Nuevos fármacos y abordaje multidisciplinar contra la artritis

artritis

Octubre es el mes de la artritis (que abarca la artritis reumatoide, artritis psoriásica y artritis idiopática juvenil) y la espondiloartritis, enfermedades reumáticas inmunomediadas que afectan a más de un millón de personas en nuestro país y que limitan su vida personal y laboral.

Por ello, hoy queremos conocer más de cerca estas patologías y, sobre todo, hablar con especialistas sobre el futuro de las mismas y la calidad de vida de quienes las padecen.

ARTRITIS Y ESPONDILOARTRITIS

Desde la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis) nos informan de que estas patologías tienen un gran impacto en las personas que las padecen: a nivel físico, suponen un amplio número de síntomas y dolencias que repercuten en su calidad de vida, como son el dolor crónico, la fatiga extrema, la inflamación articular o la movilidad reducida. Y también desde el punto de vista de la salud mental, por la incomprensión de amigos y familiares debido al desconocimiento sobre las mismas o la frustración al no poder realizar ciertas actividades sociales, laborales o deportivas.

Estas enfermedades se manifiestan de una forma incapacitante y, desde la asociación, destacan la necesidad de visibilizar su impacto, para que la población reconozca estas patologías y sea posible una detección precoz que ayude a su control y tratamiento de manera inmediata, además de para que las personas que conviven con ellas se sientan más comprendidas y apoyadas por la sociedad en general.

LA DETECCIÓN PRECOZ de la artritis, CLAVE

La detección precoz es clave en el abordaje de cualquier dolencia y los especialistas en reumatología confirman que también lo es en las enfermedades reumáticas. La Doctora Raquel Almodóvar, reumatóloga del Hospital Universitario Fundación Alcorcón y miembro de la Sociedad Española de Reumatología, hace especial hincapié en reconocer síntomas que puedan despertar la alerta para acudir cuanto antes al especialista: “Tanto la artritis reumatoide como la espondiloartritis afectan a las articulaciones dando lugar a artritis periférica que produce dolor, hinchazón e incapacidad para movilizar la articulación. En el caso de las espondiloartritis nos podemos encontrar otros síntomas como la dactilitis, que cursa con dolor e hinchazón de los dedos y da un aspecto de “dedo en salchicha”. También se pueden inflamar las entesis, dando lugar a la entesitis, que produce  dolor intenso y limitante. La localización más típica es el tendón de Aquiles. Y cuando la inflamación se localiza a nivel de las articulaciones de  la  columna y/ o  sacroilíacas hablamos de  afectación axial. Se caracteriza por un dolor en espalda (a nivel cervical, dorsal o lumbar) o región de  nalgas o  glúteos, de características “inflamatorias”, es decir, aparece con el reposo prolongado, despierta en la segunda mitad de la noche, mejora con  ejercicio y  con medicamentos antiinflamatorios. En definitiva, ante la aparición de cualquiera de estos síntomas articulares se debe derivar al paciente al reumatólogo, para un diagnóstico y tratamiento precoz con la finalidad de evitar daño articular”.

AVANCES EN EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD REUMÁTICA

La investigación es constante en el ámbito de las enfermedades reumáticas y en los últimos años se han conseguido avances muy significativos. “En las últimas décadas, la innovación y el incremento del arsenal terapéutico con la aparición de diferentes tratamientos biológicos y otros  llamados  pequeñas moléculas de administración oral han permitido cambiar la perspectiva de los  pacientes, mejorando su abordaje, de forma que aquellos pacientes que tenían una calidad de vida muy mermada, hoy en día pueden llevar una calidad de vida que podemos considerar muy cercana a la normalidad”, confirma la Dra. Almodóvar.

Además del tratamiento farmacológico, el abordaje de la enfermedad reumática por parte de los especialistas conlleva, a día de hoy, una gestión global centrada en el paciente, con el fin de mejorar su calidad de vida y la gestión de la enfermedad en diferentes ámbitos, desde el físico al emocional.

A día de hoy, las líneas estratégicas para un abordaje adecuado de las enfermedades reumáticas inmunomediadas (IMIDs) son el diagnóstico precoz y un tratamiento personalizado, junto a un seguimiento estrecho y control de las comorbilidades en colaboración multidisciplinar, eficaz y fluida entre las diferentes especialidades implicadas. Todo ello con la finalidad de alcanzar objetivos terapéuticos en el control del dolor y la inflamación, prevenir el daño estructural, conservar la función física y optimizar la calidad de  vida”, concluye la doctora.

