¿Qué es QAnon? La teoría de la conspiración definitiva

¿Qué es QAnon? La teoría de la conspiración definitiva

QAnonQAnon es la teoría de la conspiración más absurda, complicada y extendida del planeta. Aparecida en internet, en 2017, afirma que un grupo de pedófilos satanistas ocupa todas las posiciones de poder en los Estados Unidos. Donald Trump estaría luchando en secreto contra ello. Un supuesto y anónimo funcionario de los servicios de inteligencia de EE. UU., conocido como Q, relata esta gran batalla a través de mensajes crípticos publicados en línea.

Con el tiempo, QAnon se ha convertido en una especie de ‘grandes éxitos’ de las principales teorías de la conspiración de los últimos 50 años. Sus seguidores ya no son pocas personas, aisladas en foros y redes sociales. QAnon es una comunidad que también opera en el mundo físico, logrando transformar su paranoia «en una esperanza ardiente y un profundo sentido de pertenencia», escribe la periodista de ‘The Atlantic’ Adrienne LaFrance. Según LaFrance, de hecho, no nos enfrentamos solo a una teoría de la conspiración: estamos presenciando el nacimiento de una «nueva religión».

QAnon es un complejo de teorías de la conspiración de extrema derecha. El núcleo es la batalla contra el ‘Estado profundo’, los lobbies, las burocracias y los poderes ocultos, por mano del presidente Trump. Sin embargo, en QAnon se junta todo. Por ejemplo, John Fitzgerald Kennedy Junior no murió en un accidente aéreo en 1999. Estaría vivo, listo para regresar en el momento adecuado para apoyar a Trump. Pero también se habla de las élites de Hollywood y el Partido Demócrata, que secuestrarían a niños para chuparles la sangre y obtener el adrenocromo. Una hormona que los mantendría jóvenes. El dictador Kim Jong Un sería miembro de la CIA. Y la empresa de construcción mexicana Cemex habría constituido una red de prostitución infantil en una fábrica abandonada en Arizona.

El nacimiento de QAnon

Todo comenzó la noche del 5 de octubre de 2017. Trump, su esposa Melania y varios invitados posaban para las habituales fotos en el comedor de la Casa Blanca. Con un gesto circular con la mano izquierda, Trump se dirijo a los reporteros: «¿Saben lo que significa todo esto? Tal vez sea la calma antes de la tormenta». A partir de ahí empezó un diálogo surrealista con los periodistas. En Reddit, la expresión «la calma antes de la tormenta» desencadenó todo tipo de hipótesis. El 28 de octubre, en la plataforma 4chan, apareció Q, afirmando conocer su significado. La «tormenta» sería el arresto de Hillary Clinton, contra quien ya se habría emitido una orden.

Lo cual resultó ser falso, pero no importa. Desde entonces, Q no ha parado de publicar, especialmente en 8chan. Sus mensajes son extremadamente crípticos, llamados ‘migas de pan’ por sus seguidores, a su vez llamados ‘panaderos’. Se estaría tramando un gigantesco complot dentro de la Administración estadounidense. La eliminación de los traidores, asegura Q, desencadenará «el Gran Despertar». Es decir, la entrada triunfal a una nueva «edad de oro» liderada por Trump.

La identidad de Q ha sido objeto de numerosas especulaciones. Podría ser un fanático de Trump, o incluso el propio mandatario, o el dueño de 8chan, Jim Watkins. Otros hablan de un colectivo de 10 personas. O de un elaborado ‘troleo’ contra los republicanos que se salió de madre. Sin duda, el mayor atractivo de Q es su anonimato.

El universo de QAnon está en constante expansión. Con el tiempo, ha desarrollado su propio lenguaje, siglas y lemas. Uno de los más famosos es ‘Where We Go One, We Go All’, abreviado como WWG1WGA. Hay una red de blogs, influencers y webs. Sobre todo, ha demostrado poder aglutinar cualquier teoría de la conspiración.

Los seguidores del ‘profeta Q’

En el intento de explicar la difusión de QAnon, se han establecido analogías con los juegos de rol y los videojuegos en línea, destacando su naturaleza participativa. Los mensajes de Q son enigmáticos, pero descifrarlos es un desafío que estimula la curiosidad, e invita a colaborar con otros ‘investigadores’. De hecho, los mantras favoritos de Q son «disfruta el espectáculo» y «ahora eres la noticia». Sin embargo, la dimensión lúdica no explica completamente la propagación de QAnon. Hay un matriz marcadamente religioso, ligado al concepto de ‘Gran Despertar’.

Los seguidores de QAnon salen de la red y se reúnen en la calle. Llenaron los mítines para las elecciones de 2018, apoyando a Trump. El presidente, siempre que puede, los saluda. Las referencias a la teoría aparecen en las cuentas de las celebridades, e incluso de las fuerzas del orden. En EE. UU., los episodios de violencia, anunciados, tentados o cometidos por mano de los teóricos de la conspiración se multiplican. En agosto de 2019, ‘Yahoo News‘ publicó un documento confidencial del FBI, que por primera vez incluía las teorías de la conspiración en la lista de las amenazas terroristas.

Entre finales de 2019 y principios de 2020, el fenómeno parecía destinado a perder intensidad. Sin embargo, la pandemia de coronavirus, el confinamiento, la incertidumbre y la crisis económica han creado las condiciones ideales para la definitiva consagración de QAnon. Según una investigación de Axios, en solo unos meses, las búsquedas en Google se han multiplicado por diez. Las páginas y los grupos de QAnon en Facebook tienen millones de suscriptores. Los tuits con hashtags relacionados con QAnon crecieron un 190 por ciento.

El triunfo con la pandemia

Todo esto, por supuesto, antes de que Facebook y Twitter eliminaran miles de estas páginas y cuentas. Pero, según muchos, llegaron tarde. La extrema versatilidad de QAnon la ha convertido en una especie de centro logístico de las teorías sobre la COVID-19. Incluso aquellas en contradicción entre sí. Por tanto, la pandemia ha acelerado un proceso que ya llevaba tiempo en marcha: el de la ‘singularidad conspirativa’. De hecho, en los últimos meses se han forjado alianzas inesperadas.

Ufólogos, seguidores de QAnon, naturistas, antivacunas, influencers de Instagram y las milicias de extrema derecha han comenzado a patrocinar falsas teorías sobre la pandemia, relanzando los lemas de QAnon. Hay al menos 11 candidatos al Congreso de Estados Unidos relacionados con QAnon, y es probable que sean elegidos. Otro efecto de la pandemia ha sido la expansión de la teoría más allá de las fronteras de Estados Unidos.

Como anunciado por Q, de hecho, «el ‘Gran Despertar’ es global». Además, desde hace unos meses existen verdaderas ‘iglesias de QAnon’ en las que las teorías de Q se reinterpretan a través de la Biblia. Las ceremonias tienen lugar en Zoom. Tres cuartos de hora se dedican a descifrar los mensajes del ‘profeta’, y a compararlos con las Sagradas Escrituras. El cuarto de hora restante es para rezar. Q sigue prometiendo que el ‘Gran Despertar’ está cerca. Mientras tanto, como él escribe, «disfrutemos del espectáculo”.

En Nobbot | Ridiculizar las manifestaciones de la conspiración puede ser contraproducente

Imágenes | Ehimetalor Akhere Unuabona/Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *