Concentra y gestiona todas tus nubes con estas potentes aplicaciones - Nobbot

Concentra y gestiona todas tus nubes con estas potentes aplicaciones

Hace algunos años proliferaron servicios que prometían almacenamiento “seguro” en las nubes. Pequeños espacios de 4, 5 o 10 GB en los que podíamos meter carpetas con fotos para pasar a compañeros del trabajo, canciones para escuchar en otros dispositivos, o simplemente una copia de seguridad de todo-lo-importante para cuando nos tocase formatear o pasar una limpieza a nuestro equipo.  

Pero ese apogeo nos llevó a crear cuentas sin control, a olvidarnos incluso de qué archivos teníamos en qué servicio, de no aprovechar las oportunidades tecnológicas que nos brindaban los servicios multicuenta.

Porque en el mundo de la alta definición, 4GB pueden parecer una minucia, pero cuando concentramos y controlamos todas esas nubes desde una app, podemos llegar a unificar 150GB, completamente gratuitos, y gestionarlos al vuelo. Y eso que sólo estamos hablando de cuentas de coste cero. Las posibilidades se multiplican si usamos soluciones empresariales. Por suerte, existen aplicaciones que realizan todo esto y más: levantan un muro extra de seguridad en cada uno de nuestros cloud drives.

CLOUDMOUNTER

El equipo de Eltima Software, padres del que para muchos es el mejor gestor de archivos torrent del mundo (FOLX), dio a luz hace tiempo a CloudMounter, con la meta de centralizar todas esas nubes de almacenamiento online desde un mismo sistema. Lo que hace es crear discos duros virtuales que puedes montar y desmontar para agregar o quitar archivos al vuelo. Lo hace tan sencillo que abruma.

Entre sus sistemas compatibles se encuentra Dropbox, Google Drive, Box y OneDrive, aunque también ofrece soporte para discos virtuales desde los directorios FTP y SFTP, con la posibilidad de añadir SSL (en español, »capa de puertos seguros») y cifrar archivo a archivo. Lo único que nos pide la aplicación es iniciar sesión en cada servicio, se trate de Amazon S3 o BackBlaze.

Una vez logueados, la aplicación guarda nuestra contraseña y ya sólo tendremos que elegir qué nube usaremos.Podemos mantenerlas todas activas, renombrarlas y gestionarlas sin necesidad de estar sincronizados a internet todo el rato, lo que puede interpretarse como un extra de espacio en nuestro HD raíz. Cuando volvamos a conectarnos a Internet, el servicio se actualizará.

Por supuesto, si no hacemos un uso profesional de este servicio, o si sólo reducimos nuestro uso al marco de Google Drive, tal vez no necesitemos una app así, ya que su garantía vitalicia pasa de los 44 euros.

MULTCLOUD

Otra inteligente alternativa. MultCloud no apuesta por montar discos en nuestro escritorio, aunque sí brinda la posibilidad de administrar nubes ilimitadas y mover archivos a través de ellas. Es decir, si tenemos varias cuentas, podemos sincronizarlas todas. Además, como el servicio anterior, cuenta con filtros que identifican los formatos de los archivos.

MultCloud no sólo permite sincronizar archivos entre servicios populares como Dropbox, también podemos usar directorios FTP o WebDav. En cada cuenta gratuita contamos con 2TB de tráfico y dos hilos de transferencia de archivos simultáneo. La cuenta de pago nos deja gestionar todas las cuentas de negocios, desde MySQL, pCloud, hasta servicios más livianos como Mediafire o MEGA.

CLOUDII

Ahora saltamos de PC y Mac para detenernos en una alternativa similar en Android. Cloudii apuesta por Google Drive, Dropbox, Skydrive, Box, OwnCloud, Copy, Yandex, FTP / SFTP, WebDav y Sugarsync. No es tan versátil como MultCloud, pero nos concede las mismas garantías de control y administración de archivos entre cuentas.

Por poder, podemos incluso sincronizar nuestras nubes entre distintos dispositivos. Por ejemplo, si creamos una copia de seguridad de WhatsApp o una carpeta dedicada para las fotos de la cámara, esta se mantendrá actualizada para que podamos hacer uso de ella desde cualquier otro dispositivo.

Una de sus mayores garantías la encontramos en su interfaz. Resulta intuitiva y parte de un modelo modular similar al de Windows 10: da igual que nuestro convertible, tablet o móvil tenga más o menos pulgadas, la interfaz se reescala y se ajusta al ancho del monitor, enviando mensajes mediante notificaciones push bastante intuitivas.

CYBERDUCK

Cyberduck es un cliente FTP de código abierto y absolutamente gratuito, lo que brinda la posibilidad de acceder a servicios que otras de estas apps no pueden, como Windows Azure o Rackspace Cloud Files.

A decir verdad, este es uno de los modelos más versátiles: es compatible con las redes Mac OS X Keychain y Bonjour. Y el rendimiento en Windows es abrumadoramente ágil, leyendo la configuración del proxy para encriptar con contraseña cada acceso.

Entre sus habilidades destacamos la posibilidad de duplicar archivos entre servidores, reanudar descargas interrumpidas, crear directorios desde los servicios como si estuviésemos en su app nativa —es decir, no necesitamos acceder a Dropbox para crear una ruta de carpetas— y la garantía de estar traducido a más de veinte idiomas, algo con lo que sus rivales no pueden competir.

ODRIVE

Una vez más, no necesitamos pagar para acceder a buen software. Odrive es una garantía de calidad, con la compatibilidad de integrar más de 20 servicios —desde Slack hasta Amazon Cloud Drive, desde Instagram hasta Box.net— en su sistema y sincronización completa con el escritorio, como si estuviésemos en los directorios raíz del sistema.

Sus dos fortalezas residen en su interfaz limpia y su ágil capacidad de sincronización, usando el motor propio Progressive Sync. Y lo mejor de todo es que, como promocionaba MEGA hace algunos años, cifra cada archivo subido con el estándar del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de EE. UU, el protocolo AES-256 —el sistema más popular y seguro de la actualidad—.

¿Y esto qué significa? Que si alguien lograse acceder a nuestro disco y descargar los archivos, cada uno tendría una contraseña única que llevaría años descifrar a un ordenador convencional. Un agotador trabajo que nadie se tomaría la molestia de llevar a cabo.

TRANSMIT

Pero si lo que necesitamos es velocidad, aprovechar la máxima capacidad de transmisión de datos, este software desarrollado por Panic es prácticamente el líder: Transmit, que ya va por si quinta versión, emula los distintos widgets del escritorio, e incluso acelera el rendimiento de los sistemas nativos.

No es compatible con tantos servicios como sus rivales –es decir, no nos permite gestionar datos de nuestro Facebook o archivos que subamos a Wetransfer—, pero sí es más ágil cuando se trata de ordenar, corregir, subir y descargar archivos.

Además, los usuarios de Mac agradecerán su total compatibilidad con iDisk / WebDAV, Spotlight y Automator, de forma que sea posible encontrar cualquier fichero como si se encontrase en el disco interno de nuestro ordenador. Nada mal, ¿verdad?

Imágenes | Pexels (cabecera), Odrive, Cloudii, Cloudmounter y Transmit

En Nobbot | Cómo deje de temer a los servicios online y empecé a amar las ubicuas posibilidades de la Nube