'Wearables'y otros ejemplos de tecnología para prevenir violaciones

No es no: tecnología para prevenir violaciones

Muchos ejemplos de tecnología para prevenir violaciones se basan en un botón del pánico.

Se estima que el 35% de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual a lo largo de su vida. En algunos países, esta media aumenta hasta alcanzar cifras del 70%. La Thomson Reuters Foundation ha señalado la India, Afganistán y Siria como los países más peligrosos de las mujeres.

Si nos ceñimos a los riesgos de violencia sexual, el segundo puesto pasa de Afganistán a la República Democrática del Congo. India y Siria se mantienen en el primer y el tercer puesto. Sin embargo, es bien sabido por todos que no hace falta irse tan lejos para localizar casos de violencia hacia las mujeres. En España se denuncia una violación cada cinco horas, a pesar de que muchos de los casos nunca llegan a reportarse.

Las soluciones pasan, sobre todo, por una mejora de la educación y la legislación. Seguido, claro está, de una mejora de las medidas de seguridad, un objetivo en el que está ganando peso la tecnología. Analizamos diferentes propuestas de todo el mundo que buscan garantizar la seguridad de la mujer.

Women’s Safety XPRIZE

XPRIZE nació en 1994 con el objetivo de premiar propuestas tecnológicas que cambien la industria y nos acerquen a “un mundo mejor, más seguro y más sostenible”. Una de las categorías, la Anu and Naveen Women’s Safety Prize, promueve el uso de la tecnología para garantizar la seguridad de las mujeres y empoderar las comunidades más vulnerables.

El requisito principal para hacerse con este premio es que la solución pueda activar de forma autónoma y discreta una alerta de emergencia y transmitir la información a una red comunitaria. Todo ello en menos de 90 segundos. Además, debe tener un coste asumible: el máximo se fijó en 40 dólares. El ganador de 2018 fue la iniciativa Safer Smart Jewelry de Leaf Wearables. Se trata de joyas que llevan incorporadas un botón del pánico. Al pulsarlo, se envía una alerta SOS e información sobre la ubicación actual a varios contactos. La solución funciona gracias a tecnología bluetooth 4.0.

Esta edición del premio Anu and Naveen Women’s Safety Prize se celebró en la India con el objetivo de concienciar sobre la problemática de la mujer y agilizar la incorporación de este tipo de tecnología en el país asiático. Finalmente, el premio fue a parar también a una empresa india. Leaf Wearables, la compañía creadora de Safer Smart Jewelry, tiene sede en Nueva Delhi.

La India es uno de los países en donde más necesaria se hace una tecnología para prevenir violaciones.

Bindi: más allá del botón del pánico

El nombre Bindi hace referencia al círculo que las mujeres hindúes llevan en la frente. Es también el nombre de la solución desarrollada por el equipo español UC3M4Safety, que quedó semifinalista en la edición Anu and Naveen Women’s Safety Prize de 2018.

El UC3M4Safety (‘Multiplinary Team for detecting, preventing and combating violence against women’) está formado por seis grupos de investigación, cinco de la Universidad Carlos III y otro de la Universidad Politécnica, ambas de Madrid. Los propios creadores de Bindi lo consideran un dispositivo de ayuda a la víctima. Consiste en un sistema basado en una pulsera o un colgante que incorpora un botón del pánico. Estos se conectan entre ellos y con teléfonos móviles, a través de una app.

Al apretar el botón de la pulsera o el colgante, se transmiten en tiempo real los datos de ubicación a los teléfonos móviles conectados. Además, los dispositivos cuentan con un conjunto de sensores capaces de medir variables fisiológicas clave y reconocer la voz. De esta manera pueden detectar pánico o estrés en el usuario. Un gran avance teniendo en cuenta que, en caso de una amenaza, puede producirse un bloqueo que impida pulsar el botón.

Por ahora Bindi está en fase de desarrollo. Entre los objetivos de futuro del equipo está poder conectar los dispositivos con redes de la policía y conseguir financiación para hacer los wearables más pequeños y discretos, de forma que puedan incorporarse a joyas u otros dispositivos.

Dress for respect

Schweppes ha colado una iniciativa basada en tecnología en su publicidad en Brasil. Se trata de un vestido con sensores que detecta qué partes del cuerpo son tocadas y envía la información vía wifi a un ordenador en tiempo real.

Según datos de Think Olga, una ONG feminista creada en 2013, el 86% de las mujeres brasileñas ha sido acosada en bares y discotecas. Una cifra que Schweppes quiso denunciar y poner en imágenes. En su spot, tres mujeres (Luisa, Tatiana y Juliana) se fueron turnando el vestido en un local de fiesta en São Paulo. Los sensores detectaron que se les tocó, sin consentimiento, 157 veces en tres horas y 47 minutos. Es decir, más de 40 cada hora.

El objetivo de la campaña fue visibilizar estos datos y, según indicó la propia compañía, intentar cambiar el comportamiento de los hombres que actúan de forma indebida. El tema de la seguridad de mujeres y niñas está cada vez más presente en los debates políticos de países de todo el mundo. Y la solución siempre parte de la misma premisa: la educación en la igualdad y el respeto. Pero, hasta el momento en que se garantice la seguridad, la tecnología seguirá siendo una aliada.

En Nobbot | #Cuéntalo, la memoria en Twitter de la violencia sexual contra las mujeres

Imágenes | Unsplash/Samuel Zeller, Unsplash/el Carito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *