Cómo ayuda el IoT a mejorar la asistencia sanitaria

Cómo ayuda el IoT a mejorar la asistencia sanitaria

iot en salud

El internet de las cosas es una tecnología que, básicamente, consiste en equipar con sensores a los objetos para que se conecten a internet. Gracias a esto, es posible mejorar la eficacia de algunas rutinas a través del análisis de la información que recogen. Su aplicación se está extendiendo a todos los sectores.

No hay ámbito en el que no se puedan aprovechar los beneficios del IoT. El de la salud es uno de ellos. Ya se emplea en la asistencia a los pacientes, el diagnóstico de patologías o el buen funcionamiento de los equipos médicos, entre otros. Los resultados son positivos y ponen en evidencia que la evolución del sector sanitario va ligada a los desarrollos tecnológicos.

Diagnósticos más certeros

Para detectar una enfermedad, los médicos necesitan realizar pruebas a los pacientes. Solo una vez obtenida la evidencia y realizados los análisis pertinentes, es posible llegar a una conclusión. Para ello, los profesionales sanitarios utilizan el diagnóstico in vitro (IVD, en sus siglas en inglés).

Uno de los suministradores de estas soluciones es Roche Diagnostics. Su cartera de IVD incluye dispositivos que se utilizan, por ejemplo, en ensayos clínicos, análisis de orina, autoevaluación del paciente y automatización de laboratorio. Todos ellos incorporan poco a poco tecnología más sofisticada. Por lo que requieren un servicio postventa de calidad, actualizaciones de software, mantenimiento y reparaciones.

diagnostico in vitro

Detectaron que en China la demanda de estos productos había crecido. Proporcionar soporte a todas las soluciones IVD se convertía en una tarea ingente. Así que decidieron explorar las posibilidades que ofrece el IoT y ahí encontraron la solución.

Con esta tecnología analizan el uso que se hace de sus dispositivos y los gestionan de forma remota. De esta forma, pueden enviar a sus técnicos antes de que se produzca una avería, disminuir el tiempo de inactividad y maximizar su vida útil.

Prevención de enfermedades cardiovasculares

Los datos también son la herramienta principal con la que trabajan en Digital and Analog Companions for an Aging Population (Digilog). Un consorcio formado por casi 40 organizaciones cuyo fin en monitorizar a pacientes con riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Para ello han desarrollado una plataforma de IoT.

El paciente solo tiene que llevar una especie de cinturón con sensores, como los que utilizan algunos aficionados al deporte. A través de ella es posible recopilar información médica relevante, como la presión sanguínea. Y realizar un seguimiento histórico. Con esta información, el médico puede detectar cambios críticos en el sistema vascular y en el corazón.

ritmo cardiaco

«Para ayudar a salvar más vidas, debemos dar a las personas una forma de recopilar datos a largo plazo sobre su salud. Antes y después de abandonar el hospital y hacerlo de una manera que no interrumpa su vida diaria», explica Kurt J.G. Schmailzl, jefe del Departamento de Enfermedades del corazón del hospital alemán Ruppiner Kliniken.

La iniciativa puesta en marcha por Digilog, en colaboración con Microsoft Azure, permite “recopilar datos médicos de los pacientes durante todo el día y hacerlo de manera que puedan vivir sus vidas y olvidarse de los monitores”, recalca Schmailzl. Además, permite “aprender más sobre el corazón, sobre todo si nuevos tipos de sensores se integran en marcapasos y desfibriladores”.

Operaciones más certeras

El paso por el quirófano no está exento de riesgos. Algo que saben bien en la clínica 365mc, dedicada a tratar los problemas de obesidad. Localizados en Seúl (Corea del Sur), no solo asesoran a sus pacientes para que lleven una vida más saludable, también realizan liposucciones para reducir la grasa sobrante.

Para esta operación se emplea una cánula, que el cirujano ha de utilizar con máxima precisión. Un movimiento crítico que, según esta clínica, se realiza entre 12.000 y 20.000 veces en cada intervención. Y que ha de tener en cuenta las condiciones de cada paciente y su tipo de tejido.

operacion

“La idea de digitalizar el procedimiento de liposucción aprovechando la tecnología de captura de movimiento la hemos tendido siempre en mente”, explica Nam-Chul Kim, CEO de 365mc. “Con ello conseguiríamos aumentar la exactitud de la cirugía, verificar el progreso después de la operación y proporcionar a los cirujanos información para asegurar el éxito de la operación».

De esa idea nació M.A.I.L. Un sistema que para el que se utiliza una cánula especial que tiene un sensor de reconocimiento de movimiento. Este sensor, equipado con acelerómetro y giroscopio, recopila información en tiempo real de los movimientos que realizan las manos del cirujano. En una sola operación se puede llegar hasta los 180 millones de datos. Su análisis ayuda a los cirujanos a detectar errores y mejorar sus intervenciones.

En Nobbot | Algoritmos matemáticos para luchar contra el cáncer

Imágenes | Pixabay/rawpixelPixabay/DarkoStojanovicPixabay/PublicDomainPicturesPixabay/Vithas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *