Gabby Petito, detectives de TikTok y el ‘síndrome de la mujer blanca desaparecida’

red social trump

La desaparición de la influencer Gabby Petito y la sospechosa actitud de su pareja provocaron el interés de muchos ‘detectives’ online. Este caso, cuya conversación se dio especialmente en TikTok, es sintomático de lo que ya se conoce como el ‘síndrome de la mujer blanca desaparecida’.

Internet ha sido clave para hallar el cadáver de Petito, una joven influencer muy conocida en Instagram cuya desaparición fue comunicada por sus padres en septiembre. La investigación generó mucha conversación en TikTok y una de las pistas definitivas se encontró en un vídeo de YouTube.

La atención mediática del caso tiene mucho que ver con dos fenómenos cuya importancia ya se estudia. El primero, la proliferación de ‘detectives’ online, usuarios de redes sociales que se obsesionan con la idea de desentrañar misterios que la policía no es capaz de resolver.

El segundo, la disparidad de resonancia mediática que se da según la raza, edad o atractivo físico de la persona desaparecida. Es un fenómeno que en internet se está desvelando como obvio y que ya tiene hasta nombre: el ‘síndrome de la mujer blanca desaparecida’.

La desaparición de Petito REMUEVE a la comunidad online

Blanca, joven, atractiva y aventurera: así era Gabby Petito. La influencer neoyorquina se había convertido en la envidia de Instagram al abrazar la #vanlife o vida ‘furgonetera’. Junto a su pareja, Brian Laundrie, desde junio se encontraba recorriendo Estados Unidos para visitar sus Parques Nacionales.

Pero tan idílica aventura empezó a torcerse. Su última publicación en Instagram fue el 26 de agosto, siendo el 30 de ese mes el último día en el que hubo noticias de ella. Su pareja volvió a Florida el 1 de septiembre pero se negó a hablar del asunto, lo que forzó a los padres de Petito a formalizar oficialmente la desaparición de la joven 10 días después.

Para añadir mayor dramatismo, Laundrie se esfumaba sin dejar rastro. El caso saltaba a los grandes medios y captaba la atención de los internautas. Especialmente en TikTok, donde los elementos misteriosos de la historia propiciaron un auge de la conversación.

El ‘caso Petito’ inCenDia TikTok y BUSCA pistas en YouTube

A los pocos días todo internet buscaba a Gabby Petito. Varias pistas llegarían pronto, siempre en formato digital. Se recuperó la grabación de la cámara policial de un agente en Utah, quien el 12 de agosto tuvo que interceder en una pelea de la pareja, que pasó esa noche separada.

La información crucial fue descubierta por Jenn y Kyle Bethune, unos youtubers que habían reconocido la furgoneta de Petito mientras cruzaban el Parque Nacional de Grand Teton, en Wyoming. Tras avisar a las autoridades se registró la zona el día 19 de septiembre hasta encontrar el cadáver de la joven. Mostraba signos claros de asfixia.

No acaba ahí la macabra historia. Su novio, principal sospechoso del homicidio, también fue encontrado muerto. Los restos se hallaron el pasado 21 de octubre en el Parque Ambiental Myakkahatchee Creek. Todo indica que el cadáver podría haber sido devorado por animales salvajes de la zona.

El web sleuthing: ‘detectives’ de sofá que investigan misterios a golpe de clic

Los números son estratosféricos. En el apogeo de interés del caso se llegaron a contabilizar más de 500 millones de interacciones del hashtag #GabbyPetito. Y los detectives caseros analizaban cualquier detalle de la vida online de la pareja, buscando pistas hasta en sus listas de reproducción en Spotify.

Es un ejemplo de lo que se conoce como web sleuthing: actividad detectivesca que emprenden desde su casa personas civiles, ajenas a las fuerzas de seguridad. Hay ejemplos que han fascinado a las redes, como la fama del Hotel Cecil o la historia que narra ‘A los gatos, ni tocarlos: un asesino en internet’.

Gabby Petito

Hasta ‘Tiger King’, serie exitosa durante la pandemia, ha visto la entrada en juego del youtuber RipperJack. Hay razones a favor y en contra del fenómeno. Por una parte puede aportar nuevas pruebas; por otra puede entorpecer la investigación. Incluso hay quien se lo toma tan en serio que termina profesionalizándose, como en el caso de Bellingcat.

Los ‘detectives’ de internet suelen caer en el ‘síndrome de la blanca desaparecida’

El fenómeno no es nuevo y estos aprendices de detective se citan en lugares como el subreddit UnresolvedMysteries o la página websleuths. Lo que resulta común es que suelen caer en el llamado ‘síndrome de la mujer blanca desaparecida’ o MWWS (siglas de ‘missing white woman syndrome’). Define la desproporcionada atención de los medios cuando desaparece una mujer blanca, especialmente si es joven, atractiva y de clase media.

Tan obvia es la diferencia de trato con respecto a desaparecidas de otras razas y clases sociales. Incluso hombres, en general. Según la profesora de la Universidad de Syracuse Carol Liebler, el término fue acuñado ya en 2004 por Gwen Ifill. Y un estudio publicado por el Journal of Criminal Law and Criminology lo ponía de relieve: los afroamericanos aparecen menos en las noticias y cuando lo hacen reciben mucha menos cobertura. Una falta de equilibrio de la que la comunidad online es en parte responsable.

En Nobbot | Cómo la tecnología ayuda a encontrar niños desaparecidos

Imágenes | Portada: foto de CottonBro en Pexels. Interior: publicación de Gabby Petito en Instagram, vídeo de Red White and Bethune en YouTube y foto de PixaBay en Pexels.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.