La brecha digital pone en peligro a la infancia más vulnerable

La brecha digital pone en peligro a la infancia más vulnerable

En España, el 95% de los niños entre 10 y 15 años usa internet. Pero todavía hay 300.000 niños y adolescentes que no ha usado un ordenador y 140.000 que no ha tenido un solo contacto en internet. “En el entorno digital en el que estos niños han nacido, el no tener acceso a la tecnología digital es otra forma más de exclusión que puede tener consecuencias en su desarrollo personal y en su futuro laboral”, según Maite Pacheco, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia, de UNICEF Comité Español, que ha lanzado el informe Los niños y las niñas de la brecha digital en España.

El acceso a internet ha revolucionado tanto la vida de los niños y las niñas que hoy en día la red ha de ser vista también como una herramienta para impulsar sus derechos. En el caso de la infancia más vulnerable, además, internet puede jugar un papel fundamental para que puedan desarrollar todo su potencial, mejorar su integración e incluso buscar referentes y ayuda.

Sin embargo, en España estas oportunidades están aún lejos de ser disfrutadas por toda la infancia de manera equitativa. Y es que, según el informe, la variable que más peso tiene en el uso de internet entre los niños es el nivel de ingresos mensuales, esto es, el estatus socioeconómico de las familias. Es el caso de la comunidad gitana, que es la que más dificultades tiene en el acceso y uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y por tanto principal víctima de esta brecha digital.

brecha digitalbrecha digital y discurso del odio

Por otra parte, los niños y niñas colectivos tradicionalmente victimizados, como los niños de la comunidad gitana, niños de origen migrante o del colectivo LGTBI son los más vulnerables a riesgos online como el acoso, al abuso, la explotación o la trata. La interactividad supone ampliar las amenazas y los daños que muchos niños ya están afrontando offline, haciendo que su vulnerabilidad se arrastre y estén expuestos a más amenazas online. Además, la discriminación y el discurso del odio tienen un impacto muy negativo en estos niños, ya que perpetúa los estereotipos y dificulta su integración.


Algunos niños sueñan con convertise en estrellas. Pero, ¿y si ya lo fueran y no lo supieran?

acceso informado y seguro a la tecnología

Para superar la brecha digital y los riesgos asociados a ella para niños y niñas, el informe destaca que “solo una actuación, conjunta y cooperativa, entre padres y madres, personas educadoras, empresas y administraciones, cada uno desde su ámbito de actuación, puede garantizar en el futuro los derechos de la infancia. Sin embargo, tener acceso a internet no implica tener habilidades y formación. No sólo se trata de establecer límites de edad sino del acceso a las tecnologías informado y seguro”.

En este contexto, añade el informe, “el centro escolar es un instrumento crucial para la reducción de la brecha digital y las desigualdades en el acceso, uso y desarrollo de competencias digitales. Pero eso solo será posible si hay voluntad política para que todos los niños y niñas tengan las mismas condiciones de acceso a las tecnologías y al conocimiento de destrezas y habilidades, entendidas no como competencias técnicas aisladas sino como una formación integral y transversal como personas en el entorno digital“.

Solo así, estos niños y niñas podrán sacar provecho de las muchas ventajas que ofrece internet para el desarrollo y aprendizaje -el acceso de información a través de aplicaciones y plataformas especializadas-. Además, la red puede ayudarles también en la construcción de relaciones sociales con otros niños que tengan sus mismas inquietudes.

Es el caso de Nora Kaddour, de 18 años, quien afirma que “gracias a las redes he hecho amigos y puedo estar en contacto con mi familia, contarles lo que me pasa o lo que necesito. Por internet puedo conseguir información para estudiar y es más fácil hacer los trabajos”.

Brecha digital

Imágenes: UNICEF