un vasto repositorio disponible online. Y el campo de los emuladores es también un universo de fantasía por descubrir. No sólo podemos instalarlos en ordenadores y móviles actuales, también se venden consolas específicas con cientos de juegos precargados en memoria. Todo vale para pasar un buen rato.

En Nobbot | Nostalgia en estado puro: de cómo lo retro triunfa en el mundo tecnológico

Imágenes | Portada: imagen del artículo ‘NES, SNES, Atari: CRT vs LCD/LED – Which is Better?’ de RetrogameStart, fotograma del vídeo ‘A PVM CRT vs an IPS LCD to play Retro Video Games!’ de Rama Mishra, vídeo ‘Why do Gamers Still LOVE Old School CRT Tube TVs?’ del canal Techquickie, tráiler de ‘Ghosts ‘n Goblins Resurrection’ para PlayStation 4.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *