El autismo y la tecnología hacen una buena pareja

La tecnología, una gran aliada para personas con autismo

“Tengo muy claro que el progreso de mi hijo es gracias a las soluciones tecnológicas, ya que era un niño incapaz de mantener una conversación y hoy está en el instituto”, dice Maiaio Pozo, madre de Joanes, persona con autismo. La prevalencia del Trastorno del Espectro Autista (TEA) es de uno de cada 100 individuos y el objetivo es contribuir, a través de todos los recursos disponibles -también tecnológicos-, a la inclusión social de estas personas. Este reto requiere del trabajo continuado de muchos agentes sociales, una labor que va mucho más allá de la, por otra parte, necesaria celebración anual del Día Internacional de Concienciación del autismo. Esto es un trabajo de todos los días.

Uno de estos agentes sociales cuyo esfuerzo resulta esencial para para facilitar la comunicación de las personas con TEA es la Fundación Orange, que realiza esta labor de integración a través de distintas líneas de actuación. Estas van desde el desarrollo soluciones tecnológicas que sirvan de herramienta para la comunicación la labor de difusión y sensibilización sobre ese fenómenos y sus protagonistas a través de obras audiovisuales y campañas en TV como #JuntoalAutismo.

Según señala Luz Usamentiaga, directora de Relaciones Institucionales de Orange y Responsabilidad Social Corporativa, “creemos en la tecnología como herramienta y como oportunidad para mejorar la vida de las personas. Siendo, como es, una Fundación nacida bajo el paraguas de una empresa de telecomunicaciones, cobra sentido que gran parte de nuestros esfuerzos se dediquen, precisamente, a ayudar a interactuar con su entorno a las personas que tienen problemas de comunicación, como es el caso de aquellas con trastornos del espectro del autismo (TEA)”.

Los lunes autismo

soluciones digitales para personas con autismo

Fundación Orange ha sido una entidad pionera en la transformación digital que está viviendo el ámbito del autismo. Así, antes de la llegada masiva de las apps y las tablets, allá por 2007, ya había comenzado sus primeros proyectos de investigación.

En todos estos años, Fundación Orange ha ido impulsando diferentes aplicaciones y programas destinados a ayudar a las personas con TEA para comunicarse con sus familias y entorno. Estas soluciones digitales, más de 20, son gratuitas para el usuario final y se realizan en colaboración con universidades, expertos, empresas, asociaciones de usuarios, incluyendo siempre a los usuarios finales en el proceso de desarrollo de dichas herramientas.

Las soluciones digitales impulsadas desde Fundación Orange abarcan un amplio espectro de funciones y posibilidades. Así, por ejemplo, se han desarrollado comunicadores como e-Mintza; apps como José Aprende (una serie de cuentos para trabajar la autonomía, las rutinas o las emociones) o DictaPicto (un traductor de voz a pictogramas); y programas como Pictogram Room (videojuegos para trabajar el conocimiento del cuerpo o la atención).

También ha promovido #SoyVisual, un completo sistema de comunicación aumentativa que incluye fotografías, láminas y diversos materiales gráficos (más de un millón de descargas en dos años), además de una app con ejercicios prácticos.

Por último, la Fundación promueve Appyautism, una web que quiere servir de catálogo online para encontrar la aplicación más adecuada para cada persona.

desconocimiento y falsos mitos

Una de las principales reivindicaciones de las personas con autismo, sus familias y entidades del sector es que los trastornos del espectro del autismo no son suficientemente conocidos y los falsos mitos que existen al respecto. Para paliar esta carencia y dar a conocer el autismo a la Sociedad, Fundación Orange mantiene una sólida tarea de sensibilización a través de distintas obras audiovisuales.

Los cortometrajes de animación ‘El viaje de María’ (2010) y ‘Academia de especialistas’ (2012), ambos realizados por Miguel Gallardo, padre de una hija con autismo, fueron los primeros hitos de esta labor y han alcanzado ya más de dos millones de visualizaciones en sus diferentes versiones e idiomas.

A estos se han sumado en los últimos años del cortometraje documental El solista de la orquesta (2016), dirigido por la ganadora de un Goya Arancha Echevarría y protagonizado por Antonio Belmonte, un albaceteño con TEA que dispone de “oído absoluto”; películas y documentales como ‘María y yo’ y ‘Planeta Asperger’; o la campaña en redes sociales “Los Lunes, Autismo”, con viñetas inspiradas en anécdotas reales compartidas por las propias personas con TEA o sus familias.

La iniciativa más reciente en esta labor de sensibilización ha sido la campaña #JuntoalAutismo, lanzada en primavera de 2018 en TV y redes sociales en colaboración con la Fundación ATRESMEDIA y Confederación Autismo España. En ella, a través de una serie de cortometrajes se exponen sucesos cotidianos que llevan a reflexionar sobre cómo es el día a día de una persona con TEA.