VRChat, el «metaverso» que ya funciona desde hace años

VRChat VRChat es un espacio destinado a la creatividad y la interacción de sus usuarios. Un ‘videojuego’ que también es un mundo en realidad virtual anterior al metaverso.

Durante los últimos meses, es raro el día en el que no se habla del metaverso, sin embargo, hay un juego que lleva años avanzando por el camino de la virtualización y se llama VRChat. Como el metaverso, permite que las personas puedan acceder a servicios digitales con avatares personalizados.

Así funciona VRChat

Se hizo conocido gracias a que varios streamers de todo el mundo decidieron probar la experiencia, pero dichos creadores de contenido han terminado quedándose por la infinidad de posibilidades que ofrece la plataforma y la gran variedad actividades que se organizan en ella.

VRChat empezó con la idea de ser un videojuego enfocado a la creatividad de los usuarios y su interacción. Permite crear mundos personalizados, skins y avatares de personajes para poder encajar en una comunidad virtual que cada vez cuenta con un mayor número de adeptos.

vrchat 2

Su número de usuarios crece a cada día que pasa y, así, este espacio ya cuenta con más de 25.000 mundos creados por la propia comunidad y miles de avatares que reflejan la personalidad de quienes los crean. El propio juego ofrece además una plataforma de creación digital llamada Unity SDK, con la que es más sencillo para los usuarios crear nuevo contenido original.

¿Nos aleja de la realidad?

Ante la pregunta de si la realidad virtual nos terminará aislando por completo del mundo real, la respuesta de VRChat es clara: no. De hecho, ha habido casos en los que estas plataformas sociales han servido a algunos usuarios para superar su ansiedad social facilitando su interacción con otras personas, primero de forma online y a través de avatares para, posteriormente, pasar a una experiencia más real, en carne y hueso.  Este fue el caso de Julián Pellanes, un jugador de eSports a quien la realidad virtual ayudó «social y mentalmente con cosas como la ansiedad y la depresión».

Por otra parte, la experiencia que ofrece VRChat permite interactuar con usuarios de todo el mundo, experimentar con la identidad propia gracias a la gran multitud de avatares disponibles, y formar amistades mientras juegas y te diviertes.

En su justa medida, no debemos temer a la realidad virtual o a las amistades online. Tampoco, a la vista de experiencias previas, creer que las empresas que desarrollan el metaverso están inventado la rueda.

SecondLife estableció un precedente que parecía llamado a revolucionar las interacciones sociales pero que se adelantó a su tiempo. Plataformas como Habbo Hotel tomaron su testigo y, año tras año, gracias sobre todo al impulso de la industria de los videojuegos, el desarrollo de experiencias inmersivas como la de VRChat gana terreno. Habrá que probar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.