OnLive: Juegos en la nube pero... ¿Merece la pena? - Nobbot

OnLive: Juegos en la nube pero… ¿Merece la pena?

OnLive se anunció hace ya unos años como la promesa de los videojuegos del futuro. Bueno, los videojuegos serían del presente, pero la posibilidad de jugarlos a través de Internet sin que importase que contásemos con un ordenador de gama media, utilizando la nube, parecía el futuro. Tú sólo recibías la imagen, el trabajo duro lo hacen otros.

El caso es que la idea llegó incluso a los móviles y otros dispositivos con capacidades táctiles. Tantos lo vieron como el camino a seguir (incluyendo los recientes rumores de compra por parte de Sony), que hasta le salió competencia. ¿Mere la pena?

¿Desde donde?

Desde donde quieras. Como, por decirlo de algún modo, la pantalla en la que jugamos sólo procesa la imagen de salida y no todo el juego en sí, podemos llegar a tener juegos de última generación en un móvil, en cualquier ordenador que cumpla unos requisitos mínimos o una televisión con la única condición de un acceso a razonablemente rápido.

Es importante recalcar este punto ya que dependemos enteramente de la conexión. Aunque el mínimo exigido oficialmente son 2Mbps, es mejor contar con los 5 Mbps recomendados (e incluso más) si no queremos sufrir retardos. No obstante, apenas unas décimas de segundo de retardo convierten un juego de coches, por ejemplo, en un infierno incontrolable. Si evitamos el Wi-Fi, mucho mejor. Con todo, la calidad del servicio es muy alta y debo reconocer que sorprendentemente estable. ¿Temes que la experiencia sea negativa? No hay problema, puedes probar gratis algunas demostraciones sin ningún problema.

¿Cómo? Entramos a su página web para registrarnos. En apenas unos minutos y con muy pocos datos estaremos dados de alta y sólo tendremos que descargar e instalar el servicio para empezar a jugar. Si lo hacemos desde un móvil habrá que buscar la aplicación diseñada a tal efecto y para conectarnos desde la tele tendremos que esperar a que OnLive Game System se venda fuera de Estados Unidos.

¿Y los juegos son buenos?

Este tipo de servicios siempre son estupendo sobre el papel, pero donde triunfan o fracasan es casi siempre en el catálogo. Sin una buena colección nos daría igual tener el mejor servicio.

Aunque mejorable, el surtido de juegos que se ofrece es variado y en con bastantes títulos actuales. Es cierto que abundan los desconocidos y en algunos casos, con bastantes años a sus espaldas; pero no es menos cierto que también encontramos Assassin’s Creed Revelations, PES 2012 o el último Deus Ex. No es un mal punto de partida, aunque esperemos que renueven periódicamente.

Donde sí se muestran realmente competitivos es en los precios. Si bien en algunos casos puede que 40 dólares sea mucho para un juego que realmente no tenemos físicamente, los packs de sesiones (por ejemplo, acceso durante 3 días a poco más de 4 euros) puede ser perfecto para sólo pagar por el tiempo que lo disfrutamos.

Mención aparte merece la tarifa plana o PlayPack Bundle, a 9,99 dólares al mes para disfrutar de forma ilimitada de más de 100 juegos. Algunos de la época de los 16 bits quizá no compensan la inversión (pese tener clásicos insuperables), pero jugar a joyas como Borderlands desde cualquier sitio y con una inversión reducida, no tiene precio. Probablemente OnLive haya marcado el camino a las videoconsolas del futuro.