Elemental, querido Watson: los móviles almacenan información y optimizan así nuestra memoria

sherlock holmesEl uso de dispositivos digitales, como los smartphones, podría ayudar a mejorar la memoria dejando espacio en ella solo para la información más útil, tal como preconizaba Sherlock Holmes en su «teoría del desván»

La investigación, publicada en Journal of Experimental Psychology, ha mostrado que los dispositivos digitales ayudan a las personas a almacenar y recordar la información más importante, lo que permite liberar la memoria de datos menos trascendentes. Este nuevo estudio sale al paso de otros anteriores en los que la neurociencia ha expresado su preocupación de que el uso excesivo de la tecnología podría resultar en el colapso de las capacidades cognitivas y causar «demencia digital».

Sin embargo, los hallazgos del equipo del University College de Londres muestran que el uso de un dispositivo digital como memoria externa no solo ayuda a las personas a recordar la información guardada en el dispositivo, sino que también les ayuda a recordar información no guardada.

la teoría del desván de sherlock holmes

Lo que explican los investigadores en su estudio tiene bastante sentido para los fans del más famoso detective de ficción de todos los tiempos quien concebía el cerebro como un espacio finito.

En la primera novela de Sherlock Holmes, «Estudio en escarlata«, su compañero, John Watson, quedó sorprendido cuando se percató de que el sagaz detective ignoraba que la Tierra gira alrededor del Sol, cuestión que le explicó recibiendo una respuesta desopilante por parte de Holmes, quien afirmó que trataría de olvidar esa información lo antes posible.

A continuación, Holmes explicó a Watson su «teoría del desvan»: «El cerebro de una persona es como un pequeño desván vacío en el que hay que meter el mobiliario que uno prefiera. Las gentes necias amontonan allí todo lo que encuentran a mano, y así resulta que no queda espacio en él para los conocimientos que podrían serles útiles, o, en el mejor de los casos, esos conocimientos se encuentran tan revueltos, que les resulta difícil dar con ellos. Es un error el creer que la pequeña habitación tiene paredes elásticas y que puede ensancharse indefinidamente. Créame, llega un momento en que cada conocimiento nuevo que se agrega supone el olvido de algo que ya se conocía. Por consiguiente, es de la mayor importancia no dejar que los datos inútiles desplacen a los útiles».

memoria externa

¿Que no hubiera dado Sherlock Holmes por contar con una memoria externa? Los resultados del estudio encontraron que, a las personas que se les permitía usar una memoria externa en los experimentos memorísticos, el dispositivo les ayudaba a recordar la información que habían guardado en él. Esto no fue sorprendente, pero también se constató que el dispositivo mejoraba la memoria de las personas para obtener información no guardada.

«Esto se debió a que el uso del dispositivo cambió la forma en que las personas usaban su memoria para almacenar información de alta importancia frente a información de bajo interés. Cuando las personas tenían que recordar por sí mismas, usaban su capacidad de memoria para recordar la información más importante. Pero cuando podían usar el dispositivo, guardaban información de alta importancia en el dispositivo y usaban su propia memoria para obtener información menos importante», según Sam Gilbert, del Instituto de Neurociencia Cognitiva del University College de Londres, y principal autor del estudio.

«Los resultados muestran que las herramientas de memoria externa funcionan. Lejos de causar ‘demencia digital’, el uso de un dispositivo de memoria externo puede incluso mejorar nuestra memoria para obtener información que nunca guardamos. Pero debemos tener cuidado de respaldar la información más importante. De lo contrario, si un dispositivo externo falla, podríamos quedarnos con nada más que información de menor importancia en nuestra propia memoria», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.