Un joven con parálisis total por ELA vuelve a «hablar» gracias a un implante cerebral

Un joven de 34 años con parálisis total, causada por ELA , ha podido volver a comunicarse gracias un implante cerebral.

Este nuevo avance tecnológico ha sido liderado, según informa la revista Nature, por el Wyss Center (Suiza) y la Universidad de Tübingen (Alemania). El estudio de este único caso clínico se ha desarrollado durante más de dos años.

El paciente es un hombre de 34 años a quien se le diagnosticó una forma de ELA de progresión rápida y al que se le han impantado dos conjuntos de microelectrodos intracorticales implantados quirúrgicamente en su corteza motora.

Para poder comunicarse, el paciente con ELA envía señales a una interfaz cerebro-ordenador (BCI) y este sistema las descodifica para formar letras, en un proceso denominado por los expertos como “sistema auditivo de neurorretroalimentación”.

Para ello, los dos conjuntos de microelectrodos se encargan de registrar las señales neuronales en la corteza cerebral, responsables de los impulsos de movimiento. Los cables unen el implante al cráneo del individuo, mientras que un conector en la parte exterior digitaliza los datos y los envía al ordenador.

un gran avance para los pacientes con ELA

Este modelo mapea las señales para atribuirlas un significado de o no, permitiendo al paciente con ELA responder preguntas. Y para conocer lo que el paciente quiere comunicar, un programa de ortografía lee las letras del alfabeto en voz alta. Usando un sistema de neurofeeback o retroalimentación auditiva, el participante puede elegir entre o no para confirmar o rechazar una letra, formando así palabras y oraciones completas.

Este avance va más allá de otros dispositivos que permiten a los pacientes con ELA comunicarse a través de los movimientos de los ojos o músculos fáciles, ya que en fases más avanzadas de la ELA el paciente ya no tiene control sobre los músculos torácicos o los ojos.

«Creemos que nuestro estudio es el primero que logra una comunicación en sujetos que han perdido toda la capacidad de movimiento y, por tanto, este BCI es su único medio de comunicación», destaca el investigador Jonas Zimmermann, que ha dirigido este proyecto científico. Sin embargo, por el momento, este sistema no está disponible, solo puede utilizarse en el proyecto científico.

Imagen: Wyss Center

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.