¿Está la ciencia equivocada? Hablamos con un tierraplanista - Nobbot

Hablamos con un tierraplanista… y va a ser que no

Vivimos en una Tierra plana, inmóvil, situada en el centro del Universo y rodeada de un abismo inhabitable. Así lo demuestra el método científico y la simple observación. Los planetas esféricos, la evolución y la teoría heliocéntrica son parte de una gran conspiración. No, no nos estamos preparando para llevar a Galileo a la hoguera. Es que hemos entrevistado a un tierraplanista y estas son algunas de las cosas que hemos sacado en claro.

Los antecedentes

Pongámonos en situación. El mes pasado, el astronauta Pedro Duque mostraba su asombro en Twitter por la existencia de un canal español de YouTube que defendía, entre otras cosas, la planicidad del planeta Tierra. Oliver Ibáñez, el youtuber cuestionado, le respondió que nunca se había demostrado que el planeta fuese esférico. La polémica estaba servida y los 88.000 seguidores de Oliver se dispararon (ya supera los 98.000).

El debate no es nuevo y la comunidad tierraplanista está en pleno crecimiento. De hecho, cuenta con su asociación internacional, The Flat Earth Society, y algunos rostros famosos que defienden sus teorías, como Shaquille O’Neil o el rapero B.o.B., quien no dudó en enfrentarse al astrofísico y pupilo de Carl Sagan, Neil deGrasse Tyson. 

Así que nos decidimos a entrevistar a Oliver Ibáñez, que lleva casi dos años subiendo vídeos a YouTube de las más diversas teorías de la conspiración. Entonces, ¿por qué no estás leyendo una entrevista? Pues porque la cosa acabó regular. En ningún momento se buscó la confrontación, pero en cuanto entramos en detalle, intercambiando argumentos, simplemente no hubo mucho espacio para la conversación.

Nuestro youtuber opina parecido, aunque lo ve desde otro ángulo. “Yo creo que los científicos no tienen buenos argumentos para defender la teoría heliocéntrica y tampoco les ha hecho falta, porque hasta hace poco no ha salido el tema de la Tierra plana. Ahora que se han visto contra las cuerdas se ha podido ver que no tienen argumentos. No se quieren arriesgar a quedar en ridículo públicamente debatiendo con alguien que quizá les pueda dejar en evidencia”.

Ya lo advertían algunos de nuestros compañeros cuando planteamos el tema. Los resultados obtenidos por la observación y el experimento, respaldados por el método científico (y miles de mentes pensantes) no son un tema opinable.

Lo cual viene a decir que, si nos ponemos a opinar, en realidad podemos decir cualquier cosa que se nos pase por la cabeza. ¿Que por qué no hay fotos del borde de la Tierra plana? Porque nadie ha ido nunca. ¿Qué por qué nadie ha volado por debajo? Porque el abismo no es habitable. Pero vamos con el meollo de la conversación.

La opinión de un tierraplanista

Tras fracasar en llevar la entrevista a buen puerto (mea culpa), quizá lo mejor fuese intentar dibujar un perfil del pensamiento tierraplanista. Y así aprovechar, con su permiso, algunas de las respuestas de Oliver Ibáñez.

“Se debe hacer una distinción entre la ciencia verdadera, el método científico, y ciertas teorías modernas, entre comillas, que han aparecido a partir del siglo XVI, como pueden ser la teoría heliocéntrica, la teoría de la evolución o la teoría gravitacional. Para mí, estas teorías no entran dentro de la ciencia verdadera, porque hay premisas en estas teorías que no han sido comprobadas”, explica el youtuber.

Así, contra el muro de la ciencia verdadera, se estrellan todos los grandes científicos posteriores al siglo XVI, como Copérnico, Galileo o Kepler, que dedicaron su vida a estudiar la Tierra y su (nuestra) posición en el Universo. Pero no solo, sino que, de un plumazo, se borra buena parte del planteamiento heliocentrista que se ha ido construyendo desde la Antigua Grecia, gracias a Filolao, Aristarco de Samos o Eratóstenes (el primero en medir el radio de la Tierra, esférica, hace 2200 años).

tierraplanista
Galileo enseña a usar el telescopio al Dux de Venecia

A partir de aquí, se complicó el asunto de la conversación. Las observaciones y el trabajo de miles de personas a lo largo de los siglos, la Ciencia, con mayúsculas, no servía para nada, ya que formaba parte de una gran conspiración… ¿para qué? Ya casi llegamos al quid de la cuestión.

La religión como respuesta

El caso es que la Tierra plana tiene un borde, al que nadie ha llegado, que se sepa. Allí acaban la tierra y el cielo, en una especie de bóveda. El espacio exterior no existe, para nosotros solo hay un espacio inhabitable que nunca podremos visitar. Los otros planetas se ven circulares, pero nunca esféricos. Aunque parezca que roten, no está comprobado. ¿Y el horizonte? ¿Por qué no podemos ver hasta el borde de la Tierra si esta es plana? Por las condiciones atmosféricas y la propia perspectiva. Sí, hay respuesta para todo.

“No me gusta llamarlo religión, ya que es algo que asocio más con la Iglesia Católica, con la que no estoy de acuerdo. Lo que sí he hablado es de la Biblia. Me parece que ofrece una descripción bastante precisa de la realidad observable y de lo que ha pasado en la historia de la humanidad”. No será aquí donde dudemos de ese conjunto de libros, tan importantes para la población de medio mundo.

Sin embargo, sí podemos dudar de si se pueden poner frente a frente, al mismo nivel, la Biblia y el conjunto de sus creencias y la ciencia y su método. “La Biblia es un libro certero. Hasta que no se refute lo que hay en la Biblia, creo que se puede considerar como un libro válido”. Y viceversa.

tierraplanista
Ilustración incluida en la Biblia de Lutero

Creencia vs. Ciencia

“Hay respuestas consistentes para casi todo y pillarle en un renuncio, si se lo tiene bien estudiado, es difícil”, nos avisaba nuestro compañero, Javier Jiménez, antes de hacer la entrevista. Y así fue, más o menos. Aunque puede que, al final, nos valiese para entender qué está detrás de la defensa del tierraplanismo.

Así, en resumen, la ciencia (no verdadera) perseguiría un vaciado espiritual. “Nos intenta hacer creer que somos insignificantes. Es una conspiración para ocultar la existencia de un creador”, señala Oliver. “Quizá sí hemos sido creados por un ser superior y quizá sí que somos el centro de todo”.

¿Y en qué rincón hemos dejado el método científico? “Si miramos a nuestro alrededor, creo que veremos evidencias sobradas de que todo ha sido creado siguiendo un patrón por una inteligencia superior. Si fuéramos por el campo y viéramos un coche abandonado, nunca pensaríamos que eso ha surgido así debido al azar. De igual manera, cuando vemos el cuerpo humano y la tecnología que hay en él, creo que es bastante evidente que ha sido creado por una inteligencia superior”.

No hay más preguntas. Los argumentos a favor y en contra se los dejamos al gran jurado de las redes sociales (y los vídeos de YouTube).

En Nobbot | Por qué todavía muchos españoles no tienen claro que la Tierra gire alrededor del Sol

Imágenes: iStock, Wikimedia Commons, Giuseppe Bertini, Taschen,