"¿Tienes sal?", una pregunta en desuso que vuelve en versión 2.0"

“¿Tienes sal?”, una pregunta en desuso que vuelve en versión 2.0

Resulta una paradoja que, en un tiempo en el que todos parecemos conectados con el mundo a través de internet, no conozcamos el nombre de nuestro vecino. Al mismo tiempo que nos expresamos con profusión en las redes sociales, nos cuesta saludar a nuestra vecina y, si coincidimos con ella en el ascensor, lo más que acertaremos a compartir es algún comentario banal sobre la climatología. Para acabar con esta desconexión en nuestro entorno más cercano, surge ¿Tienes sal?, una nueva red social para fomentar la solidaridad y el compañerismo en los barrios, una plataforma virtual que facilita la comunicación e interacción entre vecinos dentro de sus propios vecindarios.

  Según Sonia Alonso, la creadora de ¿Tienes sal?, la plataforma quiere ser una respuesta al proceso de individualización que se vive en las grandes urbes, en las que la vida de barrio está en trance de desaparecer. “Queremos fomentar la solidaridad y el compañerismo en los barrios, crear una plataforma virtual que facilite la comunicación e interacción entre las personas dentro de sus propios vecindarios”, dice Sonia Alonso.

Tienes sal

“Estoy convencida –añade- de que un barrio colaborativo y unido puede dar respuesta a ciertos problemas actuales como la exclusión social, el cuidado medioambiental, la inestabilidad social o incluso puede contribuir a frenar un innecesario exceso de consumo”.

¿tienes sal? ¿me cuidas el gato?

La red social ¿Tienes sal? apareció en junio de este año en Madrid y en ella se pueden compartir gustos o aficiones o, incluso, pedir colaboración  para “que te rieguen las plantas, te cuiden al gato cuando estás de vacaciones o te presten una escalera”. Los vecinos de ¿Tienes sal? también se han organizado “quedadas” en la ciudad para conocerse y tomar una cañas.

De momento, la plataforma se financia gracias a inversores, si bien su objetivo es encontrar modos propios de autofinanciación en un futuro.” Queremos que este proceso sea afín a la visión social y local de la empresa, por lo que estamos estudiando cómo podemos fomentar la participación de las empresas locales, y así fortalecer el tan perjudicado negocio local”, explica Sonia Alonso.

Se puede volver a “pedir sal” al vecino a través de la web o en la aplicación ¿Tienes sal? disponible para iOS y Android.