Espondiloartritis

EL EJERCICIO FÍSICO: UN PILAR FUNDAMENTAL

Uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de las enfermedades reumáticas es la práctica de ejercicio físico. Hace años, los mitos prohibían realizar deporte en aquellas personas con artritis o espondiloartritis, pero se ha demostrado que el ejercicio físico “mejora el dolor,  la movilidad, el ánimo y la salud” tal y como confirma la Dra. Raquel Almodóvar que, además, es embajadora del movimiento #Reumafit de la Sociedad Española de Reumatología, a través del cual se promueve la práctica deportiva en las personas que conviven con estas patologías.

Por su parte, Marcos Sánchez Polo, Educador Físico Deportivo y Máster en Ejercicio y Nutrición para la Salud, comparte la opinión de la doctora y recomienda la práctica de ejercicio en diferentes áreas, siempre con una intensidad baja y de manera progresiva:

  • Ejercicios de flexibilidad: para mejorar el rango articular (ROM) y mantener la flexibilidad de las articulaciones afectadas y toda la musculatura que rodea dichas articulaciones. Es recomendable realizar estos ejercicios de flexibilidad por las mañanas para poner en marcha las articulaciones tras el descanso nocturno.
  • Ejercicios de fuerza: el objetivo de estos ejercicios es fortalecer toda la musculatura de manera que ofrezca un mejor sostén a las articulaciones y una mayor protección a toda la estructura afectada. Debe iniciarse con cargas bajas y posteriormente ir aumentando el peso con el que se realizan los ejercicios. La técnica cobra mucha importancia en este tipo de ejercicios.
  • Ejercicio aeróbico: caminar, bailar o cualquier máquina estática puede ayudar a estos pacientes a mejorar su capacidad cardiorrespiratoria y con ello mejorar su calidad de vida, reduciendo el estrés, ansiedad y otros factores asociados a la patología. La OMS recomienda 150 minutos de actividad moderada, distribuida en varios días.
  • Ejercicio de conciencia corporal: en este apartado, el gran olvidado en muchos casos, están incluidos los ejercicios de equilibrio, postura, propiocepción o coordinación. Son ejercicios complementarios a los 3 anteriores bloques pero que cobran mucha importancia cuanta más edad tiene el paciente.

deporte contra la artritis

 EL FUTURO ESTÁ EN EL ABORDAJE MULTIDISCIPLINAR

El futuro de las enfermedades reumáticas está, además de en la investigación y avances farmacológicos, en el abordaje multidisciplinar de las mismas. Son muchos los aspectos de la vida del paciente que se ven afectados por las enfermedades reumáticas y, por tanto, los diferentes especialistas implicados en el acompañamiento de sus pacientes a lo largo de su enfermedad.

En palabras de la doctora Almodóvar, “es imprescindible un abordaje holístico por la gran carga emocional, laboral y social que conllevan las enfermedades reumáticas inmunomediadas (IMIDs). Las unidades multidisciplinares creadas alrededor del paciente parecen ser el futuro de la asistencia sanitaria. En términos de efectividad, los datos de diferentes estudios parecen mostrar que el trabajo multidisciplinar mejora la calidad de la atención por varias razones:  mejora la identificación y el retraso diagnóstico de los pacientes, permite un tratamiento más temprano y un  enfoque más  completo y también se han visto mejores resultados en términos de actividad de la enfermedad, función física y calidad de vida, así como la mejor utilización de los servicios de salud y la satisfacción del paciente con el abordaje multidisciplinar frente a la atención estándar”.

El Hospital Universitario Fundación Alcorcón es uno de los centros que lleva a la práctica la atención multidisciplinar con sus pacientes. En el caso de las enfermedades reumáticas, los equipos multidisciplinares incluyen, además de reumatólogos, especialistas en dermatología o aparato digestivo, cuyas patologías (como la psoriasis o la enfermedad inflamatoria intestinal) pueden estar presentes en los pacientes con enfermedades reumáticas. El Doctor José Lázaro Pérez Calle es médico especialista en aparato digestivo y miembro de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del mencionado hospital y coincide en su visión sobre la gestión multidisciplinar que lleva a cabo desde su área: «Multidisciplinar significa que el paciente no tiene que convertirse en un navegante entre médicos y enfermeras que ni se conocen. Dejar de recibir opiniones distintas y a veces contrapuestas. Hacer sentir al paciente que hay una única dirección en la toma de decisiones y acompañarles en ese camino, que hay un equipo que cuida y no un listado de sanitarios que te han tocado en suerte. Considerar a la persona en sus múltiples dimensiones: sociales, psicológicas, espirituales; y no focalizarse en sus órganos afectados. Es poner al paciente en el centro, porque hacia el centro miramos todos y su voz es la más importante».

Artículo escrito por la periodista María Jesús Urra, afectada por espondiloartritis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.