Drones para transportar medicinas de emergencia y vacunas en África

30 minutos y ‘on demand’: drones para transportar vacunas y medicinas de urgencia en África

Ghana cuenta con una red de drones para transportar medicinas a zonas remotas.

Gran parte de la población mundial carece, todavía hoy, de acceso a medicinas básicas y de urgencia. En algunos países de África, el transporte por carretera puede retrasar días y hasta semanas el envío de productos médicos de alta prioridad.

Una iniciativa de la empresa estadounidense Zipline en colaboración con Gavi, The Vaccine Alliance ha dotado a Ghana de una red de drones capaces de hacer entregas en solo 30 minutos. El equipamiento está disponible las 24 horas del día para cubrir las necesidades de hasta 12 millones de personas a lo largo de todo el país. 

Llanuras, selva y costa

El crecimiento económico de Ghana ha sido rápido durante las últimas décadas, pero también muy desigual. Según datos de la ONU, el país es el segundo mayor productor de cacao del mundo, detrás de Costa de Marfil, y el principal extractor de oro del continente africano. Actividades basadas en servicios intensivos que, sin embargo, no tienen un efecto directo en la economía de gran parte de sus habitantes. 

Ghana cuenta con una población de más de 28 millones de personas y un índice de pobreza del 21%. Las zonas más pobres son rurales y están, a menudo, alejadas de las áreas urbanas y limitadas por infraestructuras deficientes. Carreteras, medios de transporte y sistemas de comunicación en malas condiciones o inexistentes.

La malaria es una de las principales preocupaciones del país. Según el Severe Malaria Observatory, los casos de la enfermedad en Ghana representan el 4% del total mundial. Otro de los desafíos del país es reducir la mortalidad infantil. Para ello es fundamental contar con servicios de transporte rápidos y eficaces de medicinas, sangre y vacunas . 

ENVÍOS en 30 minutos

“La capacidad del Gobierno para proporcionar tratamientos bajo demanda nos permitirá asegurarnos de que siempre habrá suficientes vacunas para salvar la vida de cada niño en Ghana», señala el Dr. Seth Berkley, CEO de Gavi, The Vaccine Alliance. La red de drones de Zipline está integrada en el sistema nacional de atención médica, de forma que el suministro ayuda a abastecer de vacunas, medicinas y otros productos a los centros sanitarios. 

Los profesionales de la salud pueden solicitarlos a través de una app en el momento en que los necesiten. Los productos se almacenan de forma centralizada en los cuatro centros de distribución que Zipline tiene en el país, cada uno equipado con 30 drones y con la capacidad de hacer hasta 500 envíos al día. Una vez se recibe un pedido vía app, se envía inmediatamente para respetar la cadena de frío. 

El servicio opera las 24 horas del día, todos los días del año, conectando los centros de distribución con más de 2.000 centros de salud que atienden a unos 12 millones de personas. Los drones no requieren infraestructura local para servir a las comunidades. Una vez que llegan a su destino dejan caer la mercancía con un paracaídas para regresar inmediatamente al centro de distribución, en donde operarios de Zipline los preparan para el siguiente vuelo.

“Hemos perfeccionado este proceso para admitir cientos de entregas por día, en todas las condiciones climáticas. Zipline ofrece un servicio de calidad para que los médicos puedan centrarse en brindar a los pacientes la atención que merecen” señalan desde en su web. Los drones avanzan a una velocidad que alcanza los 100 kilómetros por hora, cruzando montañas y ríos, alcanzando así zonas remotas a las que llevaría días o semanas llegar por transporte terrestre. 

El caso de Ruanda

La integración de la red de drones en el sistema médico de Ghana ya contaba con la experiencia de Zipline en otro país africano. Desde octubre de 2016, la empresa norteamericana dispone del mismo servicio en Ruanda, en donde docenas de hospitales y establecimientos reciben productos médicos como sangre y vacunas con una red de drones. 

El caso de Ruanda es, si cabe, más complicado que el de Ghana. Al menos, geográficamente. El conocido como país de las 1.000 colinas es muy accidentado y cuenta con gran cantidad de valles y montañas, varias de ellas de más de 3.000 metros de altitud. Durante la temporada de lluvias es imposible transitar muchos caminos, lo que impide transportar suministros para realizar intervenciones tan sencillas como una transfusión de sangre. 

Según datos de Gavi, la hemorragia posparto es un grave problema en el país. Este y otros motivos hacen fundamental contar con previsiones de sangre en las clínicas de transfusión. “Gracias a Zipline, miles de niños crecerán con sus madres, mujeres que de otro modo habrían perdido demasiada sangre debido a la hemorragia posparto. Nuestros rápidos tiempos de respuesta y nuestra capacidad de administrar incluso los tipos de sangre más raros han ayudado a Ruanda a hacer grandes avances en la reducción de las tasas de mortalidad materna”, señalan desde la web de Zipline. Su objetivo: salvar miles de vidas durante los primeros años de implantación de estos proyectos.

En Nobbot | El joven español que brinda esperanza en África con sus prótesis 3D

Imágenes | Gavi, Pixabay/Hbieser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *